SnailMailMyEmail, un bonito proyecto que recomiendo usar

¿Cuándo fue la última vez que recibiste una carta manuscrita? Probablemente muchos de ustedes ni siquiera se acuerdan de eso. Yo tengo el privilegio de decir que hace unas semanas me llegó una hermosa carta manuscrita desde la India, enviada por una persona que no conozco y a quien también le he escrito. Ya para estas alturas supongo que saben que me he vuelto entusiasta de enviar y recibir postales gracias a un website que facilita que puedas comunicarte con personas en todo el mundo. Aunque ese no es el tema de esta limonada, si deseas saber más sobre esto, pulsa aquí, aquí y acá. También puedes visitar un blog que mantengo junto a varias amistades pulsando aquí.

SnailMailMyEmail hasta produjo un libro

SnailMailMyEmail hasta produjo un libro

Volviendo al tema de recibir cartas manuscritas, me encontré hoy con este artículo en Mashable que describe un servicio llamado SnailMail my Email (algo así como “envía por correo tradicional mi correo electrónico”). Durante la semana del 11 al 17 de noviembre (o sea, AHORA), un grupo de voluntarios se ofrece a enviarle una carta manuscrita con tus propias palabras a una persona que tú elijas (un familiar, un amigo, alguien que te gusta, quien sea). Y todo eso gratuitamente. El portal dice que envían la carta a cualquier lugar y a juzgar por el mapa de envíos, es cierto. De paso, veo dos cartas enviadas a Puerto Rico, pero ninguna a República Dominicana. Como que hace falta que “inauguremos” nuestro mapa, eh?

El mismo proyecto SnailMailMyEmail produjo un video en donde recoge las impresiones de diferentes personas sobre el correo electrónico y el correo tradicional. Me gustaría que lo vieran:

¿A quién le escribí yo?

El servicio especifica que sólo debe enviarse una carta por persona, pero no veo manera que puedan impedir que cualquiera haga más de una solicitud —basta utilizar una dirección de correo elecrónico distinta cada vez. Yo por el momento solo le escribí una carta a alguien que aún no conozco pero que en menos de dos semanas estará en mi vida: A mi segunda hija, Isabella. Planeo guardar esa carta cuando llegue y convertirla en un regalo para ella cuando tenga edad para apreciarla. Algo similar hice con Vielka, a quien le escribí esta limonada en diciembre de 2001.

Les animo a visitar el sitio y a animarse. Sorprendan a un familiar que vive en otro país, o a su pareja en la oficina, o simplemente a un amigo que aprecian. No les va a costar NI UN CENTAVO y les aseguro que provocarán una bonita experiencia.

1 Comment SnailMailMyEmail, un bonito proyecto que recomiendo usar

Comenta, sin vergüenza