El arcoiris de nuestro béisbol ya solamente tiene un color. El rojo escarlata, reinando por segundo año seguido y tercero en los últimos cuatro, revalidó su poderío al completar una (no se puede decir de otra manera) humillante barrida frente a mis adoradas Águilas Cibaeñas. Y por más que los buenos aguiluchos queramos pasar la página, la verdad es que tenemos que aguantar el fuete. Hemos sido vencidos en buena lid, aplastados por una maquinaria roja que es, cuando menos, formidable. ¿Y ahora qué?

“Pues ahora hay que apoyar a los Leones del Escogido en la Serie del Caribe” corean muchos, enamorados de un noble ideal, añadiría yo. Al llegar la Serie del Caribe, suele plantearse un debate igualmente viejo como acusador. “Ya no es un equipo, ahora es todo el país”, dicen. “El torneo local ya terminó, ahora hay que derrotar a los demás países de la Confederación del Caribe”, dicen otros más.

Yo difiero.

Vamos a estar claros: Los Leones vencieron, son los reyes de la selva peloteril criolla. Pero eso no me convierte en escogidista cuando empieza la Serie del Caribe, y no apoyarlos tampoco me quita ni dos gramos de la maltrecha dominicanidad que a veces me gusta exhibir. La Serie del Caribe no es una competición de selecciones nacionales. Por el contrario, es un torneo de equipos campeones. A partir del 1 de febrero próximo, los Leones del Escogido serán el equipo representante de la República Dominicana en Hermosillo, México. Nótese el énfasis en “representante”. No se trata de una selección nacional, como la que participará en el venidero Clásico Mundial de Béisbol.

Equivalencias

La Serie del Caribe reúne a los equipos campeones de las ligas otoño-invernales de México, Venezuela, Puerto Rico y República Dominicana. Hasta este momento sólo la República Dominicana ha definido su participante. ¿Por qué no enviamos a las Águilas Cibaeñas en vez de los Leones del Escogido a la Serie del Caribe? Después de todo, los Aguiluchos somos muchos más en número que los Escogidistas, y eso garantizaría más público, ¿no? Mejor aún, ¡resucitemos del sepulcro a los Tigres del Licey! Como casi el 45% de los fanáticos del béisbol son azules, eso garantizará que realmente casi todo el país estará apoyando el evento. Genius!

Obviamente, no funciona así la cosa. Los Leones del Escogido se ganaron el derecho de ir a la Serie del Caribe y sólo los escogidistas están moralmente obligados a apoyarlos en ese evento. Yo como aguilucho no puedo ser obligado a expresar apoyo por los Leones, y eso no me hace mezquino ni egoísta ni mal dominicano. Simplemente me hace aguilucho fiel a mi equipo. Ahora bien, que yo, como amante del béisbol decida voluntariamente aupar a los Leones, que me alegre de que ganen el certamen, que vea los partidos, eso es otra historia totalmente distinta.

¿Y qué tal con el Clásico Mundial de Béisbol? La cosa ahí es distinta, porque se asume que toda persona que tenga nacionalidad dominicana en su cédula debería apoyar a esa selección NACIONAL (no de una ciudad o de una región, sino de toda la Nación). En ese caso, no apoyar a la selección dominicana en el WBC sí puede ser considerado un “acto de alta traición y lesa dominicanidad” (ya veo un par de vivos organizando un paredón de fusilamiento).

A ver si lo entendemos de una buena vez:

Para los fines prácticos, la Serie del Caribe guarda semejanza con la Champions League del fútbol europeo. A dicho certamen, el más importante de la UEFA en Europa, participan los mejores EQUIPOS de las distintas ligas de fútbol en el viejo continente. No participan países, sino clubes campeones que logran su pase mediante un complicado sistema eliminatorio. En cambio, el Clásico Mundial de Béisbol, cuya tercera versión empieza en marzo de este año, equivale a la Copa del Mundo que organiza la FIFA. Ahí no participan clubes sino países, y los integrantes de los equipos son, en general, nacionales del país que representan.

