La herejía comercial de Supermercados Bravo

Con bastante asombro leí esta mañana un comunicado de prensa hecho por un colectivo de más de 500 iglesias evangélicas, en donde fijan posición sobre al menos dos aspectos principales que en los últimos meses han sido muy debatidos en nuestro país, como lo constituyen la educación sexual en escuelas a menores de edad y la lucha de la comunidad LGBT. Mi asombro no vino por el hecho de que directivos de iglesias se hayan unido para realizar una publicación de este tipo, pues a mí me parece previsible y normal que las iglesias, históricamente conservadoras con lo que respecta a determinados aspectos de la moral colectiva, tengan el interés de expresar su opinión en la dirección en que hoy lo han hecho. Mi sorpresa se produjo porque me enteré de dicho comunicado a través de la cuenta de los Supermercados Bravo (en la tarde eliminaron el tuit, esta es una imagen que me enviaron).

El tuit de Supermercados Bravo

El tuit de Supermercados Bravo

Leí el comunicado completamente y lo encuentro perfectamente coherente con la ideología y las doctrinas de las iglesias evangélicas. Quizás muchos no lo saben, pero durante varios años yo asistí a la Iglesia Bíblica del Señor Jesucristo, una de las firmantes del referido documento. Al leer la pieza, puedo honestamente felicitar a las iglesias firmantes por haber redactado un documento muy apegado a sus doctrinas religiosas. Con ello, que quede claro, no estoy endosando mi apoyo a sus posiciones, sino más bien estoy reconociendo que han establecido sus argumentos en concordancia y con coherencia a lo que conozco de su manera de ver el mundo e inculcar sus creencias. 20 años después de salir de esa iglesia, mis ideologías han cambiado bastante en muchos aspectos.

Pero el punto aquí no son las iglesias ni sus ideas conservadoras. Tampoco lo es apoyar o rechazar sus posiciones. No me interesa formar parte de un debate para el que no me siento preparado ni animado a participar. Lo que me motiva a escribir es la “curiosidad” de que una cadena de supermercados haya endosado públicamente una posición religiosa.

Reincidentes en atar la religión al negocio

Para algunas personas, es posible que esta sea la primera vez que ven a los Supermercados Bravo exponiendo sus convicciones religiosas desde su marca, pero la realidad es que lo han hecho ya en el pasado. Algunos ejemplos:

En varias ocasiones, los Supermercados Bravo han utilizado sus instalaciones y espacios publicitarios para apalancar iniciativas religiosas. Han promocionado varias películas de corte cristiano (“Fireproof“, “Courageous” y creo que “Facing the Giants“). Si no recuerdo mal, también han apoyado obras teatrales y conciertos musicales de alto nivel y que vayan en consonancia con sus estandartes de fe.

La política de los Supermercados Bravo de no vender bebidas alcohólicas (salvo vinos, pues esos salen en la Biblia, aunque ajumen más que el ron, el whiskey o la cerveza) le ha granjeado más de un chiste, pero al final la gente ha asumido como un “derecho” del establecimiento que están en libertad de ejercer. También vale resaltar la férrea oposición de Supermercados Bravo al trabajo dominical (aunque no tienen problemas en laborar los Viernes Santos), medidas que convierten a esta cadena en un caso especial.

A finales de noviembre de 2011, el almacén de distribución de Supermercados Bravo sufrió un voraz incendio que representó pérdidas millonarias y costosos retrasos en abastecimiento de sus tiendas. La administración asumió el siniestro con una “tranquilidad” que dejó estupefacta a más de una persona. Publicaron un espacio pagado inmensamente atípico, en donde Rafael Monestina declaraba “Nuestro negocio está en las manos de Jesús. Entendemos que esta prueba fortalecerá nuestra confianza en Él y sabemos que Dios será exaltado”. Tan “extraña” fue la reacción de Bravo que cientos de personas mostraron admiración, simpatía y respeto a la empresa. En ocasión de ese siniestro, el agudo Melvin Peña calificó a “Bravo” como una “lovemark” dominicana, habiendo logrado trocar una posible crisis de imagen en una catapulta que jugó a favor de elevar más la buena imagen que ya tenían en la población.

