De héroes, marcas oportunistas y el olvido de la víctima

De héroes, marcas oportunistas y el olvido de la víctima

Actualización: Luis Carlos Jiménez, el joven que actuando con civismo y humildad contribuyó a canalizar la ayuda a la joven de este penoso incidente, escribió el viernes un mensaje en su muro personal en Facebook. En su mensaje, nueva vez, procura ayudar a la chica y solicita respeto a su privacidad y a la de él mismo.

El mensaje de Luis Carlos

El mensaje de Luis Carlos

*-*-*-*-*-*-*

A estas alturas, apostaría que el nombre de “Luis Carlos” es conocido por la mayoría de las personas que lee esta limonada. De todas formas, vale un poco de contexto para quienes lleguen acá desprovistos de ello. Luis Carlos fue el joven estudiante de medicina que el pasado miércoles 26 de agosto actuó con toda la corrección, inteligencia y diligencia posibles ante una inesperada tragedia.

Mientras él circulaba por el paso a desnivel de la 27 de Febrero con Máximo Gómez, una joven menor de edad, con un embarazo de más de medio término, se lanzó desde el paseo para dar al pavimento, una caída de no menos de ocho metros. Una carta manuscrita que llevaba consigo fue posteriormente publicada y en ella la joven explica su drama.

Luis Carlos no sabía nada de ella pero cuando la chica cayó frente a su vehículo, la primera —y la única— persona que se detuvo a ayudarla fue Luis Carlos, quien bajó de su jeepeta y pidió ayuda al 911 mientras la protegía y la asistía con sus solas manos, todo ello hartamente fotodocumentado por una cantidad grosera de mirones que tomaba fotos y vídeos con sus celulares.

La ayuda llegó no sé cuánto tiempo después, pero llegó. La chica, cuyo nombre se ha hecho público luego de que la prensa lo revelara (¿no que esos datos no se  daban a conocer en menores?) perdió el embarazo y además no podrá volver a concebir pues fue necesario practicarle una histerectomía como parte de su proceso post-traumático.

Una menor de edad, turbada, confundida, con un abrumador sentimiento de culpa que la llevó a catalogarse como “basura” en la carta publicada, cuyo pronóstico de salud es “estable pero crítico” y la mantienen en cuidados intensivos… pero desde la noche misma del miércoles su drama empezó a caer a un segundo plano.

Toda la atención comenzó a caer en Luis Carlos, “el héroe” que la socorrió.

El fan page del héroe

Ayer le hicieron un fan page en Facebook que al momento supera los 3,700 “fans”. Seguramente quienes lo publicaron son personas que genuinamente consideran que el chico es un héroe. Están en su derecho de hacerle un fan page, aunque el propio Luis Carlos no lo desee ni lo haya pedido ni lo necesite.

El fan page en tributo a Luis Carlos

El fan page en tributo a Luis Carlos

Pienso que un fan page de tributo es algo muy serio y comprometedor, pero no es condenable que un grupo de usuarios haga ese reconocimiento a una inesperada figura pública a la que catalogan de “héroe”. Después de todo, nuestro país está hambriento de héroes, de ejemplos a imitar, de gente que haga lo correcto sin esperar nada a cambio. Y Luis Carlos es todo eso.

En mi opinión, es un gesto exagerado, pero ni modo.

Orgullo Unibe

Donde sí se me retorció el sentido común fue cuando me enteré de que la Universidad Iberoamericana (UNIBE), centro de estudios donde Luis Carlos cursa la carrera de medicina, se hizo eco del acto de civismo de su alumno resaltándolo como “Orgullo UNIBE”.

"Orgullo Unibe"

“Orgullo Unibe”

La universidad está orgullosa de que su alumno tuvo el gesto de ayudar a una joven necesitada. Y estoy seguro de que mientras se desmontaba de su jeepeta, por la mente de Luis Carlos pasaba claramente su deber de poner el orgullo de Unibe en alto, que estaba actuando en consonancia con los valores que aprendió en esa casa de estudios, que con su gesto, además de ayudar a una desconocida, la universidad se iba a sentir orgullosa de él. Estoy seguro de que eso pensaba Luis Carlos… (supongo que ustedes saben leer mi sarcasmo, ¿no?).

¡Carajo! No conozco a Luis Carlos, pero podría apostar que los valores que verdaderamente entraron en acción el día de ayer fueron inculcados en otro lugar que no fue la universidad. La raíz de la decencia y el civismo no se siembra a los 18 años en ninguna universidad. No es parte de la cátedra. ¿Dónde aprendió Luis Carlos ese sentido de humanidad y civismo? ¿Dónde aprendió a ser gente? No lo sé, pero pensaría que su familia es la principal responsable.

Los héroes entrenan ahí

Como si lo de Unibe no bastara, en la tarde el gimnasio TopModelsRD decidió que debía mostrar su orgullo porque Luis Carlos, uno de sus clientes, ayudó a la joven.

Orgullo TopModel

Orgullo TopModel

Son tan bárbaros estos panas que hasta un eslógan se inventaron para la ocasión. “Los héroes entrenan aquí”. Sin duda alguna, esto resulta lo más apropiado para la ocasión.

Loas al héroe, pero… ¿y la chica?

Es como si todo lo que pasó ese día en esa vía fuera sobre Luis Carlos. Nadie se acuerda de la verdadera víctima, la joven que por vergüenza e incomprensión prefirió saltar de un puente seco antes que enfrentar las represalias sociales de su entorno, antes que afrontar el rechazo de quienes deberían haberla protegido.

Pareciera que a nadie le importa ella. De hecho, una parte de los comentarios que he leído sobre este caso son decididamente crueles con la chica. Que no debió embarazarse. Que seguro le pasó por levente. Que a esa edad seguro ella sabe más de sexo que los más viejos. Que fue egoísta… Mil vainas. Sin embargo, el 26 de agosto pudiera ser declarado el Día Nacional de Luis Carlos y todo el mundo asentiría.

Margó felicita a Luis Carlos

Margó felicita a Luis Carlos

¡La chica es la víctima revictimizada! Perdió su criatura y no podrá ser madre ni queriendo serlo. Y a pesar de todo, la ignoran olímpicamente hasta cuando intenta desesperadamente huir de sus demonios. Eso seguramente la ayudará mucho a fortalecer su autoestima, ¿no?

Los que leímos la carta que publicó un periodicucho nos damos cuenta de que ella tiene un profundo drama interno de rechazo contra su padre, contra sus hermanos, contra la sociedad. Es una joven confundida y necesitada de ayuda. De orientación. De apoyo.

¿Por qué UNIBE no le ofrecen apoyo psicológico a la chica, por ejemplo? ¿Por qué el gimnasio no le da una membresía donde la ayude a mejorar su condición física, en aras de que ella construya su autoconfianza? ¿Por qué nos hemos olvidado de la joven que no podrá ser madre, por qué no acudimos en su ayuda para mejorar su vida?

¿Se dan cuenta?

El drama de la chica importa menos que el gesto del chico, pero el gesto del chico importa menos que hacer la foto. Y mientras, están Unibe y un gimnasio, como marcas buitres, al acecho de cualquier chance para intentar brillar con algo que no les corresponde como si hubieran patrocinado un acto de civismo de Luis Carlos Jiménez.

¿No merece aplauso Luis Carlos?