Por todo esto, no es pecado alguno no apoyar a los Leones del Escogido en su nueva participación en la Serie del Caribe. Nadie puede acusar de antipatriota a otra persona porque decida no prestarle atención a los partidos de la Serie del Caribe. Es más, si aparece alguien que, en su afán de que su rival local no gane ese evento prefiere arengar al representante de Venezuela, México o Puerto Rico, dicha persona no estará incurriendo en antipatriotismo. Quizás sólamente está mostrando algo de envidia porque no es su equipo el que va al certamen, pero antipatriotismo no, eso no es ser antipatriótico.

Además, en caso de que el Escogido gane la Serie del Caribe (algo muy probable, parece que llevarán un trabuco), tendré que pedirle permiso a José Miguel Bonetti y no a Matos Berrido para ver el trofeo de campeón del Caribe. Y los fanáticos escarlatas no van a permitir que los demás equipos “demos cuerda” con haber ganado la Serie del Caribe. Dirán que eso lo ganaron ellos. Y es la verdad. Punto bolita.

Esa coyuntura es exactamente lo mismo que miles de liceístas han estado haciendo hace semanas, desde que su equipo fue pateado a su décimo sótano histórico. En vez de quedarse callados rumiando su bilis por la descalificación deshonrosa que sufrieron, se pusieron a arengar a todos los santos posibles con tal de que las Águilas no se les fueran arriba en coronas nacionales. Apoyaron a las Estrellas, luego a los Toros y al final tuvieron que volver a unirse a sus dizque eternos rivales para dar cuerda con nuestra derrota. ¿Se nota el asunto?

El mejor ejemplo

En el año 2008, la Serie del Caribe se celebró en el Estadio Cibao de Santiago, hogar de mis Águilas Cibaeñas. Los equipos participantes fueron los Tigres de Aragua (Venezuela), los Yaquis de Obregón (México) y debido al cese del torneo boricua, la cuarteta de equipos participantes se completó con el campeón y el sub-campeón de nuestro torneo, que resultaron ser las Águilas Cibaeñas (nuestra última corona hasta ahora) y los Tigres del Licey (quienes sufrieron el “Furcalazo”). Es decir, nuestro país tuvo dos equipos en esa edición de la Serie del Caribe. ¿Creció el amor patriótico? No. ¿Aguiluchos y liceístas nos sentimos felices porque teníamos más posibilidades de ganar como República Dominicana? No.

Al final, esa Serie del Caribe la ganaron los Tigres del Licey. ¿Celebré yo que el trofeo se quedara en nuestro país? No. En esa ocasión, el equipo que ganó la contienda NO fue el mío, No tenía nada que celebrar.

¿Se entiende? Eso espero.

¿A quién apoyo, entonces?

Antes de responder, pregunto: ¿A quién rayos le importa a quien yo apoye? No creo que a nadie. Pero como este blog es mío y usted anda leyendo, lo pongo aquí. Problem? 😀

Yo soy Aguilucho. No me interesa que ninguno de mis rivales locales incremente sus trofeos de Serie del Caribe. No apoyo a los Leones del Escogido, pero yo amo el béisbol. Es probable que vea algunos partidos de la Serie del Caribe, pero no tengo absolutamente ninguna preferencia sobre quién deberá ganar esa justa. En casos como este, aplico el mismo criterio que utilizo cuando empieza la post-temporada en las Grandes Ligas: Examino los equipos que la integran y elijo uno en cada liga que se vuelven mis favoritos de ocasión. Solamente una vez me ha pasado que mis dos favoritos llegan a la Serie Mundial: En 1997 cuando los Marlins de la Florida de Jim Leyland derrotaron a los Indios de Cleveland comandados por Mike Hargrove. En dicha serie sinceramente no logré tener paz.

Enhanced by Zemanta

35 Comments El pecado de no apoyar al Escogido

  1. gvillavizar

    Todo bien excepto por una cosa…no son 3 en los últimos 4 años, son 3 en los últimos 22 años. Siguen empeñándose en olvidar los 18 de mala racha? No señor, 3 coronas en los últimos 22 años.

    Reply
    1. red

      ¿Tú sigues dando cuerda con los 18 años? Pues qué necesitados se ven ustedes de dar cuerda, aguiliceístas. Celebren sus campeonatos pasados, entonces.

