Lucy, Adán y Eva haciendo #Facepalm

Hace una pila de años según las conclusiones científicas, a una mona particular empezó a crecerle el cráneo para alojar más masa encefálica y con ello empezó la raza humana. Los científicos la llamaron Lucy y era una australopitecus afarensis. Hace unos pocos miles de años según los que se llevan de la Biblia, Dios creó una pareja de seres superiores “a su imagen y semejanza” y los puso como dueños del mundo, y los llamó Adán y Eva.

No importa mucho cuál de las dos explicaciones usted prefiera. Al final llegamos al día de hoy y nos miramos el ombligo y sabemos qué es un ombligo. Pusimos una vaina en el cielo que nos dice que viene una tormenta y por eso podemos esperarla preparados (aunque haya anormales que no quieran salir de la orilla del río). Hemos creado infinidad de sistemas de control y gobierno, de normas de convivencia, de ética y comportamiento, reglas de educación y de honor.

Si pudiéramos revivir a Lucy y si Adán y Eva renacieran entre nosotros (escoge tu protagonista preferido), estarían asombrados de todo lo que ha pasado en su ausencia. Ellos, básicos y rudimentarios, quizás no podrían sobrevivir un día en el mundo que ahora tenemos, un mundo que a golpe de ciencia y curiosidad, viene directamente desde el mundo primitivo que ellos conocieron.

Pero si enseñáramos a Lucy, Adán y Eva a leer lo que leemos, si pudiéramos ponerlos a ver televisión de lo más tranquilos como nosotros lo hacemos, creo que en el fondo, se convencerían de que “no somos familia”.

Arrasaron con todo

Arrasaron con todo

Cuando ellos vieran la manera en la que un grupo de azarosos dominicanos lograron desbaratar un hotel como si fueran una manada de rinocerontes, cómo se encargaron de desaparecer toda la comida como si fueran pirañas, cómo se encargaron de alterar el orden y la tranquilidad de un lugar de diversión y descanso, sin duda alguna estos seres primitivos, sin educación, sin ciencia, sin modales, sin conciencia de respeto, terminarían diciendo “diache, pero mira, esos animales son más primitivos que nosotros que no tenemos nada de avances tecnológicos”.

Por eso, en Puerto Plata, un grupo de ingleses comprobó que estamos aún en la Edad de Piedra. Sí, somos un país en donde la vagabundería y la falta de educación arrasan con todo. Adán y Eva y la querida Lucy y los neardentales y cromagnones que vinieron después, se mirarían con vergüenza y se alejarían de nosotros diciéndonos “ustedes son animales”. Y terminarían, igual que Jean-Luc Picard, haciendo el clásico Facepalm.

Ustedes son animales

Ustedes son animales

2 Comments Lucy, Adán y Eva haciendo #Facepalm

  1. Individuo

    En el artículo dice “I have nothing against Dominicans, these people were not at all representative”, pero el hecho es que ESA es la imagen que se queda de “los dominicanos” en la red. La de que todos somos así.

    Y la educación cívica y el sentido común más para atrás y más y más y más para atrás.

    Reply

Comenta, sin vergüenza