Algunas preguntas sobre la seguridad de la Visa Débito Popular

Algunas preguntas sobre la seguridad de la Visa Débito Popular

Este es una limonada extensa, pero confío que será útil para muchas personas, y en especial para la institución financiera a la que incumben mis preguntas. No soy economista ni conozco demasiado de los mecanismos bancarios para manejar transacciones electrónicas. Como en casi todas mis limonadas, yo escribo con una sábana que sólo arropa mi limitadísimo entendimiento. Pero escribo, y eso es lo que al final cuenta.

El Banco Popular Dominicano es una de las instituciones financieras más reconocidas de nuestro país. Sin dudas, la que tiene más sucursales y cajeros automáticos, y probablemente la que cuenta también con más clientes. Además, ofrece un abanico de productos y servicios sumamente amplio. Por todo esto, el Popular es, sin más vueltas, el “banco referencia” de la República Dominicana. Sus decisiones, por pequeñas que parezcan, afectan a todo el país de una manera u otra. Así de importante es el Banco Popular, nos guste o no.

Precisamente por esa posición de preponderancia es que quisiera tomar este tiempo para compartir algunas inquietudes que tengo sobre la nueva tarjeta Visa Débito con chip que el Banco Popular ha introducido en el país desde (si no me falla el cálculo) principios de este año.

¿Por qué el cambio forzado?

Me avisan cuando se sientan identificados. Un día estaba en un supermercado realizando lo que todos hacemos en los supermercados aparte de sufrir. Era un día o dos después de haber cobrado mi salario y pretendía pagar con mi tarjeta de débito del Popular. La cajera totalizó mis productos y cantó la dolorosa. Yo tenía ya en mano la referida tarjeta para que ella de ahí cobrara. Tres segundos después, la joven me informa que la tarjeta es inválida.

De inmediato pensé que me había equivocado o que no tenía fondos (a pesar de haber cobrado días antes). Me disculpé y verifiqué que la tarjeta estaba aún vigente de acuerdo a su fecha de vencimiento. Llamé a Telebanco y confirmé que tenía suficientes fondos para hacer la transacción. Otra disculpa y rápidamente fui a un cajero automático e intenté extraer la cantidad adeudada pero la máquina respondió con un mensaje negativo (no recuerdo cuál).

En ese momento no tenía otro medio de pago así que no me quedó más que volver a pedirle disculpas a la cajera, dejando la compra a la deriva (en donde, entre otras cosas, iba la cena). Confundido, intenté extraer dinero de un cajero de otro banco afiliado a ATH (algo que muy pocas veces hago). Tampoco logré nada. Frustrado, quise ir a la oficina del Popular en el propio supermercado pero había demasiadas personas, aún para una simple consulta. Llamé a Telebanco nuevamente y después de culebrear en el sistema automatizado me informaron que “por seguridad” el Banco Popular había bloqueado la tarjeta y que tendría que cambiarla a la nueva Visa Débito con Chip.

En resumen: Teniendo dinero en mi cuenta, no podía utilizarlo. Menos mal que el bloqueo “por seguridad” no ocurrió luego de llenar el tanque de gasolina en una estación en la madrugada, o pagando el internamiento de un familiar en una de esas clínicas en las que si no te canteas se te muere el paciente. Soy un tipo afortunado.

Al otro día fui temprano a la sucursal y pedí explicaciones. Me marearon diciendo que se había anunciado la nueva tarjeta Visa Débito con Chip en los medios tradicionales y la web. Puse mi cara de “¿y a mí qué me importa? Yo no quiero esa vaina” recordé que no era la primera vez que el Popular hacía algo así. Ya en el 2012 el mismo banco también forzó a que abandonáramos las tarjetas de claves para andar con el famoso “token” de seguridad.

Soy informático, por lo que estoy consciente de que hay mejoras que ameritan cambios de sistemas y plataformas que afectan a los usuarios finales. Cuando me dieron el token de seguridad pregunté un montón de cosas y las respuestas que me dieron me satisficieron aunque mantenía mi queja de que el cambio era unilateral.

Aquella mañana estaba de nuevo repleto de preguntas y molesto por tener que aceptar un cambio sin alternativas. Pero lo peor es que esta vez mis preguntas no encontraron respuestas adecuadas.

¿Es “ventaja” no tener que marcar un PIN?

