El boche de Danilo

La coreografía de Estado del Presidente Danilo Medina nos ha acostumbrado a que cualquier día el hombre puede “caer de sorpresa” en algún lugar del país para ver en qué están las obras de Gobierno y sentir el pulso de la gente. Una técnica seguramente aprendida de la campaña política Barack Obama (quien es algo así como la “universidad de la política mundial”) y que tiene el triple propósito de “pegarle los cables” a algún funcionario, tomarse fotos brincando charcos (en serio, ¿cuántos “brincos presidenciales” van?) y apuntalar al mandatario como hombre de acción que no baraja para ensuciarse las manos con el pueblo, todo lo cual siempre vende portadas y provoca simpatías.

En un país históricamente sometido al oscurantismo presupuestal y a la dañina ausencia de supervisión, las visitas del Presidente Medina han puesto los pelos de punta a más de un desprevenido servidor público. Tan audaces son las sorpresas del presidente que hasta ha hecho pipí en el baño que usan los marginados guardias de un destacamento perdido del país. Ha visitado principalmente comunidades y barriadas pobres, hospitales, centros educativos. Me consta que estas visitas sorpresa iniciaron siendo verdaderas sorpresas hasta para su propio equipo de comunicación y personal de seguridad. Danilo quería tirarse “como los SWAT” en el lugar más inverosímil y la agenda del día no la sabía nadie. Por eso en menos de un año es el presidente que más “lugares jodidos” ha visitado (sin incluir períodos electorales, claro está).

¿Le hace bien al país que el presidente protagonice su propia versión de “Where’s Waldo” con sus visitas? La verdad no lo sé. No cuento con suficientes elementos de juicio para evaluar esa manera de actuar, pero estoy claro de que provoca “buena prensa” en la mayoría de los casos, y eso es un caramelo que le sale “en cheles” al Presidente. ¿Cuántos de ustedes se ponen a ver o leer los comunicados de prensa que hace la Presidencia de la República? ¿Cuántos se fajan a escuchar los discursos presidenciales los 27 de Febrero o 16 de Agosto? Seguro que muchos menos que los que han leído la prensa o visto los noticieros en donde este “hombre del pueblo” se arremanga camisas, se agacha para pasar bajo alambres de púas y ridiculiza a Félix Sánchez saltando todos los charcos posibles. Todo ello oportunamente capturado por las cámaras que lo acompañan.

A Danilo sus visitas le hacen mucho bien. La población lo ve como un hombre diferente, que está realmente “haciendo lo que nunca se había hecho” y que se preocupa sinceramente por resolver las cosas. Danilo ha aprendido a saltar charcos sin encharcarse. Ah, y así dicen que el mercadeo político es aburrido.

La escuela del boche

Danilo Brinca

Danilo Brinca

El viernes pasado, Danilo hizo su más reciente visita sorpresa, cayendo al municipio de Arenoso en la Provincia Duarte mientras regresaba de Puerto Plata. Luego de verificar el estado de varias comunidades anegadas por la tormenta Chantal, se detuvo en una escuela de las que el Gobierno construye desde enero, encargada a uno de los cientos de ingenieros por medio de concurso.

Cuenta la leyenda que el mandatario se molestó al ver que la obra está “a medio construir” y quiso hablar con el ingeniero encargado. Tal como ocurre en las películas, alguien “rápidamente” averiguó el nombre del “ingeniero vago” y hasta consiguió su teléfono. Las palabras del Presidente de la República mientras conversaba con el ingeniero de la escuela en Arenoso quedaron registradas en este video y dieron como resultado un “boche presidencial”. Lamentablemente no sabemos dónde estaba ni qué hacía el ingeniero cuando le sonó el teléfono. Tampoco sabemos lo que le dijo a Danilo cuando este lo cuestionó a quemarropa, aunque no hace falta mucha creatividad para llenar los espacios de la conversación.

Muchas personas se han sentido más que contentas con la más reciente producción compartida por el canal de prensa de la Presidencia. Yo, que tengo cierta experiencia bregando con percepción, no me siento tan emocionado. Primero, porque no creo que la llamada haya sido espontánea y segundo porque creo que la llamada fue a un número equivocado.

Coreografía telefónica

Danilo es cualquier cosa menos un improvisado. Las casualidades no son casuales y las sorpresas ya no son sorpresas. La llamada al ingeniero fue tan planificada que estuvo colgada en los medios la misma tarde en que sucedió. Que el ingeniero no supiera que lo llamarían es una cosa pero todo lo demás estaba, como siempre, fríamente calculado. Danilo Medina no contempla espacio para la improvisación y no se arriesgaría a hacer una llamada a la luz de las cámaras si no supiera de antemano que el libreto lo favorecía.