Merece todo el aplauso posible, que sea reconocido y exaltado su acto, pero no como algo extraordinario, sino como lo que fue, un acto de civismo ordinario que sorprende a una sociedad incapaz de ayudar sin hacer un maldito selfie. Tengo entendido que Luis Carlos no ha buscado ni desea la fama inesperada que le hemos dado. Eso habla muy bien de él y me hace aplaudirlo más. Ni siquiera necesitaba el espaldarazo disfrazado de oportunismo de su universidad y su gimnasio. Solo hizo lo correcto, y eso no tiene más mérito que la gratitud del deber cumplido. Pero estamos tan absortos en hacer la foto y reportar el hecho que cuando alguien hace lo necesario y oportuno, hasta héroe lo llamamos.

Ojalá que la chica se recupere, que regrese a la plena salud. Que reciba ayuda psicológica. Que reciba apoyo de su familia. Que recupere su malograda dignidad y que termine siendo lo que siempre debió ser: Una mujer valiosa que sume a la sociedad.

Ojalá.

128 Comments De héroes, marcas oportunistas y el olvido de la víctima

  1. Juan J Calcaño

    No podía decirse mejor. Yo felicito lo que hizo, pero el grado de oportunismo de quienes quieren aprovechar la atención que esto ha ocasionado da asco. Para mi es un héroe, pero a la vez, al ver como la gente ha reaccionado, me da pena de nuestra sociedad, que vemos un acto que debería ser común, como algo extraordinario y la excepción de lo que debería ser.

    Reply
  2. Mage

    EXCELENTE tu análisis!

    Lo mismo comentabamos ayer unas amigas sobre como todo esta lamentable situación ha tomado un giro telenovelesco hacia Luis Carlos y todos se han olvidado de la pregunta mas importante: que pasa por la mente de una joven de 17 años que obviamente decidio que era mejor lanzarse de un “puente” que afrontar las consecuencias de un embarazo no deseado?

    Es claro para muchos que la joven sufre de algun tipo de depresión dadas las palabras que plasmo en su carta y el acto consecuente de intentar quitarse la vida. Pero esto deberia ser un llamado de atención para la sociedad, porque los valores en la familia practicamente son nulos.

    Es una ironia de la vida que los mismos valores que le aplaudimos a Luis Carlos, los cuales, coincido contigo fueron inculcados en su familia, son parte de los valores perdidos hoy en dia. Es aun mas ironico que todo lo que le paso a esta muchacha vuelve y apunta hacia la familia: su falta de autoestima, la percepcion que tiene de si misma, sus sentimientos de abandono….. su familia le falló hace mucho tiempo y las heridas emocionales de todo eso jugaron un papel fundamental en su decisión de lanzarse hacia su muerte.

    Ojala y alguien abra los ojos y pueda darse cuenta que esta pobre muchacha necesita ayuda, especialmente psicologica, para reconstruir su vida en el futuro.

    Reply
    1. Darío Martínez Batlle

      Exacto! La chica y Luis Carlos, unidos por una tragedia, son dos extremos de una sociedad. Ojalá que el tiempo reduzca la cantidad de chicas desprotegidas y abusadas psicológocamente por su entorno social y familiar, y que los Luis Carlos se vuelvan sumamente comunes. Eso haría una gran diferencia. Todo empieza con los valores que se aprenden en la casa. Ojalá que así sea.

      Reply
      1. Raimundo Mercedes

        El valor de su analisis no tiene limites. Hace mas de 15 años tratamos de que se entienda esta realidad y se trabaje con los padres (ambos) para que logremos eso que usted señala, disminuir el numero de jovenes que se convierten en victimas o victimarios, fruto de la desatencion que enfrentaron en su niñez por parte de sus progenitores y que se repliquen muchos Luis Carlos, fruto de lo contrario, o sea, de los padres que si cumplen con la responsabilidad que asumen cuando procrean una criatura. Lamentablemente, como usted bien plantea, es tan grande el monstruo que hemos alimentado, que nadie nos hace caso cuando de esto se trata. Le invito a conocer nuestro trabajo en https://www.facebook.com/pages/PADRES-BRILLANTES-a-non-profit-organization/399591453495?ref=aymt_homepage_panel

        Reply
        1. Darío Martínez Batlle

          Hola Raimundo, gracias por comentar. Estoy consciente de que existen organismos que trabajan “a mano pelá” para llevar educación e información a la población. No conocía esa organización a la que perteneces, pero me alegra saber de su existencia. Aplausos por el esfuerzo en palear la cantidad de desinformación que tiene nuestra juventud!

          Reply
  3. Joa

    Todo eso para mi esta bien. Pero por lo mismo es menor, no deben de darle publicidad al hecho. O sea ella se sentia tan mal como para terminar con dos vidas la de ella y la de esa criatura que no pidio ser engendrada. Entonces por lo menos dejen que el, si el, se le llame heroe, oportunista como sea. Pero el hizo algo que de seguro, NINGUNO de los que leen y escriben cosas difamando lo que el hizo hubieran hecho. Que ahora no vengan con que hubieran hecho lo mismo. La cuestion es sacar lo malo. Dejen a esa muchacha sanar que ella lo que queria era desaparecer del mapa, irse a otro mundo y hasta en eso fallo. Por lo mismo que dijeron es menor. Dejenla en paz!!! Y debemos perdirle a Dios que la ayude a sanar tanto fisica como espiritualmente.

    Reply
    1. lili

      Muy de acuerdo contigo vergüenza debería de darle a quien escribió esto que de un acto noble y humano ya estén sacando las cosas malas, te aseguro que ninguno de los que hemos escrito aquí tendría el valor de enfrentar una situación así como ese joven lo hizo y si a el lo que le molesta es el ECO que se a hecho tiene que darse mucha cuenta en el país que esta viviendo donde la gentileza y la humanidad se a perdido y actos así no se ven. Pero el problema esta en esta porquería de sociedad que tenemos que si haces lo mal hecho te critican y si haces el bien también te acaban y te catalogan de oportunista.

      Reply
      1. Darío Martínez Batlle

        Lili y Joa, gracias por comentar… pero tengo la impresión de que no leyeron bien el post. Nunca difamo el acto cívico realizado por Luis Carlos, por el contrario, lo aplaudo y lo felicito. Pero no tiene nada de heróico. Tampoco me ha molestado que la gente espontáneamente haya felicitado al chico, entiendo que en una sociedad tan poco acostumbrada al civismo, eso merece aplauso. Lo que me ha molestado es la actitud lambona de la universidad y del gimnasio en aprovecharse de una tragedia para brillar. ¿Entendido?

        Reply
        1. Daniel Charles

          En realidad mi querido sus palabras no hay desperdicios, no se por qué habemos personas tan ignorantes, no has cuestionado el acto humanitario hecho por este joven sólo dices como podría ser tomado un acto de civismo como heroísmo algo que debería ser algo normal y como han usado todo esto para publicidad sin tomar en cuenta la víctima, si te das cuenta ni la vice que también es una loca vieja sabe el nombre de la victima.

          Reply
    1. Mariela

      Eso mismo comentaba hoy en su muro de facebook, que el simplemente hizo lo que coml ser humano es normal hacer, socorrer al prójimo sin importar nada más que su bienestar.

      Que hay muchas personas aprovechándose de eso, pero que el se mantiene al margen y solo pide que oren por la salud de esa niña, que nadie es quien para juzgar.

      Pide respeto para la jóven.

      Reply
  4. Ana

    Me encantoooo!!!
    Eso mismo pensaba pero no tenia palabras ara expresarlo, esta es una sociedad con hambre de horoes cuando eso deberia ser un gesto normal. Es cierto que faltan heroes pero hay muchos mas, personas que han salvado niños, familias completas, apagado incendio y no son noticia….Orita a este chico se le sube la fama a la cabeza y deja de ser el ser humano noble que salvo una chica DESINTEREZADAMENTE.