En su web, el Popular coloca como una bondad de la nueva Visa Débito con Chip el poder “realizar compras en miles de establecimientos comerciales afiliados con débito directo a tu cuenta, sin tener que marcar un PIN”. ¿Cómo rayos la Visa Débito es más segura al eliminar el uso del PIN? ¿No debería ser al revés, que las transacciones requirieran mecanismos de seguridad más allá que presentar la tarjeta? ¡Eso es tan insensato como decir que mi casa es más segura quitándole las cerraduras a las puertas!

El representante de la sucursal Rómulo Betancourt dio varios traspiés al intentar explicarme las ventajas de no tener que marcar el famoso PIN. “Es más rápido” dijo, lo cual es mentira porque muchas transacciones aún requieren una firma, lo cual consume tanto o más tiempo que marcar cuatro dígitos.

Hay más seguridad” argumentó con cara de “estoy diciendo un disparate” y fui tan descarado que pregunté si acaso la Visa Débito tiene un guachimán integrado en el chip. La sonrisa nerviosa del agente me pareció ambigua.

Cada vez que use su Visa Débito, deberá mostrar una identificación” dijo como si hubiera descubierto el hilo en bollito. “Teóricamente siempre hay que presentar una identificación” respondí empezando a desesperarme y sabiendo que eso solamente me añadiría una molestia más al tener que sacar dos plásticos cada vez.

Los vouchers deberán ser firmados por usted” concluyó su paupérrima defensa de la Visa Débito y yo ya estaba aburrido.

¿Cuáles son las ventajas de la Visa Débito?

Esta tarjeta utiliza lo que se llama “Chip-and-signature” (lo abreviaré “C&Sig”), que no requiere PIN para validar transacciones. Tiene un chip integrado en el plástico, el cual almacena una cantidad de datos sobre la cuenta que representa, pero cada transacción se valida usando la firma del portador. Las ventajas de “C&Sig” son bastante limitadas comparadas con las ventajas de la otra tecnología, “Chip-and-PIN” (abreviado “C&Pin”).

Las tarjetas C&Sig son útiles para:

  • Personas con dificultad para utilizar el teclado numérico.
  • Personas con problemas de visión.
  • Personas con dificultades de memoria.
  • Personas que normalmente no alcanzarían el “veriphone”.
  • Transacciones en ciertos lugares que no tengan “veriphones” con teclado (las viejas “planchas”).
  • Transacciones remotas (por ejemplo, pedir una pizza a domicilio).

Para nuestro país, las cuatro primeras ventajas serán agradecidas por un segmento muy pequeño de la población (no digo que no sea importante, pero sin dudas la mayoría de los usuarios no padecemos ninguna de esas cuatro adversidades).

Con respecto a las otras dos “ventajas”, creo que ningún negocio actualmente permite realizar transacciones con planchas o a domicilio con tarjetas de débito, por lo que no aplican a nuestro país.

[Actualización] Varias personas me han comentado que las tarjetas de débito con firma sí se pueden utilizar para compras a domicilio (mencionan las Visa Débito del Popular y una tradicional del Banco BHD). De todas maneras, no me queda claro el procedimiento, ya que estos plásticos no tienen “relieve” en los números.

Quiere decir que la tecnología C&Sig ofrece muy pocas ventajas a la mayor parte de la población y dentro de ellas, la seguridad no figura. En cambio, las C&Pin son catalogadas como las tarjetas más seguras en los enlaces que comparan ambas tecnologías.

PayYourWay (Clic para ir al enlace)

C&Pin es la manera más rápida y segura de pagar con tarjetas. (Clic para ir al enlace)

CardHub (Clic para ir al enlace)

C&Pin es la tecnología de tarjeta de crédito más segura. (Clic para ir al enlace)

Además, podemos usarlas en cajeros automáticos y puntos de venta con mayor seguridad que las C&Sig.

En concreto, la Visa Débito no utiliza la tecnología más segura, ofrece ventajas ínfimas que no justifican su existencia y usan un sistema de validación que está presente solo en Estados Unidos y en un puñado de paisitos comparones como nosotros (Guacanagarix vive).

En cambio, en Europa, Asia y el resto del mundo, la tecnología más difundida, segura y habitual para tarjetas de débito es la C&Pin.