      Reply
  2. lapuraveidá

    De acuerdísimo contigo; desde que empiezan con el manido “ya no es el Escogido, ahora somos todos” tratando de quitarle a uno (o al que sea porque sucede en todos los casos) la alegría y el orgullo de la victoria. Como dicen coloquialmente, #vadeahí 🙂

    Reply
  3. Henry Hidalgo

    Muy acertada aclaración Darío. ¿Me podrías decir los porcentajes de los demás equipos y la fuente de donde extraes el dato? Apuntas que el Licey tiene casi un 45%, ¿qué con el resto?

    Reply
    1. Darío

      Lo del 45% vieje por una encuesta que publicó creo que fue Diario Libre hace un tiempo, en donde los azules dominan con +-45%, seguido de Águilas con 36% y Leones con 11% y los demás repartiéndose un 13%.

      Reply
  4. Luna

    Pues no estoy del todo de acuerdo. Se q ustedes saben mas de baseball que yo, pero tengo entendendido que se rrepresenta al pais con un equipo q compitió en el certamen para lograr la representación del PAIS en la Serie. Al final, de todos modos, se eligen también jugadores de todos los equipos y la pizarra y los uniformes dicen RD.

    Reply
    1. Darío

      Hola Luna, gracias por pasar por acá, y por opinar. La cosa es que en nuestro país se ha usado eso de ponerle el uniforme de República Dominicana, pero lo correcto es que sean los mismos uniformes del equipo campeón. Más de un liceísta por fuñir dirá que eso empezó para que las Águilas saliéramos del fucú de no ganar, pero la realidad es que luego de ello tenemos 5 coronas y aún se sigue usando el “uniforme dominicano”.

      ¿Te imaginas a un barcelonés alegrándose de que el Real Madrid gane la Champions League? No esperes que yo como aguilucho salga a pujar por los Leones. Si ganan, felicidades. Si pierden, mejor pues así no se nos acercan en eso. Simple.

      Reply
  5. Rosanna Diaz

    Mi limoncito: jajajjaa me encanto tu tan acertado análisis del patriotismo beisbolero…pero hay dolor!!! Se nota el dolor visceral de la derrota y “dei oigullo cibaeño”. Que conste, soy liceista por cabeza dura o por llevar la contraria, porque mis progenitores son cibaeños mas puros que el carajo, pero nací en la capital y eso como que venia en la etiqueta (mismo caso del catolicismo). Ahora bien, difiero ligeramente en tu tan bien elaborado argumento de que no se apoya al país en este caso, sino al equipo ganador. Es una “conditio sine qua non” que X equipo se enfrente en una Serie Internacional y que los ciudadanos del país de ese X equipo lo apoyen, no importa a cual equipo pertenezcan. Se anunciara: Los Leones del Escogido de República Dominicana y no Los Leones del Escogido solamente. Es un asunto de moral patriótica porque en la contienda gano el que jugo mejor..no hubo injusticia!!!

    Reply
    1. Darío

      Yo no niego el dolor. OBVIO que me duele haber perdido el torneo. Pero esta limonada no es un desahogo ni un “no te apoyo porque me ganaste”. Simplemente es poner los puntos sobre las íes en un debate que desde siempre ha estado mal enfocado. Yo apoyo invariablemente al equipo de nuestro país siempre que sean las Águilas Cibaeñas. Si no son las Águilas que van, “me da plin”.

      Reply
  6. Mary Padilla (@EscogidistaSoy)

    Darío, no podía pensar que tu orgullo cibaeño pesa mas que el amor a la patria. Si es verdad, no son “la saguila” que van a representar, es el Escogido, equipo que se ganó su derecho a tablazo limpio, pero van a representar al PAIS, con la BANDERA DEL PAIS en la manga de su camisa aunque la otra tenga la del equipo, pero el amor a mi patria es mas grande que el amor a cualquier equipo, por eso yo siempre he apoyado a cualquier equipo que nos represente en playas extranjeras sea azul, amarillo, verde, mamey, vino o rojo escarlata… yo no veo esos colores, yo solo veo el azul y blanco de la bandera…

    Food for thought: si la vida te da limones exprímeselo en los ojos a tus enemigos 🙂

    Reply
    1. Darío

      He ahí el meollo del tema: Que la Serie del Caribe no tiene naaaaada que ver con patria ni identidad dominicana. Esa es la percepción errada que nos han vendido hace años. Búscame un barcelonés que se alegre cuando Real Madrid gana la Champions, y entonces háblame de apoyar al Escogido en la Serie del Caribe. 🙂

      Reply
  7. Johnny Nouel

    Es un torneo de equipos campeones donde solamente un equipo por país de la confederación del caribe participe. Exceptuando, claro está, excepciones como la del 2008.