Estos son algunos de los puntos principales que me hacen comprobar que Supermercados Bravo suele ligar convicción religiosa con su negocio.

El comunicado de hoy

Volviendo al presente, quienes leyeron el espacio pagado en la prensa nunca vieron involucrada a la cadena de Supermercados Bravo, pues ni siquiera figura en la breve lista de instituciones firmantes. Muchas de las iglesias firmantes (o sus pastores) difundieron el comunicado, como es el caso de Sugel Michelén (Iglesia Bíblica del Señor Jesucristo), la Iglesia Bautista Cristiana y la Iglesia Bautista del Nuevo Pacto.

¿Por qué esas y otras congregaciones no han recibido el intenso fuego que ha caído al Bravo? La respuesta es bastante simple: En primer lugar, quienes leyeron el comunicado en la prensa no necesariamente tuvieron un medio para expresar su apoyo o desaprobación al mismo, pues la prensa escrita sigue siendo un canal de una vía y los diálogos que ella produce no son tan fáciles de migrar a medios participativos. Pero por otra parte, las iglesias y pastores que difundieron el comunicado en las redes sociales sólo impactaron a sus audiencias, las cuales son, con seguridad, confesantes de los mismos criterios dogmáticos. Es lo mismo que un aguilucho me insulte a mí diciéndome “aguilucho”.

¿Por qué el Bravo, entonces? Porque a pesar de ser una institución que enfoca su andar con columnas de fe cristiana, su clientela (ni su entera empleomanía) comparte esas posiciones. Por tanto, cuando esa organización comercial con enfoque cristiano-evangélico empieza el día endosando el comunicado de las iglesias evangélicas a través de un tuit de marca (en lugar de hacer retuit a alguna de las iglesias), virtualmente se hizo signataria del texto ante un público, cuando menos, variado en convicciones. De inmediato las iglesias perdieron el protagonismo y Supermercados Bravo logró posicionarse en la mente de la tuitósfera criolla como el principal blanco de ataque.

Qué inmenso error de comunicación.

Los directivos de Supermercados Bravo, quizás sorprendidos en su “buena fe” (las comillas son sarcásticas y a propósito) no se percataron de que al hacer a la marca Bravo partícipe de una posición eminentemente religiosa estaban condicionando a todo el público que los prefiere por razones comerciales a “estar de acuerdo” con su posición religiosa, o de lo contrario se produciría (como de hecho se ha producido) un choque de ideologías.

Mi pregunta en la mañana fue sobre la idoneidad y la necesidad de que Bravo compartiera ese comunicado desde su cuenta de marca. Si lo hiciera Rafael Monestina o cualquiera de los empleados que comparten la fe cristiana evangélica, inmediatamente cae dentro de lo que es “opinión personal”. Cuando lo comparte una empresa, se convierte (aunque sea injusto) en criterios endosados por la institución.

Bravo está sufriendo una tormenta de imagen por una de las razones más inverosímiles que veremos en el “puritano” mercado criollo. Ni negarse a vender “romo”, ni oponerse a laborar los domingos, ni insistir en promocionar sus eventos religiosos, nada de ello les provocó una crisis de imagen. Un incendio destruyó su almacén y la marca salió aún más fortalecida de ese siniestro. Cualquiera de los demás supermercados probablemente con estas situaciones habría tenido dificultades de imagen, pero Bravo no. Sin embargo, el error de endosar un comunicado eclesiástico les ha provocado un aluvión de “mala prensa” que sin dudas, al menos por unos días, afectará su flujo de caja.

¿Boicot al Bravo?

Ahora bien, la reacción negativa de cientos de personas que apoyan a la comunidad LGBT o que promueven la ampliación de los planes de educación sexual, en mi opinión, ha sido tan innecesaria e insensata como la de Bravo compartiendo algo ajeno a su negocio. Existe un hashtag que declara que #YoNoComproEnElBravo y muchos han empezado desde hoy mismo a hacer boicot a las tiendas de la cadena.