    Reply
    1. Darío Martínez Batlle

      Albergo la esperanza de que Luis Carlos sabrá manejarse. Ha demostrado un don de gente loable y confío en que no se le subirá la fama. Estudia medicina, así que ya con esa decisión y su ejemplo de estos días ha dado señales de que es un servidor. Y tienes mucha razón con eso de que hay verdaderos héroes que no llegan a tener el grado de exposición que le han dado a Luis Carlos. El dominicano es con lo que le coge.

      Reply
  5. mogunrinde

    Bien escrito! Que lastima que para nuestra sociedad, este es un acto de heroísmo. Este debe ser normal porque somos seres humanos. Debemos ayudar uno a otro.

    Reply
  6. Iris

    Lo peor es que hay gente que lo tilda al pobre Luis de héroe cuando simplemente fue HUMANO. Un ser HUMANO con conciencia suficiente de pararse y darle asistencia hasta donde el como estudiante de medicina podía. No debe ser orgullo de nadie mas que de su FAMILIA que el se haya parado a socorrer a esa muchacha. Por otro lado, me encuentro horrible el hecho de que hasta las mujeres en los comentarios de las fotos ponen ”que ojala ellas ser salvadas por un hombre tan lindo”, por Dios la muchacha se quería suicidar no buscar un marido.

    Reply
    1. Darío Martínez Batlle

      Yo entiendo que le hayan dado esos (exagerados) calificativos. Realmente estamos tan hambrientos de héroes, de ejemplos, de actos de civismo, que cuando aparece uno, nos luce a heróico. Pero hay miles de maneras de ser como Luis Carlos. Miles.

      Reply
  7. Eurick Rodriguez

    Jepeta + UNIBE + Formacion
    Resaltando estos puntos me imagino que si el que asistiera fuera un pobre diablo, estuviera preso y bajo investigacion. Ese es mi pais.

    Reply
    1. Darío Martínez Batlle

      Yo quisiera pensar que no, Eurick. Pero me temo que si el que ayudaba a la chica hubiera sido alguien como dices, al menos no habría tenido tanto bombo por su acto. Ojalá que tanto tú como yo nos equivoquemos, en serio.

      Reply
  8. CLP

    Honestamente me encanto como redactaste esto, hasta risa me dio porque es insólito el desarrollo de todo este evento. Yo vivo fuera pero deja mucho que decir de mi país que un acto que debería ser la regla y no la excepción ha causado tanto estragos en comparación con lo que realmente deberíamos enfocarnos. Estoy de acuerdo contigo a Unibe que le provea un tipo de ayuda psicológica, que cree algún programa de educación sexual para los jóvenes algo para la sociedad no esta atrocidad. Al gimnasio que barbaridad, lo mismo para la loca de Margarita que se de cuenta que hay un problema en nuestra sociedad y haga algo!
    Te felicito, el mejor escrito respecto a los hechos.

    Reply
  9. Laura Delince

    No estoy ni de acuerdo ni en desacuerdo. Lamentablemente, vivimos en una sociedad en donde no se habla lo suficiente del suicidio y la salud mental. En estas circumstancias, no es lo mas recomendable sentar un precedente donde un suicidio puede ser considerado como una situacion a premiar con las ayudas mencionadas.

    En el caso de ofrecerle ayuda a la victima, esto es necesario pero no por medios publicos. La primera ayuda que la niña necesita es psicologica y la segunda seria proteccion de los medios. Es hasta conveniente que no se hable mucho de ella por su estado de minoria de edad. Lo que menos le conviene es que se hable de ella lo suficiente como para que el pueblo recuerde su cara y nombre.

    Reply
    1. Darío Martínez Batlle

      Gracias por tus palabras, Laura. Muy de acuerdo en que en nuestro país, se habla cerca de nada sobre suicidio y depresión, lo mismo que no se habla de educación sexual por motivos absurdamente ilógicos. También de acuerdo en que para ayudarla no hay que hacerlo públicamente. Pero aquí vivimos del “venganaver”. 🙁

      Reply
  10. Anonimo

    La pendeja se quiso morir so, si ya no podrá tener hijos nunca problema de ella, ella quiso hacer eso y todo el mundo hay que pena cuanta gente no se suicidan? Aunque nadie los salve también sufren pero ni modo!! Yo odio estas situaciones donde un tipo se hace famoso y de la chopa no dicen nada que bonito

    Reply
    1. Darío Martínez Batlle

      Lamento mucho dos cosas:

      Primero, que utilices términos tan incorrectos y despectivos para referirte a la joven que, abrumada y abusada psicológicamente por su entorno, tomó la decisión de terminar su vida y la de su bebé. El desconocimiento que tienes sobre el drama que vive una persona suicida es mayúsculo y abusador. Con tus palabras revictimizas a la chica y la insultas de una manera que nadie merece. No sé si leerás este mensaje, pero quisiera creer que llegarás a entender lo cruel e ignorante que resultaron tus palabras y que quizás, desde tu conveniente anonimato, te de vergüenza y decidas leer e instruirte sobre el drama que afecta a las personas depresivas y suicidas.

      Lo segundo que lamento es que te escondas en el anonimato para venir a mi blog a verter la putrefacción de tus ideas. De verdad, pensé eliminarlo por ofensivo, pero lo he dejado porque pretendo convertirlo en enseñanza. Además de ser inmensamente cruel, muestras que eres una persona muy cobarde. Ojalá que nunca vuelvas a escribir un mensaje anónimo en este blog.

      Reply
      1. Naty

        Creo que es mejor borrar ese comentario tan estúpido. Parece escrito por una niña malcriada buscando llamar la atención, o por una persona tan indolente o ignorante que no tiene la más mínima idea del infierno que vive una persona con depresión. Por alguna razón deduzco que es una mujer! Yiak…

        Reply
  11. Julia

    A mi no me gusto este articulo si querias hablar de la chica solo tenias que hacerlo sin tener que mencionar al Chico. El articulo me parece carece de informacion y si no mas de un Chisme. Tu quieres que se hable mas de la victima cuando tu en tu propio articulo hablas mas del Chico que de Ella. Si querias hablar de Ella te Hubieses informado de Ella que hacia, Cuales eran sus pasa tiempos en que habia a su alrededor, para que asi nutrir poco la sociedad como se puede evitar otra tragedia asi. Es mi parecer) Tu articulo carece de informacion lo que parece Es un Chisme de barrio

    Reply
    1. Darío Martínez Batlle

      Hola Julia. Tengo que respetar tu opinión, pero no la comparto. He hablado más sobre Luis Carlos que de la chica por una sencilla razón: Todo el mundo ha hablado más de Luis Carlos que de la chica. Pero además, creo que todo lo que he dicho sobre Luis Carlos, como persona, ha sido justo y apropiado. Lo aplaudo y agradezco que haya ayudado a la joven. No minimizo para nada su acto de civismo, pero nunca podré pensar que es un acto heróico. Ojalá entendieras la diferencia entre ser un ente cívico y ser un héroe. Luis Carlos fue un ser humano, un joven con un loable don de gente, que hizo lo correcto y lo oportuno. Ojalá todo mundo fuera como Luis Carlos!!!

      Pero nada, tienes tu opinión sobre mi escrito, no pretendo cambiar tu parecer. Solo que no acepto que pienses que minimizo su acto.

      Reply
      1. José Santos

        Esperaba este tipo de comentario, la joven antecedió este comentario no entiende el significado del oportunismo. No comprende que jamás criticaste la fama de Luis, todo lo contrario, resalta los valores que ha perdido la República, pero ella se solo ve que “supuestamente molesta la fama”, enfoque inmaduro e ignorante que nos caracteriza como Dominicanos. PD: me gustaría un escrito tuyo sobre el Capitán Mones, seguridad del metro.