    Casualidad es que ese ejemplo del 2008 sirve perfectamente como sombrero a este debate. Porque si nos llevamos de cual es realmente el equipo que representa el país sería el equipo campeón, en aquel entonces, las Águilas Cibaeñas. Sin embargo, el equipo sub-campeón, Licey, logró un pase circunstancial en la Serie del Caribe. Ironías de la vida, Licey surge como monarca del Caribe.

    ¿Aquellos que apoyaron al Licey, liceístas y otras yerbas, acaso faltaron a la patria por no apoyar al equipo campeón que es quien REALMENTE representa al país?

    Claro que no! Apoyaron a su equipo.

    Está en cada persona decidir, sin temor a faltarle a la patria, como apoyará la Serie del Caribe:
    1. Pujándo con mucha fuerza al ganador de Dominicana.
    2. Pujándo con la misma fuerza para que el ganador de Dominicana pierda.
    3. O sencillamente, ignorándo esta competencia como hacen muchos.

    A mi me da un par de trés la Serie del Caribe. Aunque vaya mi equipo no la sigo con la misma intensidad que nuestro campeonato local. Si ganan, bien. Sino, que vaina!.

    Ahora mismo, no me importa tanto. Pero con la gran “humildad” que han mostrado algunos de los rojos cercanos a mi digo con mucha fuerza “que pierdan”.

    Pero me enteraré de los resultados al final ya que no la sigo.

    Reply
  8. Luima Sánchez

    Ya expresé mi opinión por twitter. Está más que claro que no es un torneo entre selecciones de países, sino de equipos campeones de cada país reforzados, por eso no critico al que no sea Escogidista (en este caso) por no apoyar a ese combinado.

    Ahora bien, no sigo el soccer, pero me parece que la Champions admite más de un club por país (que aplica al ejemplo de la SDC del 2008) y ahí es que está la diferencia.

    Sigue siendo un evento donde un grupo de peloteros DOMINICANOS, se enfrenta a un equipo de VENEZOLANOS, uno de BORICUAS y otro de MEXICANOS, y es por eso que yo siempre apoyaré al equipo que se gane el derecho de representar a mí país.

    Reply
    1. Darío

      Sí, la Champions modificó su metodología hace unos 20 años para admitir más de un equipo por país, pero sigue siendo mayoritariamente one team per country.

      Reply
        1. Darío

          Not exactly true. Los equipos que van a la Serie del Caribe tienen refuerzos de otros países. Ejemplo, Dustin Richardson, lanzador aguilucho, va a reforzar a los Leones. Lo mismo Khris Johnson, también gringo.

          Reply
          1. Luima Sánchez

            Y como ya dije, no es una selección como en el Clásico (aunque viendo el roster de este año, de donde menos hay jugadores es del equipo que ganó), pero sigue siendo un equipo en representación de RD

  9. Manuel

    Siempre los Liceistas concientes, los que no llegan al fanatismo, reconocemos el valor y la razon del contrario, aun el resultado nos adverse, pero el comentario que haces no tiene desperdicio y es importante volver a recordar lo que indicas, La Serie del Caribe es el campeonato que representa un premio, una distincion a cada uno de los campeones de la region del caribe en sus respectivos paises como lo indicas, no es el campeonato de los paises y mucho menos es la representacion de ellos, es realmente la representacion de la liga de su pais.
    Lo que si quiero señalar basandome en esa teoria, es el gran error que se comete al ponerle al uniforme el nombre de los paises como si lo estuviesen representando, eso habra de corregirse.