Cada quien es libre de comprar donde mejor le plazca, así como de cambiar de establecimiento por absolutamente cualquier razón. Quienes hayan decidido que nunca más volverán al Bravo, están en su pleno derecho. Quizás los dueños del Bravo lo lamenten en lo financiero pero probablemente en el fondo hasta mejor sea para ambas partes. No quisiera imaginarme el lío que se armaría si de repente parejas de homosexuales o lesbianas empiezan a ir al Bravo explícitamente a dejarse ver como forma de protestar.

Pero en lo personal (y usted puede mandarme a la mierda si lo desea, be my guest, please) pienso que es una ridiculez llegar al extremo de cambiar un negocio por esa razón. Bravo cometió un error mayúsculo, pero sus productos siguen siendo los mismos (incluyendo muchos productos gringos, vaya paradoja) y no es verdad que si algo me gusta de lo que ellos venden lo dejaría de comprar por esa bobería.

Las luchas, entiendo yo, hay que saberlas luchar. Si hay algo que lamentablemente tienen muchas personas sensibles al tema LBGT es que suelen reaccionar con tanta o más intolerancia que la que usan quienes tienen opiniones contrarias. Y aunque reitero que NO me interesa el debate sobre este tema, ojalá que con la cabeza más fría se libre la lucha con ella bien puesta.

31 Comments La herejía comercial de Supermercados Bravo

  1. Melvyn Perez

    ¡Buen post!
    Aunque tengo mis dudas, de hecho 3 dudas:

    1. ¿Realmente esta bulla va mas allá de las redes sociales? Desde un computador acostumbramos tomar posiciones, pero en la vida real es diferente.

    2. ¿Realmente los que posiblemente cambien de supermercado son tantos como para superar a aquellos que pueden llegar? O sea: creo que hay mas conservadores puritanos que que liberales. Y de la misma manera que esa actitud beligerante puede alejar a uno también puede atraer a otros.

    3. Supongamos que ciertamente alguna gente deja de ir. Digamos que… ¿100 personas ¿500? ¿mil? Si cada persona va 3 veces al mes, y son 6 supermercados, notarían la ausencia de alrededor de 16 facturas por día, ceteris paribus.

    ¡No ombe!

    Reply
    1. manny Solano

      Eso es para que vean que Melvyn,no solo empina el codo , tambien es bien inteligente, por algo es amigo mio..lol..retomando el tema , eso es una falta de respeto a los derecho humano y que cada quien escoje la vida que quiera llevar..yo no compro en el bravo.

      Reply
  2. Carolina

    No se trata de la cantidad de personas que dejen de ir, es la imagen de intolerancia que refleja una empresa – fue un error de comunicacion, justificado por convicciones personales, tal como se expresa el Sr. Martinez. Que les sirva de leccion, para manejarse con mas tacto en el futuro…Y yo, que no comparto la intolerancia, y por el mismo motivo, NO dejare de ir al Bravo a comprar!

    Reply
    1. Dumas Castillo

      Carolina, no te dejes confundir con la ¨Nueva Tolerancia¨, que desean imponernos, te invito que leas el libro La nueva tolerancia – Josh Mcdowell, donde explica como el Sistema quiere aniquilar toda la verdad absoluta que es Cristo…para vivir una vida en libertinaje.

      Reply
      1. Jose Tavarez

        ¿Josh Macdowell? Ya entiendo. Este autor que tuvo años de gloria con sus primero escritos ha ido en decadencia. Su ultimo libro, el que citas, se aleja de su estilo “investigativo” y de eviencias “empiricas” para escribir La Nueva Tolerancia, un libro lleno de juicios de valor y en que sutilmente el autor llama a defendernos de esta “nueva tolerancia”, lo cual es-segun el- una amenza a la familia. Este llamado se convierte en un “no ser tolerantes” y me pregunto, ¿eso no son los mismos argumentos utilizados por los musulmanes extremistas que asesinan y queman vivos a los cristianos en Nigeria? Si, son las mismas ideas. Solo ruego a Dios que, los seguidores de estas ideas, no crezcan en un pais que lo que menos necesita es que se altere su clima de convivencia pacifica. Agrego como nota que estos evangelizadores, realizaron una manifestacion en haiti en contra de la homosexualidad y en el curso de la misma estos “cristianos” que no creen en la “nueva tolerancia” golpearon y asecinaron a dos hombres homosexuales. ¡Dios, te necesitamos mas que nunca!