        Reply
  12. Teresa

    No veo nada de malo en los comentarios a favor de ese muchacho. Nos estamos acostumbrando a ver como normal tantos acontecimientos negativos que nos están pareciendo raras acciones como la de este joven. No veo nada de malo que se le de todo el mérito que esta acción se merece. Estamos hartos de tantas cosas negativas. Para que seguir resaltando la acción de esta joven, aunque ella estuviese pasando por una situación difícil no midió las consecuencias de sus actos, no solo para ella y la criatura sino para su familia y para las jóvenes que podrían ver esto como una salida. A ella lo que hay es que darle la ayuda médica y psicológica que necesita, pero no hay que hacer tanto eco de su acción. La acción del joven si es un ejemplo a seguir.

    Reply
    1. Darío Martínez Batlle

      Hola Teresa… ¿te digo algo? Yo tampoco veo nada de malo en los comentarios a favor de ese muchacho. Merece aplauso y merece que se le felicite. Pero pienso que hay que llamar las cosas por su nombre correcto. Su acto fue simple civismo, no heroísmo. Son cosas muy distintas. Pero créeme, estoy MUY DE ACUERDO en que estamos hartos de ver actos negativos y que necesitamos más civismo y también cierto heroísmo.

      También estoy de acuerdo en que ella necesita ayuda. Hay que ver si la recibirá.

      Reply
  13. Antonio

    Leyéndote sentí que me representaste al 100% con cada palabra, fue la 1ra impresión que tuve, oportunistas a costilla de una joven necesitada, no comparto el articulo porque siento que aumentaría mas la fama y popularidad desmedida del Luis Carlos y ese sentimiento de culpa no me dejo compartirlo, pero diste en el clavo.

    Reply
  14. javier

    Muy buen análisi más claro de hay lo qué tampoco dicen vamos ayudar la joven con todos los gastos medicos qué necesita vi su madre decir qué necesita sangre y qué para poder conseguir la sangre tienen qué pagar 2500 pesos a los donantes y ella no tiene los recursos eso nadie lo dice y qué este claro qué no se puede negar el merito al joven y esos valores son de familia eso no se consigue en la universidad eso viene de la primera educación la de la casa qué para mi es la mas importante y claro el poder de Dios sobre toda las cosas

    Reply
  15. Diego Amador

    Creo que todo se debe al mero hecho de que lo que hizo esa chica es algo casi rutinario en el país y el mundo, me refiero a los suicidios, pero lo que si es algo prácticamente escaso es que una persona joven y mas de esa categoría brinde este tipo de socorro, y me parece que esto ha llevado a ese fanatismo, ya que algo como eso que hizo la joven lo verían como que es una mas de todos lo que han intentando matarse.

    Reply
  16. Liz

    Wow!! No habría forma para describir la realidad de tus palabras muy buena acción de ese joven que Dios uso para proteger a la chica más nos deja visto que su profesión la supo elegir porque será un buen médico, así mismo no veo bien porque muchos quieren lucrarse de su bondad porque mejor no le ofrecen ayuda a esa joven que paguen sus estudios para que tenga un mejor futuro ayuda sicologico para que el día de mañana este episodio sólo sea un mal recuerdo y no empañe su vida completa ya que tampoco podrá ser madre otra vez, pero hoy en día hay mucho egoísmo y eso es lo que tiene al mundo asi..

    Reply
  17. Carlos

    Excelente artículo!
    Lamentablemente nos enfocamos más en las cosas que, por así decirlo, no deberían tener gran trascendencia.
    Veo los tweets de la visepresidenta de nuestro país y me pregunto: Por qué no se apersona al centro de salud donde está la joven para ofrecerle ayuda económica de parte de “nuestro” gobierno?

    Por qué UNIBE no le ofrece cursar allá los estudios universitarios en la carrera que ella desee?

    Y, como bien escribió usted, por que el gimnasio “donde se entrenan los héroes” no le ofrece un año de membresía gratis con asesoramiento y entrenador personal a esta joven?

    Heroína sería esta jovencita si se levanta de esta situación y se convierte en una gran profesional que sea útil para la sociedad!!!

    Reply
  18. indhira

    Asi es. Como mujer, como madre me identifico con esta chica. Las instituciones deben darle apoyo a esta chica tanto psicologico como econòmico para.que pueda superar todo este trauma y pueda Seguir su vida.

    Reply
  19. Beatriz

    Muy cIerto, es increíble que hemos llegado a hacer una heroicidad de un acto de solidaridad, parece que nuestra sociedad ha perdido valores comunes. Podría sugerir que a esa chica la pongan en contacto con Francina Hungría, a ver si puede aportarle en su proceso de recuperación sicológica, claro, con ayuda profesional simultánea.

    Reply
  20. Crystal Audesantos

    Es mejor asi, asi la gente aprende a seguir personas con valores aya, cuantos videos o fotos no se reproducen a diario en facebook de personas famosas, como artistas que no hacen nada por nadie, como quiera es malo pal’ paisito ese, por dios dejen, asi tal vez aprenden aya los cientos de dominicanos que solo quieren estar grabando sin hacer nada, deeejenlo quietos, tal vez aprenden.

    Reply
    1. Laura Pena

      Si claro se aprende educando…….

      Es desgarrador lo que ha pasado con esa jovencita, pero mi pregunta es ¿y dónde están sus padres? Esto es una muestra de que la familia y el estado dominicano han dejado de lado la educación: Cristiana, Moral y Cívica.

      La mejor forma de enseñar el contenido Cristiano a nuestros hijos es
      Predicando con la palabra y practicando con el ejemplo de Jesucristo fundamentados en la Biblia: Mira lo que dice en 2 Pedro 1:4 -10
      4 por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia;
      5 vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; 6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; 7 a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. 8 Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.
      9 Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados.
      10 Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás.

      Sabemos que la Moral es intangible porque ni la vemos ni la tocamos, porque es un conjunto de frutos del espíritu, es una virtud que está en nuestro interior, que valoriza la rectitud de los actos humanos, conscientes y libres, y que sólo podemos exhibirla, dando ejemplo con nuestra conducta intachable ajustada a los principios éticos que demanda y exige la sociedad donde nos ha tocado vivir.

      Y demás está decir que: El Civismo, son las pautas o el comportamiento de la persona que cumple con sus deberes de ciudadano, respeta las leyes y contribuye así al funcionamiento correcto de la sociedad y al bienestar de los demás miembros de la comunidad.

      Finalmente, podemos afirmar que si unificamos estos tres conceptos básicos, porque influyen en la conducta personal, también lo hacen en el comportamiento de la sociedad en general, lo que constituye una efectiva contribución para la comprensión y la paz mundial.

      En conclusión podríamos decir que la responsabilidad de la tragedia de esta jovencita definitivamente recae sobre los padres, porque todo comienza en nuestra casa, con la educación de los padres a los hijos, según nuestras leyes y constitución:

      La patria potestad es el conjunto de derechos y poderes que la ley asigna al padre y a la madre sobre la persona y bienes de sus hijos menores no casados, facilitándoles así el cumplimiento de sus deberes legales de sustento y educación.
      La falta contra la patria potestad constituye un delito por el que una persona puede ser encarcelada, o demandada en Justicia, como consecuencia de la patria potestad, los padres responden por los daños y perjuicios que puedan ocasionar a sus hijos menores.

