Yo soy…

Soy, simplemente, y eso basta.

  • Padre. Desde el 7 de diciembre de 2001, cuando llegó Vielka Martínez Colón a mi vida, y no encuentro forma de describirla sin desglosar una enciclopedia. Cualquiera que tenga hijos sabe lo complejo que son los macacos y cuántas emociones diversas pueden provocarnos.
  • Padre otra vez. El 27 de noviembre de 2013 tuve la dicha de recibir una segunda (inmensa) responsabilidad cuando Isabella Martínez Argomániz inauguró sus días en el planeta. A pesar de ya tener a Vielka, quizás por la distancia en años, he tenido que reaprender casi todo una vez más. Y me encanta.
  • Hijo. De doña Mildred Batlle y don Darío Martínez, quienes han envejecido en todo menos en el afán de verme mejor como persona cada día.
  • Aguilucho. Desde que Miguel Diloné se robó 44 bases en una temporada, entendí que la pelota es lo que Diloné hacía, y desde entonces, y por su causa, me abracé al aguiluchismo. Me enorgullece el amor por la franela de Santiago, y es uno de los primeros rasgos que revelo en cualquier conversación.
  • BBSiano. Miembro de una exquisita cofradía de amigos y amigas que nunca imaginé conocer. Los BBSianos nos conocemos desde hace alrededor de veinte años y en ese trayecto hemos evolucionado junto a las tecnologías que amamos. Mis mejores amigos están en ese círculo.
  • Fotógrafo aficionado. Casi en retiro, por vago. Pero igualmente apasionado cuando camino y hago fotografías en la mente, que guardo en un álbum de memorias al que felizmente sólo yo tengo acceso. Y me prometo, por enésima vez, que volveré con la cámara a hacer la foto para compartir… algún día…
  • Desarrollador web. Y mi mejor hijo es el fansite Aguiluchos.com, que ya no es más un website, sino toda una comunidad de amigos que bajo la sombrilla de la tolerancia comparte en nuestro sitio.
  • Mercadólogo. Aunque hace un tiempo no ejerza, me apasiona todo lo que se relacione con el buen mercadeo, con branding, con posicionamiento… con la ciencia de la mezcla efectiva.
  • Investigador. Relacionado con lo anterior, con amplia experiencia en estudios cualitativos y cuantitativos, trabajando en campo y fuera de campo en todas las etapas y variantes de estas modalidades.
  • Estadístico Digital. De nuevo, relacionado con lo anterior, he tenido el privilegio de estra presente en el nacimiento de términos y tecnologías que hoy día me dan de comer, como “Big Data”, “Data Visualization”, “Data Science” y otros que son menos bonitos de mencionar.
  • Periodista frustrado. Con el eterno aguijón que me perfora el “whatif” para sugerirme que hoy sería lo que quise ser si tan pendejo no hubiera sido aquella vez… yo me entiendo, descuiden.
  • Entusiasta de Internet. Desde hace diez años, mi trabajo ha estado ligado siempre a Internet y he visto nacer, crecer (y a veces morir) una gran cantidad de ideas tecnológicas. Me muevo en las redes sociales y quiero permanecer activo siempre en este mundo digital.
  • Curioso. Y eso, quizás, lo resume todo.

Yo soy yo, Darío Martínez Batlle. Soy, simplemente, y eso ya me basta.

Para detalles más técnicos y definitivamente más aburridos, mi Curriculum está acá.

7 Comments Yo soy…

  1. Sarah Miller

    Muy interesante tu bio, btw te ves raro sin el candado (lo digo por la foto del post sobre el apellido materno) =P

    Reply
    1. Darío

      Grax, Sarah! Si supieras que me suicidé el candado el viernes… pasaré unos días medio lampiñoso, pero eso es descansando un poco. Yo adoro mi candado. 😀

      Reply
  2. Pingback: La urticaria cerebral de la prensa - 40 Limones

Comenta, sin vergüenza