        Reply
        1. Luis Velarde

          Porque consideras que están en decadencia los libros de josh MacDowell??? porque no se apegan a tus preferencias??? afirmas que sus evidencias son empíricas en sus libros a los que primero llamas “investigativos” y luego dices que son evidencias “empíricas” (espero sepas el significado) alguna vez revisaste si los datos con los que fundamenta sus posiciones son verdaderas??? has leído siquiera alguno de sus libros??? tu afirmas que el hace juicios de valor y tu te estas tomando la libertad de hacer lo mismo, pero, sin fundamentos, solo basado en tu conocimiento empírico de su obra literaria… La homosexualidad es una amenaza a la familia, porque un cristiano parte del hecho de que lo que Dios hizo es perfecto y el dice en Génesis: “Varón y Hembra los creo” (no dijo 2 varones los creo o 2 hembras las creo) y el fin primario de la unión era, es y sera “multiplicarse y sojuzgar la tierra” y como bonus les dio el placer sexual. el placer no es el fin de la relación y es para dar sin egoísmo… la homosexualidad es solo un comportamiento desviado de lo que Dios creo producto de una busqueda egoista de placer y por esa causa no se puede dar “derechos” a una relación que por Voluntad de Dios y por lógica no los tiene y peor aun darles el “derecho” de destruir la vida de niños inocentes, exponiéndolos a su comportamiento desviado, y de verdad (demostrando el poco análisis de los hechos y de la realidad que haces) comparar esta posición justa con los musulmanes es en verdad una muestra de que solo estas tratando de defender lo indefendible, un verdadero cristiano (Como lo hace Cristo) ama al pecador, en este caso el homosexual, pero tiene que rechazar y condenar la practica del pecado, reconozco que algunas personas que se identifican como “cristianos’ tengan practicas homofobicas, pero muchas veces es por falta de conocimiento Bíblico o en muchos casos por una mala interpretación de lo que Dios quiere… Y si los homosexuales van a las iglesias y a Bravo a imponer sus ideas, ESO TAMBIÉN ES INTOLERANCIA… La realidad a demostrado que en los paises donde se ha dado este “derecho” los asaltos sexuales se han incrementado de parte de homosexuales a menores de edad, porque NADIE NACE HOMOSEXUAL, es un comportamiento adquirido, por violación, padres con problemas emocionales, hechos traumaticos en la infancia (especialmente en los colegios)… Nadie nace homosexual, nace varon o hembra y en el camino de vuelve homosexual..,

          Reply
    2. Mafalda

      Como hay libertad de expresión yo si voy a comentar porqué no compro en el Bravo.

      1. Acompañando a una persona a entregar unos regalos de navidad a las personas que arreglan las góndolas de ese supermercado se les expresó que ellos no permitían que se le hiciesen regalos a los trabajadores. Sin embargo, luego vi un montón de regalos que se estaban preparando para el Bravo entregarlos…

      2. En una ocasión estaba sentada donde hacen las denuncias laborales y el Bravo se abstiene de escoger personal que no sea de su misma iglesia… para mí eso es discriminación por religión…

      3. Fui a comprar en el supermercado y su personal fue poco colaborador a pesar de estar viendo que no podía cargar la caja con las 12 leches. Le pedí al supervisor que estaba ahí cerca y fui tratada hasta con desdén.

      Reply
  3. Rubén Hiciano

    No creo que Los del movimiento LGBT tengan suficiente fuerza para dañar la imagen del supermercado. Muchas personas no se atreven a dejarse ver como uno de ellos.

    Reply
    1. Jose Sanchez

      Ruben, no son los LGBT que dañan la imagen del Bravo, es el Bravo que daña su imagen al colocarse en contra de un sector de la poblacion. No es lo mismo promoveer un estilo de vida cristiano que promoveer un estilo de vida anti-“minorias” (las comillas son intencionales).

      Reply
      1. Carlos Duran

        No soy religioso pero al parecer los del Bravo tienen los pantalones bien puestos para tener una convicción a tal grado.

        Reply
  4. Mayeline R.