      Reply
      1. Darío Martínez Batlle

        Hola Laura, gracias por comentar. Tengo mis reservas para señalar tan rápida y solamente a los padres como culpables. Las cosas son mucho más complejas que eso. De acuerdo a la carta que se publicó de la jovencita, su padre abandonó a la madre tan temprano que ella no tiene ningún apego hacia él. Y ella no es hija única, por lo que la madre habrá tenido que “bandeársela” sola con varios muchachos a cuestas. La paternidad responsable es una tarea titánica que exige mucho tiempo y mucho trabajo, y me imagino que esa señora, mal que bien, apenas podía estar pendiente de sus hijos. No la exculpo, ni exculpo al hombre que embarazó a su madre (me resisto a llamar “padre” al que se ausenta de la vida de un hijo, aunque sea el actr biológico).

        Estoy de acuerdo en que son los padres los principales responsables de educar y corregir a los hijos, eso no es tarea del Estado. Sin embargo, hay que contemplar las circunstancias en su todo. El Estado dominicano tiene una cuota inmensa de culpa también, en el sentido de que no ha provisto las condiciones socioeconómicas necesarias para que esa madre levante su familia sanamente. Si a ver fuéramos, no sería difícil etiquetarnos a ti y a mí directamente como culpables también, porque somos parte de la sociedad que le dio la espalda a esa crianza.

        Más que buscar culpables, creo que el momento es el de buscar soluciones, primero con ella directamente (eso es relativamente fácil) pero luego además con toda la sociedad, para que estos casos no se repitan. Por eso, abogo fuertemente por que se enfatice, refuerce, especialice y se difunda mucho más todo lo relativo a la educación sexual responsable a menor edad de lo que está sucediendo hoy día. La realidad es que los muchachos de ahora reciben información sexual (si acaso reciben alguna) MUY TARDE, cuando ya han sido expuestos por la TV, las redes sociales y la presión de grupo, a toneladas de situaciones de índole sexual que los “malprepara” para ejercer uso de sus cuerpos de manera responsable y sana.

        Reply
  21. Daniel Ladeda

    De heroe no tiene nada…heroe sería si hubiera logrado que la chica no se tirara o que hubiera logrado que no se hiciera daño o hubiera intervenido para que ella o el bebe no muriera. Lo único que hizo fue cumplir con el deber ciudadano. Llamar a la ambulancia o a los bomberos para socorrer en un accidente lo he hecho varias veces y nadie me ha dado una medalla o algo parecido salvo las gracias del infortunado.

    Reply
    1. Darío Martínez Batlle

      Daniel, yo entiendo que el caso ha tenido mucha vitrina por dos razones 1) Estamos “desacostumbrados” a ver actos de civismo. 2) La gente parece que ve eso y piensa “wow, qué bien, hizo lo que no hice yo por estar en el celular”. De acuerdo en que no fue un acto de heroismo, pero su acto de solidaridad y civismo TAMBIÉN hace falta (quizás más falta) en este país.

      Reply
  22. Federico Arturo

    Honestamente no se en que daña que Unibe lo haya declarado ORGULLO UNIBE. Me parece que una mas sana lectura al gesto de la universidad podria interpretarse mas bien como: “NOS SENTIMOS ORGULLOSOS DE QUE UN CLIENTE–ALUMNO MIEMBRO O COMO LOS QUIERAN LLAMAR, reaccionó de esa forma, frente a cientos de personas que no hicieron nada. El que la universidad diga que se siente orgullosa, no quiere decir que esté asumiento como propia esa formación familiar que lo llevo a ese gesto. Mas bien felicita a un miembro de su comunidad ! Lo mismo aplicaría para el Gimnasio. Interpretar las intenciones de los demas es riesgoso. Es mi parecer, quiza errado, respetando el de los demas siempre!

    Reply
    1. Darío Martínez Batlle

      Fernando, gracias por comentar. Antes de responderte leí nuevamente el mensaje de UNIBE y el del gimnasio, buscando ver si no me sonaban oportunistas. No ha cambiado mi percepción. Ambos mensajes me parecen a mí (y a mucha gente) desafortunados, oportunistas e innecesarios. Pudieron hacerse de otra manera. Con todo, no pretendo que todo el que lea las vainas que escribo esté de acuerdo conmigo. Aplaudo que aún no estando de acuerdo con mis planteamientos, te tomaras el tiempo de expresar tu punto de vista. Gracias por eso.

      Reply
  23. Adis

    Eso mismo digo yo, tanto show exagerado por alabar a una persona que hizo lo que debia hacer como si fuera uno en un millòn , como si hay que nacer con el don de ayudar….todo ser humano puede hacer lo mismo, si no lo hace es porque no quiere y si se lo encuentra tan extraño debe revisarse !!!

    Reply
    1. Darío Martínez Batlle

      Pienso similar. No debería ser heroísmo lo que es algo a lo que todos estamos llamados. Pero quizás nos hace tanta falta admirar algo o alguien que tomamos el acto cívico de Luis Carlos como estandarte. Ni modo, no?

      Reply
    1. Darío Martínez Batlle

      Así es. Y da grima que algo tan simple lo hayamos puesto tan grande. La palabra “héroe” no cabe, pero sí la de un ciudadano sensible y correcto que hizo justo lo que debieron hacer las decenas de mirones que solo estaban grabando la cosa con sus móviles.

      Reply
  24. osiris

    No estoy de acuerdo con este articulo, yo veo bien que se publicite y se ponga en alto los actos buenos para con el projimo, esto hace que más ciudadanos lo practiquen. Y veo bien que dejen a un lado a la suicida ya que si le pones mucha atención los suicidas tomarán ese ejemplo…. cabe recordar que esa suicida estaba buscando ser escuchada, porque para que suicidarse en la avenida más concurrida del país???

    Aplausos y fanfarria para el heroe y poca cámara para la victima. Es lo correcto según mi punto de vista.

    Reply
    1. Darío Martínez Batlle

      Difiero en varios puntos de tu comentario, Osiris.

      Primero, no veo mal que se resalte el acto de civismo de Luis Carlos. Lo que me parece errado es que 1) se le catalogue de héroe. 2) que marcas como la universidad y el gimnasio tengan el tupé de apoyarse en eso para coger brillo.

      En segundo lugar, creo que tampoco hay que hablar específicamente de la joven que intentó quitarse la vida. Pero sí hay que hablar mucho ycontinuamente sobre depresión, sobre suicidio, sobre educación sexual, sobre apoyo familiar… sobre todas las cosas que afectaron a la chica al punto de que pensara que su mejor salida era acabar con su vida y la de su bebé.

      Gracias por el comentario, en todo caso. 🙂

      Reply
  25. nosome

    Yo he aprendido que ”el deber” no tiene porque ser aplaudido, cuando haces lo que tienes que hacer, lo que nos toca, nuestro deber como seres humanos, no debemos esperar un acto de reconocimiento, porque es lo que estamos supuestos a hacer. Entiendo la conmoción que esto ha causado porque nuestra sociedad esta pasando por una crisis de valores y este acto de este joven ha demostrado todo lo contrario, en pocas palabras es poco común ver este tipos de cosas donde a diario, en este país, solo vemos la falta de respeto a la vida.

    Reply
  26. Raschell

    Definitivamente no es un buen artículo. Me parece que hasta la persona que escribe el articulo esta enfocado en la otra parte de la historia, si tantas personas quieren hacer énfasis en la victima o incluso crear conciencia a las jovenes embarazadas pues deberian dejar de enfocarse en señalar las cosas que ven negativa con respecto al comportamiento del joven. En mi opinión la actitud del joven fue apropiada y al parecer fue LA UNICA persona que se detuvo a ayudar. Y si facebook o UNIBE o cualquier otra empresa quiere promover eso, pues me parece bien. Pk eso es lo que necesita el pais, SOLIDARIDAD. asi que dejen de ver las cosas negativas y enfoquense a ser ejemplos para la sociedad.

