Mostrando lo bueno de República Dominicana

Nota, publiqué originalmente esta limonada en Postaleando.com, un blog que he iniciado con algunas amistades, y al que invito a seguir (y unirse como colaboradores). Si tiene curiosidad sobre el tema de Postcrossing, que es una red social que reúne a personas que enviamos y recibimos postales por correo físico, les invito a pasar por esta otra limonada. ¡Gracias!

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

El lunes fui al stand de INPOSDOM en Multicentro Churchill y envié 11 postales más. De este grupo sólo una es una “postal oficial” de Postcrossing, las demás son “direct swaps” o postales que he acordado enviar a usuarios con los que me he comunicado. Esto es interesante, pues me empiezo a dar cuenta de que Postcrossing, no solamente sirve para el “jueguito” de enviar postales a desconocidos y recibirlas de otros desconocidos, sino que es una comunidad donde los dominicanos somos muy apreciados por ser miembros de “un país exótico”.

Alemania, Polonia, India, Brasil, Ucrania, Indonesia y Lituania conocerán estas imágenes

Alemania, Polonia, India, Brasil, Ucrania, Indonesia y Lituania conocerán estas imágenes

Lo importante de esto es que tenemos la oportunidad de realizar una labor gigantesca en favor de nuestra patria. A lo largo de este año, he intercambiado varias postales directas con personas que voluntariamente decidieron escribirme y pedir el favor de que les enviara una postal de nuestro país. Y se me ocurre que al hacerlo, estoy fungiendo como relacionador público de la República Dominicana para una persona en Ucrania, en Egipto, en la India… tengo la tarea de enviar una ventanita que muestre mi país a alguien que probablemente sólo se enteraría de la República Dominicana a través de las (casi siempre malas) noticias que salen en la prensa de vez en cuando.

Por eso, empiezo a ver a Postcrossing como algo más que un juego. Algo más allá de una “red social”. Postcrossing es la oportunidad de mostrar lo bueno de República Dominicana a miles de personas, una postal a la vez. Llevar nuestro carnaval a Filipinas; que caiga el dorado y caliente sol de Las Terrenas en San Petersburgo; Contagiar de nuestro paraíso tropical a alguien que pasa frío en Helsinki; y que en Argentina sepan la primera catedral, el primer hospital, la primera calle de América está en Santo Domingo, no en Buenos Aires… ¿cuántas veces tenemos la oportunidad de enseñarle nuestras bellezas naturales y culturales a una persona al otro lado del mundo?

Ahora bien, la postal es solo la mitad del cuento. Detrás de cada postal tengo que escribir un mensaje. De un tiempo a esta parte he estado escribiendo mensajes positivos sobre los dominicanos y nuestro entorno. No oculto nuestras precariedades (mi perfil lo establece claramente), pero en vez de hablar de mí, estoy hablando bien de mi país en mis postales. De esta manera, se me antoja pensar, Postcrossing me está ayudando a cambiar poco a poquito lo que se sabe de nosotros… ¿Cuántas veces tenemos la oportunidad de hablar bien de la República Dominicana a un extranjero?

A cambio de cumplir esta loable misión, nos toca aprender y enriquecernos con las imágenes que nos llegan de todas partes. Si esto no es un excelente escenario “win-win”, no aprendí nada en la universidad.

Les invito a que vean Postcrossing y las postales como una oportunidad igualmente cultural como entretenida, una que a la larga nos acercará a otras culturas y nos permitirá expandir la nuestra a donde no llegará nunca ninguna campaña publicitaria.

Estas son las postales que envié ayer: cuatro van a Alemania, dos a Polonia, una a India, una a Brasil, una a Ucrania, una a Indonesia y la última a Lituania (la DO-331).

Enhanced by Zemanta

2 Comments Mostrando lo bueno de República Dominicana

  1. Yina

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, es una maravillosa oportunidad de ser embajadores de nuestro país y lo lindo que tiene para mostrar y compartir. Muchas personas se me han acercado para hacer direct swaps conmigo también, todo mundo quiere una postal de nuestro país 😀 http://www.postingmylife.blogspot.com

    Reply

Comenta, sin vergüenza