    Comparto 100% tu opinión. Las iglesias tienen todo el derecho de expresarse de la manera que lo hicieron, el Bravo siempre ha demostrado su posición en estos temas pero cometieron un gravísimo error compartiendo algo así (aunque hace días que lo están haciendo con RTs a la iglesia que pertenecen sus dueños), ya que son una entidad en la que trabajan personas no necesariamente cristianas, y por último el boicot que están intentando hacer es completamente ridículo e innecesario.

    Reply
  5. David Meyreles

    El problema es que los consumidores tenemos que ser consecuentes. El comprarle o no un producto a una persona es ayudar y apoyar lo que esa persona hace con ese dinero. Si usted no esta de acuerdo con la propaganda anti-gay, o no esta a favor de supuestos valores de familia cristianos etcetc.. entonces usted no debe de darle su dinero a una empresa que lo que hace es activamente patrocinar, peliculas y eventos y comunicados que apoyan estas causas. Eso se llama ser consecuente. Lo que hace diferente este comunicado , de las peliculas y eventos que han patrocinado, es que no están solo promoviendo un estilo de vida, sino atacando y promoviendo el odio hacia otros seres humanos. De ahí , el llamado a boicot, que tiene usted razón, no creo que les afecte económicamente, mas bien probablemente les ayuda, pero por lo menos cada quien sabe qué está apoyando cuando da su dinero. Personalmente me parece peor aun que hayan retirado el comunicado de su cuenta en twitter. Esto demuestra una falta de principios, ya que prefirieron, no perder clientes antes que mostrar sus verdaderas intenciones y de ser consecuentes con sus ideologías.

    Reply
  6. Dumas Castillo

    Apoyo 100% al Supermercado Bravo, miles de citas tenemos de la Palabra de Dios, el mismo que creo todo, absolutamente todo, para no temer a nada contrario que el enemigo quiera hacerle a los hijos de Dios, ¨Si Jehova esta conmigo, quien contra mi,¨, ¨Jehova es nuestro Pastor Nada nos faltara¨, Siga Supermercado Bravo apoyando la palabra de Dios y por una verdadera transformacion de este pueblo, que quiere ser aniquilado por el deprabamiento de estos tiempos, #ApoyamosalSUPBRAVO. Bien por Bravoo y Compro en Bravo hasta mis ultimos dias….ahora con mas Fe.

    Reply
    1. Jose Sanchez

      Dumas, me parece que tienes una postura extremistas y que estas convirtiendo lo que llamas fe en algo distinto. No se trata de quien tenga razon, sino que las religiones mantengan sus posturas con respeto y que los GLBT lo hagan por igual. COn relacion a la accion del Bravo, como empresa deben ser cautelosos en respaldar posturas politicas y religiosas. Y cuando citas el libro de Josh Mcdowell (quien considero la peor distorcion del vivir en paz a que llama el verdadero cristianismo), solo pienso en las mismas ideas que originaron las masacres de cristianos en africa por los extremistas musulmanes. Estos grupos dentro de su fe matan a familias completa (las queman vivas) y siente que estan cumpliendo la palabra de su Dios. Josh Mcdowell viven un mundo distinto al nuestro o solo vive la parte del mundo que le conviene (gana muy bien promoviendo sus ideas), la tolerancia sí es necesaria hoy mas que nunca tanto para los grupos cristianos como para los no cristianos. Un consejo: no leeas basura como la que escribe Macdowell, te esta haciendo daño.

      Reply
  7. Juan Jimenez Coll

    Contra la discriminación la tolerancia debe ser CERO, lo mismo que contra la violencia intrafamiliar. La comunidad LGBTI no reacciono con intolerancia, mas bien nos defendimos de quien nos ataco públicamente en un comunicado homofóbico y en el cual nos niegan desde su punto de vista el derecho humano de casarnos con quien amamos, un derecho básico y legal, no religioso!

    Juan Jiménez Coll, activista gay

    Reply
  8. AguilaCotuisana

    Ay Darío…

    Al ser humano le encanta el morbo, y al dominicano no te quiero ni contar. Siempre he criticado de mi país el que en sobradas ocasiones haga de “Vicente” cuando se trata de decidir qué corriente seguir o no. Somos “fiebrosos”, nos encanta seguir lo que “luce bien”, lo que sea que esté persiguiendo la manada, aunque este relleno de “ñeca”, y muy especialmente si esa tendencia la está marcando un país “desarrollado”.