    Reply
    1. Darío Martínez Batlle

      Hola Raschell. La verdad es que no entiendo dónde he dicho que lo que Luis Carlos hizo no estuvo bien, o que no merezca aplauso. Justamente dije lo contrario, que sí merece aplauso. Lo que es incorrecto, inoportuno y lambón es que la universidad y el gimnasio lo promuevan como que ellos patrocinaron su acto de civismo. En eso se pasaron.

      Para resaltar el acto cívico de Luis Carlos no hay que decirlo poniéndolo como que lo que hizo es producto de sus estudios en Unibe o su entrenamiento en el gimnasio.

      En cualquier caso, gracias por comentar 😀

      Reply
    2. Nadia

      Tienes que leer de nuevo, porque estas errada. El esta hablando de los que sacan ventaja de este hecho, la universidad y el gym. Habla muy bien del gesto del chico. Léelo sin prejuicios de nuevo. Es muy buen artículo de opinión.

      Reply
  27. Marta

    Este post debio ser sobre el embarazo de adolescentes y la educacion sexual y que es la familia etc. para ser coherente con lo que pretende plantear

    Reply
    1. Darío Martínez Batlle

      Hola Marta. Yo soy informático y mercadólogo, no soy psicoterapeuta familiar ni educador sexual. Mis planteamientos son mas orientados al ejercicio de las redes sociales en torno a este caso. Por supuesto, tengo mis opiniones sobre educación sexual y embarazo adolescente, pero no soy capaz de escribir una limonada sobre esos temas, pues no los domino como quisiera para exponer mis puntos de vista.

      Pero si tú tienes formación profesional o académica en esas ramas, te invito a que escribas tú un artículo que sea coherente con tus ideas, y si quieres me lo pasas y yo te doy RT.

      Gracias por tu comentario 🙂

      Reply
  28. Natalie

    Queda claro todo eso pero es una via muy peligrosa la cual la hubiera hecho trisas de el no pararse, no siempre es en busca de fama sino personas capaces que tienen y llevan su carrera por amor al prójimo y no por un buen sueldo, como sucede con los médicos de hospitales que tan mal tratan los pacientes y tantas huelgas que hacen para que le suban el sueldo.

    Reply
    1. Darío Martínez Batlle

      Hola Natalie! Para nada he pensado que Luis Carlos con su gesto estaba buscando fama alguna. Todo lo contrario, alabo y aplaudo que tomara esa actitud de protección y ayuda. Ojalá que continúe su carrera y que sea un médico altruista y valioso como ya, desde su papel como estudiante, empezó a dar muestras.

      Reply
  29. tony morel

    Pienso que como personas que pasamos por una etapa de desarrollo todavía tenemos el mono sobre la cabeza y usamos los celulares para grabar y grabar sin importar que esos segundos de grabación son los que necesitaba la víctima como ayuda. A mi entender eso lo debió hacer cualquier transeunte como deber ciudadano, al no ser capaz nadie de hacerlo tenemos que ver como héroe a quien hace lo correcto.

    Reply
    1. Darío Martínez Batlle

      Es triste, Tony… pero es así. Cualquiera de las decenas que estaban filmando y tomando fotos pudo haber hecho lo que Luis Carlos hizo. Pero sólo él lo hizo. Estamos como 200-1 en civismo 🙁

      Gracias por comentar.

      Reply
  30. JeanC. De León

    Waooooooooooooo por fin alguien que piensa más allá de presión de grupo y ve la realidad de esta situación actual.

    Reply
  31. Miriam dominguez

    Yo creo que Luis Carlos Es un héroe pues el también arriesgó su vida poniéndose en ese lugar tan peligroso como es ese túnel donde los carros pasan a lo loco y rápido y tantos choferes imprudentes, esa acción de ese joven es digna de elogiar y mas en un país donde si uno tiene un accidente casi todo el que se acerca a ayudar lo que hace es robarte lo mucho o poco que tiene, y no se hagan los sorprendidos que esa si especialmente los mismos policías. Honor a quien honor merece, Luis Carlos buen samaritano Dios lo bendiga donde quiera que vaya y haga, ejemplo de juventud formada por una familia de valores morales y cívicos, me quito el sombrero ante ti.

    Reply
    1. Darío Martínez Batlle

      Hola Miriam. Estoy de acuerdo en que Luis Carlos es un buen samaritano, que hizo lo correcto. No es su accionar el que me sentó mal, sino ver como dos marcas se quisieron aprovechar del buen acto del chico para sacar provecho. Ojalá este acto de civismo de Luis Carlos se multiplique en todas partes, sin que haya marcas ni personas buscando sacar provecho de eso. Gracias por comentar 🙂

      Reply
  32. Ignacio Canó

    Tremendo el artículo, pero:

    Creo que es mejor que la joven, quede en segundo plano, ya que como dices, es una persona que necesita de ayuda psicologica y no creo que tener los medios atras se algo bueno…

    Por ultimo, veo en muchos comentarios que cualquiera debio de detenerse, y esto es algo que no comparto. Si, todos debieron de llamar a las autoridades(9-1-1), pero ofrecer servicios de primeros auxilios solo los que tienen entrenamiento adecuado de lo contrario pueden causar más daño.

    Reply
    1. Darío Martínez Batlle

      Hola Ignacio, gracias por tu comentario 🙂 Entiendo tu punto en que la chica no necesita visibilidad, y es cierto. Necesita ayuda psicológica y eso asumo que está en camino. No obstante, mi comentario va en la dirección de que de ella se olvidaron garrafalmente, y eso no es correcto tampoco. Que se hable sobre depresión, de tendencias suicidias, de embarazo adolescente… todo eso es “hablar de la chica” y no necesita mencionarla. Si te fijas, nunca usé su nombre, y sin embargo en esta limonada quise hablar de ella. Esa es la idea que quise transmitir.

      Por otro lado, bastaba una persona que se detuviera, quizás dos. Hubiera sido ideal que muchas personas llamaran al 911 (de hecho, tengo entendido de que hubo varias llamadas, así que en eso no estuvimos mal). También habría sido peligroso si acuden decenas de personas a “ayudar” pues lo único que habría pasado es que se estorbaría el trabajo del personal médico. También es correcto que quienes debieron acudir en su auxilio necesitaban saber lo que estaban haciendo.

      Al final, aunque la chica perdió su bebé y la posibilidad de ser madre, yo diría que las cosas sucedieron con el mejor de los resultados posibles. En otras palabras, pudo haber sido mucho peor.

      Reply
  33. Nadia

    Muy buen artículo. Muy bien por el chico. Huzo lo que se TENIA que hacer. Horrible la crueldad de la sociedad, que se hagan héroes y heroínas no siendo crueles con la chica. Que muestren humanidad al sentir tristeza por su vida, es una muestra de otras tantas niñas en esta situación.

    Reply
  34. Nadia

    Y ojalá este no hubiese sido un acto de heroísmo, sino lo normal. Cuando lo ordinario, lo que es un deber se vuelve magnífico, escaso, entonces vamos mal.