No soy el único que piensa así. El agudo Melvyn Pérez lo puso mucho más claro que yo cuando escribió este comentario:

Cuando el presidente tuvo un apuro fisiológico en un cuartel de policía en visita a una carretera en la región este pudimos observar como la prensa lo consagró como un hombre de pueblo. Esa vez fue accidental, no planificada, pero ante la simpatía que esto generó, sus estrategas se las arreglaron para perpetuar la leyenda del presidente del pueblo.

Así hemos visto que semana tras semana el presidente cae “de sorpresa” en algún lugar olvidado por Dios y dispone medidas inmediatas, determinantes, inapelables para hacer lo que nunca se ha hecho. Los fotógrafos adscritos a su oficina le toman las fotos en el momento preciso en que salta un charco o cruza debajo de alguna cerca.

Evidentemente no se trata de actos espontáneos, sino de una estrategia planificada que ha ido obteniendo excelentes resultados.

Tan planificado está el uso de estas cosas que la Presidencia de la República no pierde tiempo para contratar y pautar espacios publicitarios con el video que puse antes. Ese anuncio está colocado al menos desde el sábado 13 en Acento.com.do. ¿Se dan cuenta de la “urgencia” al colocar esa publicidad un sábado? ¿O quizás deba decir la “conveniencia”?

Rápida publicidad del Boche

Rápida publicidad del Boche

La verdadera llamada

En segundo lugar, y mucho más grave aún, es notar que el Presidente de la República hizo una llamada innecesaria, incorrecta y hasta contraproducente. Y con esto no defiendo a los ingenieros que igual que el de Arenoso han estado haciendo cualquier cosa menos su trabajo. Todos merecen ser llamados a capítulo y pedírsele cuentas de lo que han hecho. Lo mismo que a cualquier contratista de gobierno.

Pienso que la llamada fue innecesaria porque a quien el Presidente debió llamar es a la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado, organismo que en el website de la presidencia está en blanco, pero que en otro lugar establece que sus primeras dos funciones son:

  1. Coordinar y fiscalizar las obras del Estado.
  2. Controlar y supervisar las obras ejecutadas por contratistas independientes.

¿Por qué el Presidente no llamó directamente a la OISOE? ¿Por qué posteriormente instruyó a Nancy Rosario (que no es ingeniera ni forma parte del OISOE, sino que funge como directora del Distrito Escolar de Arenoso) para que se comunique con la Presidencia si el ingeniero no va a trabajar mañana lunes? Quizás porque si lo hacía así, el vídeo no les iba a quedar tan chulo, ¿no? Qué pena que yo no me chupo el dedo.

Pero por favor, pónganse sus chalecos salvavidas y vayamos un poco más “a lo hondo”.

¿Por qué la llamada llega “casualmente” días después de que la Coalición del 4% ha reclamado que la ejecución del presupuesto de educación “va lenta”?

Otra pregunta más delicada: ¿Se dan cuenta de lo encueros que quedan los procesos del gobierno cuando el propio Presidente tiene que llamar a un ingeniero para halarle las orejas y que haga su trabajo?

¿Qué dice esa llamada sobre la labor del Ministerio de Educación? No sé cómo lo querrán poner las bocinas pagadas del Gobierno, pero a mí me suena a que Educación simplemente se ha convertido en una funda de cuartos abierta y disponible para que cualquiera se sirva con la cuchara grande. Durante la llamada del Presidente Medina se oye cuando él le dice al “pobrecito” ingeniero que el Ministerio de Educación “tiene todos los cuartos del mundo” y que “ya usted cobró”. Más que razón tiene la Coalición en preocuparse, aunque yo me voy más lejos pues lo que yo veo en todo esto es una falta inmensa de responsabilidad en la administración del dinero.

¿Para qué sirve la famosa Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado? Si el Presidente con toda tranquilidad ignora su existencia y prefiere llamar personalmente al ingeniero encargado ¿no es acaso una señal vehemente de que la OISOE no es digna de confianza? Peor, ¿qué no es necesaria?

A menos de 6 semanas para que se inicie el año escolar 2013-2014 ¿no debería el Ministerio de Educación tener ya resueltos los planteles en los que se deberá iniciar docencia? ¿Podrá este ingeniero y todos los demás que están atrasados completar los planteles apropiadamente, o debemos prepararnos para recibir obras cocinadas al vapor, con más vicios de construcción que paredes? ¿Recibirá Educación una caterva de planteles escolares sin revisarlos y someterlos a impostergables análisis que garanticen su buena construcción y la seguridad de quienes los utilizarán?