Sencillamente, la tarjeta Visa Débito a mí me parece un paso hacia atrás.

¿Y qué de las tarjetas de crédito?

Desde siempre, las tarjetas de crédito han requerido solamente la firma del portador. ¿No estamos entonces ante la misma situación con las tarjetas de débito? En realidad, NO. Cuando un ladrón utiliza una tarjeta de crédito robada, el dueño no ve disminuir su dinero (al menos no de inmediato). Lógicamente, los consumos de tarjeta de crédito son realizados con “dinero del banco” y en ese caso, es el banco el que está siendo engañado (a fin de cuentas). Con una tarjeta de débito C&Sig, consumo que se realiza, dinero que desaparece de la cuenta. El uso de firmas en las tarjetas de crédito no es tan riesgoso como su uso en tarjetas de débito porque el dinero fraudulentamente usado no es el mismo.

¿Me opongo a las tarjetas con chip?

Categóricamente NO. Estoy consciente de que las tarjetas con chip son mucho más seguras y menos proclives a ser clonadas pues aunque tienen banda magnética, a medida que los establecimientos tengan los “veriphones” que pueden operar las tarjetas con chip, habrá menos necesidad de la banda magnética (eventualmente desaparecerá de todas las tarjetas de crédito y débito).

¿Entonces? Simple: A lo que me opongo y sobre lo que protesto es a que las transacciones se validen con una firma, en lugar de un PIN. Si bien es cierto que las tarjetas con chip reducirán los fraudes por clonación de plásticos, requerir una simple firma y delegar en los establecimientos el proceso de validar que el portador sea el dueño del plástico es injusto y, como demuestro más adelante, absolutamente impráctico.

¿A quién protege la Visa Débito?

Me puse a analizar escenarios. ¿Qué pasa si me roban la billetera? Con una tarjeta que no requiere PIN y mi cédula de identidad, un ladrón solamente necesita ser feo como yo para poder consumir alegremente en cientos de establecimientos comerciales. Con la tarjeta anterior, esto no era posible pues el ladrón necesitaba además mi PIN. Pero, como demuestro más adelante, la verdad es que ni siquiera hay que ser feo para usar una Visa Débito sin ser el dueño del plástico.

El Popular seguramente alegará que este método es más “seguro” porque así el ladrón no necesita secuestrarme para conseguir que yo le diga el PIN de mi tarjeta. Este es un argumento válido, pero no creo que sea el “selling point” de esta nueva plataforma. Además, aunque no tengo estadísticas, las noticias y las experiencias de la gente común apuntan más a ladrones que simplemente arrebatan carteras o billeteras y se dan a la fuga de inmediato.

Obviamente, el Popular responderá que “ante cualquier atraco, lo primero que debe hacer una persona es reportar el robo de su tarjeta para que sea bloqueada”. Pero hay muchas vainas más importantes que un individuo suele pensar primero al ser atracado antes que llamar para reportar la pérdida de su plástico.

¿Una anécdota? A mí una vez me “carterearon” en la celebración de uno de los campeonatos de las Águilas Cibaeñas. Perdí el efectivo de regresar a la Capital, mis documentos y dos tarjetas de débito (felizmente la de crédito no la tenía en la billetera en ese momento). Reporté el robo al día siguiente, pues sabía que no iban a poder sacar nada de mis cuentas. Con una C&Sig, no habría podido tomarlo con tanta calma.

Yo sé que ante robos de tarjetas (de cualquier tipo) el banco garantiza la protección del dinero. Y aunque esto sea cierto, la verdad es que el proceso de recuperación de fondos usados ilegítimamente es cualquier cosa menos expedito. He sabido de personas que han tenido que esperar meses para un reembolso, y eso sólo lo soporta quien no necesita el dinero.

Por todo esto, creo que nadie puede sentirse protegido por la Visa Débito. Ni siquiera el propio Banco Popular.

¿Me permiten ilustrar con ejemplos?

Voy a citar negocios por nombre, no con el ánimo de que les apliquen sanciones (si las hubiera) sino simplemente para demostrar la inmensa inseguridad que reviste esta tarjeta (y toda que sea similar).

La semana pasada, mi esposa me dio su Visa Débito para que yo retirara una suma de dinero e hiciera una serie de diligencias. Yo, amigo de los experimentos, preferí no ir al cajero automático y ver qué sucedía.