    Arriba el Glorioso

    Reply
    1. Darío

      TOTALMENTE de acuerdo con lo del uniforme. A mí siempre me ha parecido un disparate. Al principio no lo entendía y hasta me parecía “patriótico”, pero es un contrasentido.

      Reply
      1. Luima Sánchez

        Yo entiendo que eso tenía más sentido antes del draft, por el asunto del “amor a la camiseta” de su equipo. Entiendo que es (o era) más fácil convencer a un Luis Polonia de vestir una camiseta tricolor que una que diga LICEY al frente o igual con un Ronnie Belliard con una que diga AGUILAS

        Reply
  10. Mancorp

    Patron. Concuerdo 100% la limonada. No comparto el hecho, pues las veces que han acudido las Aguilas, Licey o los Toros los he apoyado con vehemencia. Ahora bien, ese apoyo lo hago en pleno uso de mi libertad como fanático del beisbol y no por ningún apoyo “patriotero”. Estos dos últimos años los he gozado más porque está el grandioso (pa’ no jurungar con lo de glorioso) equipo Escarlata. Excelente limonada.

    Reply
    1. Darío

      Es que es “natural”, uno se siente emocionalmente motivado. Pero la verdad es que no hay necesidad de ello. Quien no siendo escogidista apoya a los Leones en la Serie del Caribe sólo puede justificarlo porque le gusta el béisbol (ese es mi caso). Yo veo “grados” de apoyo. Cuando va otro que no sean mis Águilas, yo puedo sentir cierta simpatía (porque adoro el béisbol), pero lo que es apoyo sólo tiene una franela.

      Lo que me molesta es que hay gente que “de juro a Dios” quiere que uno se emocione con los Leones. No, conmigo no cuenten. Si acaso, me alegraré si los peloteros aguiluchos hacen buen papel, pero no más. Es que no me sale.

      Reply
  11. Pik

    Pues yo era del grupo que piensa que representan el país, hasta que leo esto. Claro, el uniforme así lo indica.

    Ya entiendo por qué los comentaristas de Sto. Dgo. se refieren al Licey como “el equipo del Licey” cuando están jugando en la Serie del Caribe; y a los demás, como “el equipo dominicano o el equipo de Rep. Dom.”.

    Por cierto, me gustaría saber por qué no incorporan otros países como Cuba y Panamá a la Serie del Caribe? Ya estoy cansada de que sean los mismos 4.

    Reply
  12. Daniel Gonzalez

    Haces la comparación con la champions pero te equivocas en algo, España puede llevar varios equipos en cambio en la serie del caribe es solo uno por nación, por lo cual sea quien sea el equipo se debe apoyar. Soy liceysta y en las ocasiones que las águilas van al certamen las apoyo.

    Reply
    1. Darío

      Hola Daniel, gracias por la visita 🙂 Ciertamente el formato de la Champions ha variado pero en su esencia sigue siendo lo mismo: Clubes de fútbol, NO países. Ese es el paralelismo que tiene con la Serie del Caribe. Nunca verás a un barcelonés pujando por Real Madrid en la Champions League. En el 2008 nungún liceísta apoyó a las Águilas ni viceversa. Is that simple.

      Reply
  13. David

    Dario, ahora fue que lei este post! Y no podias haber dado mas en el clavo. De acuerdisimo que el equipo que va a competir es el Escogido y no Dominicana.

    Reply
  14. Alexéi Tellerías Díaz

    Hace unos años, bueno… cuando el Escogido ganó su primer campeonato en 18 años, escribí algo parecido en mi Catarsis. “La Serie del Caribe y Dominicana” (escrito Dominicana entre comillas). Yo comparto en todos los aspectos tu escrito. Y agrego más: La LIDOM no va a definirme a mí qué cosa es patriotismo o sentimiento patrio. Ve a ver si los de Boca van a apoyar a River en una Libertadores solo por ser argentinos…

    Reply
  15. ramon

    Que aguilucho más patético. Cree que reconocer y apoyar al equipo representante del país en la Serie del Caribe lo va a hacer menos aguilucho o lo que es lo mismo menos machito. ja ja ja ja ja. Que maldita frustración tiene este aguilucho.

    Reply

Comenta, sin vergüenza