    Reply
  35. Julissa Delgado

    Yo me imagino que la calle a esa hora estaba limpia, ni un carro, que el único capaz de ayudarla fue el, que hagan una pagina de facebook de eso, llamémosle “barbarasos”… Si todos hiciéramos lo que se debe para con el prójimo no serían necesarios los héroes, donde están los que pasaron y no hicieron nada? Eso da pena… totalmente de acuerdo contigo… oremos por el bien de esta joven que tanto ha sufrido

    Reply
    1. Darío Martínez Batlle

      De acuerdo a la hora en que ocurrió el hecho, y en la vía en que sucedió, solo puedo pensar que esta chica corrió con mucha suerte. Esa avenida es súper transitada casi a cualquier hora. Y me parece una dicha inmensa que un conductor no la haya arrollado sin poder evitarlo. Insisto que para la gravedad de las circunstancias, la cosa ha salido de lo mejor posible. Pudo haber sido mucho mucho peor. Lamentablemente ella perdió su embarazo y su útero, pero sigue con vida y espero que se recupere y que de esta crisis surja algo valioso para ella, su familia y la sociedad. ¡Ojalá! Gracias por comentar, Julissa.

      Reply
  36. Virtudes

    Dice la gente sencilla que hasta de las cosas malas podemos sacar algo bueno y para mí lo bueno de este hecho lamentable y vergonzoso, es conocer que existe un blog manejado por una persona con tanta perspicacia social y humana, con un pensamiento tan coherente y con un sentido crítico de tanta profundidad. Entrando al tema de tu análisis, estoy totalmente de acuerdo contigo, nos han convertido en una sociedad de expectadores/as, indiferentes al drama humano que genera una sociedad cargada de injusticias sociales. No voy a repetir los comentarios que ya se han realizado, sólo quiero insistir en que este caso nos coloca de frente a la ausencia de educación sexual, y de reconocimiento de derechos sexuales y reproductivos, a pesar de que en el Congreso reposan dos proyectos de ley, que han sido satanizados por sectores de poder, me reservo (por el momento comentarios de juicios a ese respecto), y que contribuye a mantener este estado de defensión en que viven nuestros jóvenes y especialmente las mujeres.

    Quien le ha fallado a esta joven, no es sólo su familia, pues ellos/as también son un reflejo de los valores y los estereotipos que nos son bombardeados continuamente por los medios de comunicación y demás instituciones sociales, que deberían ser controladas por el Estado Dominicano y que sólo nos llevan a convertir cada instante de nuestras vidas en un mero circo.

    Espero que esa chica, que nos es más que una muestra de miles de adolescentes que pasan por esa situación a diario, logre superar en la mejor de las condiciones este proceso traumático en todo el sentido de la palabra y saludo la calidad humana mostrada por el joven que la asistió

    Gracias a ti por ser una voz de coherencia ciudadana

    Reply
    1. Darío Martínez Batlle

      Muchas gracias por tu comentario, Virtudes. Te ayudo un poco: Los proyectos de ley sobre educación sexual y derechos sexuales que están en el congreso han sido satanizados por los sectores más retrógadas e inútiles de la sociedad, las iglesias que viven en la Edad Media y no entienden un carajo sobre el bien que hace la información y la educación sobre estos temas. De haber tenido la información adecuada, probablemente esa jovencita no se habría embarazado y aún si se hubiera embarazado no habría tenido que llegar a esa decisión tan drástica de atentar contra su vida. Pero no, las iglesias con su pensamiento atrasado insisten en que eso sería malo.

      Reply
      1. Ma Luisa Saya

        Hola Dario, he llegado hasta este comentario sin interés de intervenir, porque como bien han dicho muchos antes que yo (gracias a Dios!), Luis Carlos se comportó como un SER HUMANO sin afán de buscar méritos propios por su acción. Y solo ha sido hasta tu frase ” las iglesias que viven en la Edad Media y no entienden un carajo sobre el bien que hace la información y la educación sobre estos temas… … las iglesias con su pensamiento atrasado insisten en que eso sería malo” que me he sentido compelida a intervenir. Soy católica practicante, formada en una familia clase media también católica practicante, educada en un colegio católico de “monjas” y que estudió en la universidad estatal (que por demás es atea!) por decisión propia…. Dirás que a que viene todo esto? Pues al hecho de que las iglesias SI EDUCAN, solo que de forma diferente a lo común. El año de mi graduación, nuestras maestras “monjas” nos hicieron el mejor regalo: un seminario de un fin de semana gratis con una “educadora sexual” que también era monja, y quien nos hablo clarito (eran los 80’s…) sobre las consecuencia de anteponer nuestros deseos, nuestro líbido, sin pensar o medir las consecuencias, no solo para nosotras sino también para nuestras familias… No todas las que estábamos allí eramos católicas practicantes, ni teníamos la misma formación de hogar: todas si eramos clase media y media baja y algunas hasta vivían en patios o “parte atrás”, pero todas ese día aprendimos que nuestro cuerpo era nuestra responsabilidad, no de la sociedad ni de nuestros padres, sino nuestra… La razón porque las iglesias no aprueban la legislatura actual sobre educación sexual tal y como está en el congreso es porque le da carta blanca a organismos como Pro-familia y Planned Parenhood para decidir como, cuando y desde que edad empezar a despertar las inquietudes sexuales en nuestros niños y adolescentes usando la educación como excusa!!! ESE DEBER ES DE LOS PADRES, nunca de una ong que deja fuera todo respeto por las consecuencias de lo que pretenden enseñar, o todo respeto por los valores religiosos de los padres de dichos alumnos… La Iglesia Católica aprueba la educación sexual en los jóvenes, pero incluyendo en ella la presencia de los padres. Quiere que sus jóvenes católicos entiendan que ese revoloteo hormonal puede ser soportado, que puede ser mitigado a través del deporte, las artes u otras actividades que no sean necesariamente de índole sexual. Quiere que los jóvenes encuentren sus propios muros de contención, que sepan soportar las presiones de grupo y que puedan decir NO cuando no estén de acuerdo con algo sin temer serán rechazados o estigmatizados por sus creencias, sabiendo que no somos dueños de la vida, que nuestro cuerpo es nuestra responsabilidad, que LA VIDA SE INICIA DESDE EL MOMENTO DE LA CONCEPCION y que si por algún motivo cediste a la presiones y que un embarazo se hace presente, siempre habrá una salida que no sea el suicido o el aborto.
        Gracias por leer mi comentario y disculpa si ha resultado largo o con tintes moralizantes.

        Reply
        1. Darío Martínez Batlle

          Buenas tardes, María Luisa. Primero, gracias por la visita y el comentario. Te agradezco especialmente por haberlo escrito con tanta corrección, algo que estoy seguro aprendiste en tu formación católica. Un secreto: Yo también fui educado en un colegio católico, aunque no de monjas, el San Judas Tadeo. Y a ese colegio le debo mucho, realmente, de mi formación académica. De educación sexual, pues no, ahí no le debo nada al San Judas, ya que lo único que recuerdo que nos dijera el padre Eulogio alguna vez es que la masturbación era un pecado y que mientras más nos masturbáramos más nos tendríamos que confesar y corríamos el riesgo de que se nos achicara el pene. Pero en fin, no niego que el San Judas fue un excelente colegio en muchos aspectos.

          El problema con tu posición y con el ejemplo personal que acabo de dar de mi experiencia, es que son casos aislados, que no pueden usarse como generalizaciones. Por eso, es necesario acudir a estudios más abarcadores, estadísticamente más amplios y capaces de sostener un argumento científico.