    Estoy más que harta con el tintineo que tienen con el show de las iglesias vs gays, profamilia, políticos y demás hierbas. Cuando yo hice la secundaria en los 90, a nosotros, todos niños de entre 10 y 16 años, recibimos educación sexual en la escuela. Nadie, ni la iglesia, ni los grupos fanáticos se opusieron a eso. Pero ahora hay un fenómeno que sinceramente no comprendo con este tema.

    Comparto tu opinión. Creo que nos estamos pasando de contentos con el tema. NO HAY NECESIDAD de llegar a estos extremos. Han hecho una enorme pelota de lo que yo creo ha sido un gran malentendido, en el caso de Profamilia. Y sobre el lío del embajador, los gays, etc., sinceramente, me parece que se está sobrepasando los límites, y como siempre digo, cuando algo sobrepasa los límites sencillamente cambia de nombre. Lo que en su momento podía parecer un reclamo normal y adecuado, y me refiero a ambas partes, se ha convertido en un asqueante círculo de dimes y diretes.

    Lo peor es que ahora hay un paquetazo de gente, especialmente carajitos mojigatos que han salido tres veces del país y se han criado entre “gente bien”, que jura que tienen un master en sociología, y saben perfectamente qué opinar sobre el asunto, hablando de erradicar las religiones y un largo etc., sin conocer la configuración mental de una persona que ha vivido en la profunda miseria, como es un alto porcentaje de dominicanos. Que conste que no soy fanática de ninguna religión, pero creo que el crecimiento de los pueblos tiene su proceso, y aquí queremos saltar del 10 al 500 en fracciones de segundo. Al final terminamos, como siempre, celebrando como borregos un pendejo Thanks Giving y Hallowen, y olvidando cuáles son las cosas que en un momento nos identificaron como cultura, queriendo hacer todo lo que hace Europa o USA, cuando todavía no sabemos lavar nuestra propia ropa interior.

    En un alto porcentaje, el prejuicio y la clasificación son creados por los mismo que se hacen llamar víctimas. Y una última cosa: CUANDO VUELVA A RD, NOS VEMOS EN EL BRAVO!

    Reply
  9. Gioniver Castillo Santana

    Pes en mi caso si soy un poquito intolerante, porque no tolero los ataques homofóbicos, machistas misóginos y xenófobos, ni tolero la esclavitud ni el apartheid, no tolero que en ajunas parte del mundo todavía las mujeres no tengan el derecho de estudiar y votar.

    Reply
  10. Pingback: Cuando los derechos se enfrentan : 40 Limones

  11. Amandysha®

    Darío, como valientemente citas, la intolerancia y los prejuicios (la palabra “prejuicios” la agregué yo) no se limitan a los religiosos. Para muestra, los comentarios de los no religiosos en el video de la campaña cristiana “Yo e’pero”.

    Y no es que yo defienda la postura religiosa, lo que defiendo es su derecho a tenerla. Igual que el mío o el de los homosexuales y lesbianas a tener otra.

    Lo que no se le puede permitir a los religiosos, es que por encima de los derechos individuales, pretendan convertir la moral de su Dios en leyes para todos. ¡Ahí si no! Pero ya ese es otro tema.

    Reply
  12. María de los Ángeles

    Estoy completamente sorprendida de una posición tan objetiva como la tuya, primera vez que veo tu “blog” y me hace pensar que necesitaré leerte de vez en cuando para darme ese baño de objetividad que a veces se me es necesaria por mi posición en contra de cualquier iglesia y mi apoyo a la comunidad LGBT aunque no sea de mi preferencia y educación sexual y religiosa.
    Hablo de mi educación religiosa porque fui criada en una familia totalmente atípica en mi casa no se vivió el bautismo como una salvación del pecado o algo por estilo. Siempre nos dieron libertad de expresión y de escoger en que queríamos creer. No creo en religiones pero sí creo en un Dios de amor, que llama amar al prójimo sin mirar condiciones. De ese unico “mandamiento” es del cual creo y en creído toda mi vida. En cuanto a la parte homosexual, si creo en un Dios de amor está de más decirte que creo y apoyo la homosexualidad en cualquiera de sus manifestaciones. A pesar de todo lo que te he contado, me encanta tu posición porque a pesar de que no estableces tu posición si encaras claramente la posición del Bravo. Yo no dejaría de comprar porque NUNCA he comprado en el Bravo por algo de que nunca lo he visto como opción de compra. Pero realmente que hayan establecido su posición a través de un tweet y luego HABERLO BORRADO es lo que ha hecho que reafirmen que metieron la pata, hablando en buen dominicano.