Fui a Jumbo Luperón y realicé una compra para la casa, consumiendo 2,450 pesos. Luego fui a La Sirena Luperón y completé los féferes que necesitaba en el hogar pagando 1,133 pesos. En la Shell de Las Praderas llené el tanque de gasolina y el total ascendió a 3,200 pesos. Más tarde fui con el hijo de Sarah a almorzar en el food court de Jumbo Luperón. Yo fui a Wendy’s (295 pesos) y él prefirió Victorina (180 pesos). Realicé una recarga de mi 4All Wind por 937 pesos. En Ferretería Cima compré varias cosas que necesitaba en la casa y gasté 890 pesos. Finalmente, en Pan Express consumí 200 pesos. Ese trajín representó 9,285 pesos.

Todas las transacciones las hice pagando con la Visa Débito de la señora que me oye roncar (aunque yo no ronco). La tarjeta tiene su nombre y apellido grabado. En ninguno de estos ocho establecimientos me pidieron una identificación. Ninguno de los dependientes leyó el nombre de Sarah. Nadie se dio cuenta de que soy demasiado feo para hacerme pasar por mi esposa. Todas las transacciones generaron un voucher y en todos estampé mi firma (ni siquiera me molesté en escribir el nombre de ella). Nadie se ocupó de leer mi rúbica. Y total, estoy más que convencido de que si alguien hubiera puesto impedimento a mi compra, habría bastado 20 cheles de muela diciéndole que ella está embarazada y se quedó en el carro, y apuesto que me pasaban la tarjeta como quiera.

Peor aún, estoy absolutamente seguro que mi experimento es replicable por cualquiera que lo intente. En cualquier negocio que vaya. Hagan la prueba y me cuentan en los comentarios.

¿Qué significa este experimento?

En una simple frase, esto significa que la Visa Débito del Popular es la tarjeta más insegura y peligrosa que jamás haya tenido que usar.

Esta limonada es un largo desahogo que quisiera que funcione como advertencia a todos los que ya tienen este producto. A la vez, aspiro a que esto sea una oportunidad que el Banco Popular aproveche para intentar convencerme de que es más seguro quitarle las cerraduras a las puertas de mi casa. ¿Lo logrará?

¿Qué dice el Banco Popular?

Cuestionar públicamente a una institución como el Banco Popular muchas veces no da resultado. Yo espero que este no sea el caso y que en los comentarios un representante autorizado se tome el tiempo de ilustrarme (y a todos los que lean esta longaniza) sobre estas inquietudes.

Los limones están en el patio del Popular.

12 Comments Algunas preguntas sobre la seguridad de la Visa Débito Popular

  1. Alexei

    Yo tuve una reflexión muy parecida cuando ví a mi actual esposa usar su Visa Débito. “¿firmar? ¿cómo así?”

    Reply
  2. Gustavo Villavizar

    Yo estoy agradecido del cambio por un solo motivo. Ahora puedo comprar por internet con mi tarjeta VISA Debito. Esto es algo que me gusta mucho, porque puedo pagar mis cosas por internet con MI dinero y no con dinero del banco que más adelante tengo que pagar con intereses. De hecho, desde que me entregaron mi tarjeta VISA Débito dejé la de crédito en la casa para evitar siniestros.

    Estoy de acuerdo en que no es tan segura, pero también es cierto que debido a que los fondos están disponibles en una cuenta, en caso de robo simplemente puedo usar mi celular (o cualquier celular prestado) para transferir el dinero de una cuenta a otra (de la corriente a la de ahorros) y así dejar sin fondos al “asaroso” que tenga mi tarjeta. Luego con más calma la reporto robada, me dan otro plástico y mi dinero está en la otra cuenta.

    El único caso en que podrían gastar todo eso con mi tarjeta es si la clonan (es decir, si YO no me doy cuenta de que alguien tiene mi tarjeta) y como bien dices, es más dificil de clonar.

    Con la tarjeta de PIN, cualquiera que esté detrás de ti en la fila del supermercado puede ver cuál es tu PIN y asaltarte en el parqueo camino a tu vehículo (a mi no porque yo ando a pie) y entonces usar tu dinero, el riesgo siempre existirá.

    Particularmente a mi me agrada más la VISA Débito.