La última pregunta es la más triste. ¿Por qué tengo la impresión de que nadie del Gobierno va a responder ninguna de estas preguntas? Esa me la respondo yo solito: Porque en realidad al Gobierno nada de esto le interesa. Basta con los videítos, con brincar un charco cada semana y con poner a Danilo como el hombre que resuelve y se incojona cuando las cosas no están como conviene a su imagen con miras al 2016. Esa es la verdadera llamada, querido Cundo.

9 Comments El boche de Danilo

  1. MarichaMS

    El tema está, mi apreciado “limonero” que estamos acostumbrados a quienes sólo coreografían el lujo y el despilfarro de nuestros recursos. Me confieso emocionada de ver que hay al menos un equipo en el gobierno que funciona, aunque sea sólo el de estrategia de marca política y de relaciones públicas. Además ¿sabes la cantidad de peones que se pondrán los pantalones con tal de no ser la cabeza que rueda para darle circo al pueblo? Soy apartidista, soy incrédula, pero que al menos me quieran “embullar” con acciones positivas es ya, de por si, evidencia de que este tipo está haciendo lo que nunca se había hecho… Ahora, de ahí a que lo esté haciendo bien, son otros quinientos.

    Reply
  2. Anne

    Entiendo lo q dices sobre q debió llamar a quien supervisa pero si escuchas el.vídeos el.dice q quien supervisa es Minerd esa obra directamente, quizas por eso el boche en esa obra en específico pq desde mi punto de vista el boche fue a los dos el ing. y el MINERD…

    Reply
    1. dariomartinezb

      Eso me han dicho otras personas, pero la verdad no me hace ninguna lógica. Hasta donde yo sé, MINERD no tiene ingenieros que sepan supervisar obras, pues para eso está la OISOE. Pero mientras tanto, la cosa es la misma: ¿Por qué Danilo no llamó al MINERD?

      Reply
      1. Melvyn Perez

        Darío hay un asunto organizacional. En teoría, el nombre indica que la función de la OISOE es de supervisión, aunque también construye (no sé por qué).

        Por asuntos presupuestarios los fondos se asignan al MINERD y la OISOE queda fuera. Si se la asignaran a OISOE entonces el dinero iría allí, provocando que en los papeles el MINERD no tuviera su 4%.

        Sé que suena ilógico, macondiano, sin sentido y disparatoso, pero así es nuestro pais.

        Reply
  3. dariomartinezb

    Hola Luis, gracias por comentar. Créeme, no ando buscándole patas a ningún gato. Como tú, admiro a Danilo y pienso que lo está haciendo mucho mejor de lo que esperábamos, si consideramos que tiene de enemigos hasta a la gente dura del propio partido. Con esta limonada solamente quise señalar que todo el meneo es mediático y no necesariamente con el solo propósito de hacer que las cosas funcionen. El método quizás no es malo (cosas mucho peores vemos) y a Danilo le luce porque realmente es diferente a los que hemos visto. Lo que me choca es la manera “teatral” de hacer que este país funcione. ¿Con esos métodos llegaremos algún día a ser un país donde las cosas funcionen bien solas, o siempre tendremos que esperar que el Presidente nos llame?

    A eso me refiero.

    Reply
  4. Ruth Pascual Almengo

    Tienes razón Dario, me confieso partidaria de tus planteamientos, no es que con con éste teatro Danilo sea un mal presidente pero el mensaje que envía a la nación es que el equipo que el mismo designó son unos ineptos, que si el no entra en acción no hacen nada. Entonces si ya conocemos esas problemáticas, yo espero que en las próximas visitas el presidente empiece a destituir a todos los funcionarios-infuncionales de lujo que tiene su gabinete. Eso es lo que esperamos, no es dando saltos ni usando un baño en deterioro que Medina va a demostrar que hará lo que nunca se hizo, así no! Para demostrarme a mi que el hará lo nunca se ha hecho, que valla a los hospitales y todos esos directores incompetentes que los destituya, porque no es verdad que con una sola visita de Danilo las cosas se van a arreglar definitivamente, a la salida de Danilo todo regresa a su curso. Yo creo que en efecto no tendrá que destituir tantos funcionarios, con cinco que destituyan los demás aprenden, y se sienta el precedente. Danilo tiene muy buenas intenciones pero tiene un equipito que jesus mama mía!

    Reply
    1. dariomartinezb

      Aparentemente la cosa es justo como la planteaste. Ya la ministra de educación fue relevada, y ni siquiera la pusieron en otro lado: la mandaron a su casa. Eso pinta positivo.

      Reply

Comenta, sin vergüenza