    Reply
  13. Amandysha®

    Gabriel, perdona que te responda yo, pero el punto que planteas es distinto. Esas empresas apoyan el derecho que como ser humano tienen los homosexuales y lesbianas a ejercer su sexualidad como les plazca. La constitución de EEUU y la nuestra, otorga a cada persona derechos civiles que están por encima de los valores morales de cada religión. Ese derecho es inalienable.

    Reply
    1. Josias

      las empresas apoyan al movimiento que quieran y cuando quieran y no lo pueden llamar discriminación. La razón por la que se rechaza al movimiento homosexual no es por intolerancia ni se les niega trabajo ni salud ni nada de eso, la razón es que la homosexualidad es dañina para la sociedad y las estadísticas están ahí para demostrar que lo que se pinta como una forma diferente de romance no es nada más que otra forma de desviaciones sexuales viciosas como la pedofilia y la zoofilia. Las estadísticas demuestran la alta tasa de promiscuidad entre ellos que ha derivado en ser el primer grupo en casi todos los países occidentales que encabeza la lista de portadores de SIDA, drogadictos, suicidas y otros males derivados de esto. Creemos que la pedofilia u otras desciaciones sexuales son peligrosas porque dañan a otros y nos han enseñado que la homosexualidad no hace daño a nadie pero la realidad no es así, una mayor libertad a los homosexuales ha traido una mayor difunción de las enfermedades ETS y otros males antes mencionados no solo para ellos mismo sino para las personas de su alrededor. Una desviación antinatural no es un derecho como no lo es la pedofilia.

      Reply
    2. maba

      Romanos 1:18-32

      18 Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e
      injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad;
      19 porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó.
      20 Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen
      claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por
      medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.
      21 Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron
      gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio
      corazón fue entenebrecido.
      22 Profesando ser sabios, se hicieron necios,
      23 y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de
      hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.
      24 Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las
      concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus
      propios cuerpos,
      25 ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a
      las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos.
      Amén.
      26 Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres
      cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza,
      27 y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer,
      se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos
      vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la
      retribución debida a su extravío.
      28 Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen;
      29 estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia,
      maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y
      malignidades;
      30 murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres,
      31 necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia;
      32 quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas
      son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen
      con los que las practican.

      Reply
  14. Pascual Napedi

    Gabriel,

    ¿Y qué dices de la muestra de incoherencia mostrada por la iglesia a la que perteneces —la Iglesia Bautista Internacional—, cuando invitó en dos ocasiones al pastor evangélico estadounidense C. J. Mahaney, quien tiene una demanda interpuesta por supuestamente encubrir abusos sexuales y físicos en su ministerio Sovereign Grace Ministries?

    ¿Por qué no se manifiestan también en contra de la pederastia?

    Reply
  15. Iván Ottenwalder

    Los evangélicos llegan a rallar en la necesad. Hoy, cuando fui a caja a pagar lo que había comprado en el supermercado Bravo, una cajera empezó a darme una jodida explicación del fin del mundo, de las guerras… Yo le respondí que las guerras han existido siempre desde que el mundo era mundo. La indeseable me dijo “respeto su opinión aunque no la comparto”. Me dio ganas de decirle “mire, sea más respetuosa, pues acá vienen clientes de distintos credos, e incluso, gente atea”. Preferí aguantarme y no responderle nada. Quería irme rápido.

    La próxima vez, o hablo con el/la gerente, o ella me va encontrar.

    Cuando me pasan cosas así deseo mejor vivir en un país MENOS RELIGIOSO.