    Reply
  3. @nedume

    Dentro de los establecimientos que mencionaste me ha pasado exactamente lo mismo en al menos 4 de ellos con mi propia tarjeta, no me piden identificación, el pin solo se mantiene para retirar dinero de un cajero automático (eso no cambia), pero como bien dices el que quiera usar mi tarjeta solo debe robarme una “identificación cualquiera” y ser gordo y feo.

    Pongo “identificación cualquiera” en comillas porque cuando piden alguno basta con presentar algún carnet de cualquier lugar, lo que quiere decir que ya lo de ser gordo y feo no es un requisito ni un impedimento para utilizar mi “Nueva Visa Débito Chip del Popular”.

    Así que si quieres hacer un carnet con tu foto y el nombre de Sarah cambiaras el experimento que hiciste con su tarjeta en un día normal de compras. Total, porque no puedes tu llamarte Sarah? a nadie le importa…

    Reply
  4. Adrian Nunez

    De esta nueva “Visa Débito” agradezco el que pueda pagar por internet (con el plástico internacional) y teléfono.

    Otra cosa, desde hace un tiempo tengo un plástico de uso internacional, después de adquirir este no he firmado el primer voucher. Cuando el verfifone imprime la copia del comercio dice en el espacio reservado para mi firma “No requiere firma”. Con el plástico que era solo valido en RD si firmaba en todos lados que pagara.

    Reply
  5. Van TroI

    Coño mano,.. Has dado puntos muy acertados y que para mí ha faltado un punto neuralgico que me reservo.

    Lamentablemente los bancos de este país van por ese camino.

    No digo más porque estoy en uno que va en ese camino.

    Reply
  6. Individuo

    Este gajito no es sobre el tema pero le pica cerca.
    Quisiera que alguien que trabaje en el Popular me explique por qué sus cajeros automáticos no dispensan papeletas de RD$100. En una sola transacción es imposible retirar un monto que no sea redondo, algo que sí facilitan los cajeros de otros bancos como León y BHD. Si quiero sacar una cantidad “coja” en un cajero del Popular, es necesario un engorro de dos y tres entra-saca de tarjetas con su respectivos cálculos de múltiplos de 500 y 200 para lograr reducir el número de transacciones.

    No sé qué razón tiene eso de forzar múltiples operaciones en los cajeros. Pero si lo hacen, es porque algún beneficio le estarán sacando.

    Reply
    1. Adrian Nunez

      No todos los cajeros solo dispensan papeletas de RD$200 y RD$500. Frencuento usar los de Plaza Central y Universidad O&M, estos siempre tienen de RD$100, que recuerde solo estos tienen billetes por ese valor.

      Reply
  7. Elisa

    Yo me molesté al igual que tu, porque fui a hacer un retiro y ya me habían bloqueado la tarjeta. Se supone que si ellos harán ese cambio, la tarjeta debía haberme llegado antes de que la bloquearan, porque al fin y al cabo, yo no pedí que lo hicieran.

    Reply
  8. FC

    Hola,
    Pues a mí lo de la seguridad de estas tarjetas nunca me convenció; terminé odiándolas cuando luego de un día de trabajo fui a un cajero que me decía “no tiene dinero suficiente para realizar esta transacción”… Con un muy literal “quille” revisé mi internet banking para verificar mis cuentas, pues sabía que tenía fondos. Al momento de revisar mi cuenta aparece con sólo mil pesos… Luego de investigar, mi tarjeta NUEVA y SEGURA fue clonada, y utilizada en Argentina; con ella consumieron una suma de dinero realmente considerable, (por la que tengo que sudar mucho para poder obtener)… El Popular duró más de 30 días para devolverme el dinero, mío, de mi propia propiedad, que tenía en la cuenta…. En definitiva, para mí son una gran desventaja…

    Reply
  9. Johan

    A mi me robaron mi visa credito banco popular cuando me di cuenta ya era tarde le habían consumido $9500 pesos dominicanos cuando llamó al banco lo único que me alegan es que no se hacen responsable, lo cual yo respondo que desde hace tiempo me cobran un seguro por pérdida y me responden que el seguro es válido sólo si llamó antes, le respondo no tiene lógica porque si llamó antes de que suceda la extracción del dinero el seguro sería yo por lo que me están robando mi dinero.

    Reply

Comenta, sin vergüenza