La luz que @madamesaga arroja sobre el #AcuerdoPGR

La luz que @madamesaga arroja sobre el #AcuerdoPGR

Odebrecht, la tristemente famosa constructora brasileña que se asemeja a un cáncer haciendo metástasis en los gobiernos de América Latina, aparentemente está “saliendo en coche” en nuestro singular país. Para la mayoría de los ciudadanos, las investigaciones sobre el caso que lleva la Procuraduría General de la República avanzan con una modorra que alienta más de una sospecha.

Sede de Odebrecht

Sede de Odebrecht

El pasado viernes supimos que el acuerdo al que llegó la Procuraduría con Odebrecht es “totalmente confidencial”, una frase que de inmediato me sonó a gato entre macuto. Como yo de leyes entiendo tan poca cosa, se me ocurrió preguntarle en Twitter a Laura Acosta, destacada abogada que en más de una ocasión ha sido pieza importante en el esclarecimiento de causas que lesionan al país.

La respuesta de la autodenominada “cigua” llegó al otro día, con más de 40 tuits en donde ella expresa sus opiniones sobre el #AcuerdoPGR con #Odebrecht. Una de las mejores virtudes de Laura es que es capaz de desmenuzar las tripas legales con las que cualquier lechuguino consigue marearnos y derrotarnos por cansancio. Los tuits de la Acosta, cuando menos, son legibles para casi cualquier mortal, incluido yo.

En resumen, lo que entendí de los tuits de Laura es que:

  1. El acuerdo entre la Procuraduría y Odebrecht no debe ser “totalmente confidencial”, al menos no en el largo plazo. Al tratarse de un caso que afecta nuestro patrimonio, el país merece estar informado, así sea en parte, de lo que ha pasado. Acosta aclara que no se puede entorpecer el proceso investigativo al revelar datos.
  2. A Laura Acosta le preocupa la terminología que se ha manejado con la cifra de 184 millones de dólares, así como el énfasis de llamar “adelanto” al primer desembolso hecho por la constructora.
  3. Cita que el Código Procesal Penal (CPP) establece que una cosa es la MULTA por determinar el delito de soborno (que es el duplo de la cantidad involucrada en el soborno —de ahí que sean 184 millones de dólares, el doble de los 92 que alegadamente se pagaron en sobornos).
  4. Entiende Acosta que en paralelo al pago de la multa, la empresa sobornante debe quedar impedida de operar nuevos contratos de construcción en el país, pero continuar la ejecución de las que estén en curso pues detenerlas también afecta el interés popular.
  5. Más aún, el criterio profesional de Laura le indica que la firma sobornante no puede limitarse a pagar la multa, sino además devolver los montos sobrevaluados. De otra forma, con muchísima facilidad, la firma sobornante podría pagar “muerta de risa” el monto de la multa con el dinero obtenido por sobrevaluaciones.
  6. Finalmente, que los ejecutivos y empleados de la empresa necesitan ser sometidos y procesados por la justicia, no quedar ocultos detrás de una cortina de humo.

Los que entienden de leyes seguramente podrían sacarle más punta a ese lápiz, pero creo que lo importante acá es dejar constancia de que las cosas son más complicadas e involucran más acciones, resarcimientos y sometimientos que lo que hasta ahora nos han brindado. Por eso, es necesario seguir exigiendo más acción, y menos morisquetas.

Los tuits de Laura Acosta

A continuación los tuits íntegros de Laura Acosta sobre el Acuerdo PGR + Odebrech. Saque usted sus propias conclusiones.