    Reply
  16. Miguelina P

    Buenos dias,
    Hace algunos meses de esta publicación, pero hoy por casualidad la encontré, me pareció muy interesante y bien redactada.
    Mi opinión como mercadologa es que las empresas son manejadas por personas y los dueños son personas, por tanto es normal y hasta cierto punto beneficioso que cualquier organización fije una posición sobre temas que afectan a sus clientes (beneficien o perjudiquen), esto los humaniza (repito: mi opinión).
    Como habitante de esta media isla: La verdad no entiendo la razón de tanto alboroto cuando vivimos en un país donde constantemente vemos comunicados de prensa donde empresas muestran su inconformidad por la explotación de una loma o por cómo se invierte (gasta o roba, usted elija) el dinero del estado dominicano. Creo que si vamos a criticar a un supermercado (la gente detrás de la empresa) por mostrar su opinión sobre un asunto de carácter social o religioso, tendríamos que criticar a muchas otras por lo mismo.

    Reply
  17. Luis Velarde

    Una simple pregunta… si Bravo u otro negocio particular promoviera los derechos de los LGTB creo que así se escribe) harían tanta bulla??? si yo tengo un negocio y decido poner mi posición sobre algún tema (Con mayor razón si es contra algo que atenta contra los valores y la familia) Estoy en mi pleno derecho porque es MI negocio y si no te gusta lo que pienso… no vengas.

    Reply
    1. Darío Martínez Batlle

      En lo personal, yo creo que reaccionaría de la misma manera. Mi punto de vista es simple: Los negocios están para hacer negocios. Si acaso, deben tener programas de responsabilidad social y apoyar campañas de educación ciudadana. Pero si desde un negocio sus directivos insisten y se enfocan en apadrinar posiciones controversiales sobre temas de moral colectiva, mejor que dejen el negocio y pongan una ONG o una iglesia o un partido político. En un país donde da tanta lucha levantar un negocio y establecer una clientela, es un riesgo muy pocas veces justificado apoyar temas de controversia, ya sea la lucha de la comunidad LGBT o las posiciones ultraconservadoras de una religión.

      ¿Responde eso tu pregunta?

      Reply
    2. Jerry

      Estoy completamente de acuerdo 100% con el comentario del Sr. Darío Martinez B.

      Los negocios están para hacer negocios. En todas las tiendas grandes como Multicentro La Sirena, Jumbo, Plaza Lama, Centro Cuesta del Libro, en todos esos lugares veo que venden biblias y libros tanto católicas como Reina Valera, y algunos libros escritos por católicos y evangelicos. En Cuesta del Libro siempre veo más biblias protestantes que católicas y la gran cantidad de libros de Editoriales protestantes como VIDA y CLIE, también libros católicos etc… Pero también venden el Coran Musulman y libros especializados de historia del cristianismo y otras religiones. Hay un poco de todo.

      Y yo pregunto a los evangélicos que leen este Blog, Qué religion practican la familia Gonzalez Cuesta, La Familia Aprezio Ramos (Grupo Ramos), La familia Lama…??
      Todos ellos son CATOLICOS. Y sus negocios venden libros para tanto catolicos como para evangelicos. Ninguna de esas familias atan sus creencias al negocio. Mas bien son muy pluralistas en su forma de pensar, por que a pesar de muchas críticas creo que muchos catolicos son respetuosos las religiones.

      En el Bravo hay una Librería “Cristiana” y que solamente venden libros para evangélicos.
      Yo pregunto: Si los evangelicos fueran dueños de la librería más grande de este país, venderían libros católicos o de otras religiones??

      Los dueños del bravo manifiestan su posición contra la comunidad gay. Pero….si ellos dicen que consumir alcohol es pecado y por eso no venden alcohol solo vino. Por qué los evangelicos y los dueños del Bravo no van entonces a la Cervecería Nacional Dominicana, o a Brugal o a Barceló a hacerles un boicot con pancartas y vociferando que cierren esas fábricas de alcohol???…..Caramba Cuánta hipocresía!

      Este fundamentalismo sectario religioso “made in USA” (por que solo allá se ven estas cosas) está fanatizando a muchas personas.

      Saludos!

      Reply

Comenta, sin vergüenza