          Hay una buena cantidad de estudios que muestran la correlación entre la religión y la pobreza, de forma que los países con mayor apego a preceptos religiosos tienden también a tener un mucho menor Producto Interno Bruto nacional y per Cápita. Muchos factores influyen en que esto suceda: Las religiones son utilizadas por los grupos de poder como métodos de presión social y control, así como para plantear escenarios de conformismo en los ciudadanos. Por supuesto, no pretendo que leas esas cosas y las abraces como verdades “inspiradas por Dios” pues eso no va a suceder. Pero la evidencia es alta. Mayor religiosidad = mayor pobreza. Uno de los factores que contribuye más fuertemente a la pobreza de una sociedad es la tenencia de más hijos de los que puede sostener. Y en esos países altamente religiosos, la primera concepción se sitúa, alarmantemente, en la adolescencia. Países que por presiones de la cúpula religiosa, carecen de programas de educación sexual científica, que no preparan en responsabilidad sexual, que no educan en diferentes temas contraceptivos, incluyendo el tan temido aborto.

          Algunos enlaces:

          http://www.gallup.com/poll/142727/religiosity-highest-world-poorest-nations.aspx

          http://thehumanist.com/news/national/why-are-the-poor-more-religious

          https://www.psychologytoday.com/blog/the-human-beast/201210/does-religion-protect-against-teen-childbearing

          http://parenting.blogs.nytimes.com/2009/09/17/religions-link-to-teen-pregnancy/?_r=0

          Por supuesto, no estoy implicando que las iglesias no hacen nada por los adolescentes y su sexualidad. Solo afirmo que lo que hacen no está funcionando y que en países donde se ha tomado el camino más frontal de la educación clara y el énfasis en la sexualidad responsable, el éxito es evidente comparado contra países que se van a técnicas más, ahem, religiosas.

          Por otra parte, y algo sumamente importante, es considerar que los tiempos han cambiado dramáticamente en los últimos 30-40 años. Yo crecí en una familia rota, mis padres nunca me hablaron de sexo ni de cigarrillos ni alcohol ni drogas. Sin embargo, yo solamente fumé cigarrillos por un tiempo corto y nunca consumí drogas y el último “jumo” me lo di en 1991. Con relación al sexo, pues tuve mis tropezones pero a fuerza de leer escondico en el baño, creo que aprendí a hacerlo bien y responsablemente.

          Hoy día, mi hija de 13 años ha estado expuesta a más sexo y oportunidades de vagabundería que lo que yo tuve en toda mi adolescencia. No es posible esperar a que un adolescente se gradúe para hablarle de sexo, hoy día hay que hablarles de sexo (de acuerdo a la edad y el entendimiento) desde mucho antes de la adolescencia.

          Reply
  37. stefanybaez

    El verdadero problema ha sido que no se ha tocado el tema real: EDUCACIÓN SOBRE EL EMBARAZO. La pobre joven ha sido victima de tantas cosas, empezando por la falta de interés que tiene la gente en su problema. Pero la verdad es que en esta sociedad, ver algo como lo que hizo ese joven de detenerse y ayudarla evidentemente es algo tan fuera de lo común que por eso se hace un show. De no pienso que esté mal que su universidad exprese orgullo, el orgullo es un sentimiento, no un mérito. Aunque suene contradictorio, lo del gimnasio sí me pareció sumamente retorcido. Pero bueno, eso soy yo.

    Hay que educar, porque como esa joven hay muchas otras. Y la gente ahora solo se enfoca en alabar a Luis Carlos, o criticar a los que alaban a Luis Carlos.

    Excelente post.

    Reply
  38. Siorky Hernández

    Lo mejor que he leído en toda esta historia. No creo que alguien pudiera expresar mejor lo que pienso de todo esto. Hasta donde ha llegado nuestra sociedad, que un acto de civismo, que debería ser parte habitual del actuar en cada individuo, se ha vuelto un acto esporádico de heroísmo. Excelente artículo!

    Reply
  39. Mary

    Estoy segura que si en el mundo hubiesen más Luis Carlos hubiesen también menos Sthefany, pues su historia se dio a conocer porque su intento de suicidio fue en una vía pública, pero existen miles de jóvenes en la misma situación que se quitan la vida en sus casas y no sale a la luz pública o simplemente mueren en vida. Esto es una alerta tanto para La Sociedad que no hace más que juzgar como para la familia que en lugar de orientar, ayudar y dar amor a sus hijos los crían solo atentos al que dirán de la sociedad y no a sus necesidades.
    Me avergüenza mucho el saber que aun en la situación de esa pobre niña la juzgan, porque no hablan del padre de su hijo? que debió de apoyarla y mas siendo ella una menor, pero esta sociedad está llena de machismo en la que la juzgan a ella por el embarazo, pero y el que? El siendo mayor que ella(según tengo entendido) debió cuidarla y orientarla.
    Considero que el embarazo de esta joven no fue la principal razón de su intento de acabar con su vida sino más bien un detonante de sus múltiples traumas que venía arrastrando, desde su falta de amor hasta su falta de orientación.
    Solo espero en Dios que esta joven pueda rehacer su vida que otra vez el morbo de la sociedad la ha matado más que ella misma publicando su nombre, su diagnóstico y su carta que iba dirigida única y exclusivamente a su familia y que eran los únicos con derecho de leerla.
    Dios nos ampare y nos libre de nosotros mismos.

    Reply
    1. Darío Martínez Batlle

      Creo que no es tan fácil correlacionar el civismo con la prevención del embarazo adolescente como planteas. Pero sí, a nuestro país le hace falta más civismo como el ejercido por Luis Carlos. En eso estamos de acuerdo. También de acuerdo con que el embarazo no fue necesariamente la causa, sino el detonante… pero esa chica viene teniendo una historia de abuso psicológico muy profundo.

      Reply
  40. Albania

    Todos mr imagino que estamos de acuerdo con lo redactado, porque la chica necesita mas atencion que el chico ya que la que se encuentra en un estado critico es eya la que necesita apoyo incondicional es eya por Dios ya basta de de que en el.pais le den meritos a quien menos lo necesita ya basta de que las personas no nos interesemos por el que de veras necesita ayuda da pena verguenza y hasta asco que actuemos como lo hacemos. Le deseo lo mejor a la chica y Dios mediante todo saldra bien y eya no es la primera ni la ultima que sale embarazada a corta edad hay muchas no juzguen tanto mas bien bamos aver al mas aya de por que pasan estas cosas.

    Reply
  41. Maritza Peguero

    maravilloso análisis, pero te faltó decir que “esa chica” se llama STEPHANY. lo se porque una jovencita, cuyo nombre no recuerdo, se tomó la molestia de escribirle una carta en la que se solidariza con ella y le hace recordar que ella SI VALE. Una carta que bien podría tener como destinatario el nombre de tant@s chic@s que a la edad de Stephany y aveces un poquito más ven como única salida el suicidio. Pienso que este suceso que visto de diferentes ángulos nos muestra las múltiples caras de nuestra población no deberíamos dejarlo pasar como si nada, yo pienso que quienes pueden y tienen en sus manos la toma de decisiones bien podrían a partir de ahora crear algún ministerio que prevenga y auxilie a tantas Stephany que claman pidiendo ayuda y cuyas voces se pierden en el desierto de nuestra indiferencia.
    Maritza Peguero

    Reply
    1. Darío Martínez Batlle

      Hola Maritza. Sinceramente, el nombre de la chica no falta. No importa que se llame Juana, Julia, Rosa, María, Estephany…la realidad es que esa chica representa fácilmente a miles de jovencitas embarazadas o sexualmente activas que están llenas de confusiones, sin norte y sin nadie a quien acudir para aclarar su mente. Su caso particular es de fácil solución; ella está en cuidados médicos y se puede pensar que será atendida para que enderece su mente. Ojalá que así sea. Lo difícil y el verdadero reto, es trabajar con el resto de las adolescentes sexualmente activas sin formación sexual. Ese es el reto que tenemos todos.

      Reply

Comenta, sin vergüenza