La culpa no es nuestra, sino de la propia ONEC

Escribo esta limonada para que salga hoy lunes y lo hago “apota”. Los fines de semana suelen ser usados para amemar la conciencia nacional y como anoche perdimos nuestro chance para ir a Londres con el baloncesto olímpico, sospecho que el debate más importante de la semana pasada se ha ido diluyendo de la mente de muchas personas.

Por eso, quiero retomar, tempranito, el asunto de la ONEC y su disparate de pretender gravar con más impuestos las comprar que hacemos miles de ciudadanos en Internet.

Las ventas en Internet sólo crecerán

Las ventas en Internet sólo crecerán

El pasado jueves escribí una limonada burlesca con la intención de llamar a los empresarios dominicanos como lo que son, un grupo de dinosaurios, miopes y mojigatos que tienen 15 años perdiendo el tiempo en nuestro país, apostando al atraso y durmiendo sobre unos laureles que ni siquiera merecen.

Aquí hay excelentes comerciantes, personas de mucha valía que han levantado sus emporios a base de trabajo. Como en todo, hay muchos que han crecido a base de trampas y triquiñuelas. Pero tristemente, son muy pocos, muy escasos, los empresarios que han tenido la visión de entender lo que es Internet y para qué sirve.

En lugar de ver las ventajas de Internet y aprender cómo utilizarlo para generar beneficios, tienen varios años gimiendo insufriblemente porque “comprar en Internet es competencia desleal”. Y hoy quiero preguntarme: ¿De quién es la culpa de que las compras en Internet hayan crecido tanto y que no exista manera de que continúen creciendo?

La respuesta es simple: La culpa no es nuestra, sino de la propia ONEC.

¿Saben en qué lugar está nuestro país en comercio electrónico? Básicamente “atrás del último”. Ningún supermercado tradicional, ninguna tienda reconocida, ninguna farmacia, ninguna zapatería… básicamente ningún negocio de importancia en este país tiene un website con posibilidad de realizar compras con tarjeta de crédito. Peor aún, el puñado de empresas que tienen catálogos en línea lo tiene desactualizado, abandonado o simplemente tan pobre que no merece confianza.

¿Por qué en lugar de lloriquear, estas empresas no empiezan a ofrecer compras en línea en sus websites? ¿Por qué en vez de considerar como “competencia desleal” a Amazon o a 6PM, estos “infelices” no terminan de poner sus especiales en la web, en las redes sociales, y con capacidad de hacer envíos a domicilio o en formato “pick up”?

Da risa que los colmados hagan uso de la tecnología con mejor resultado que los negocios grandes. Hoy día todos los colmados tienen un Blackberry con BBM por medio del cual reciben y despachan pedidos. ¿Por qué no aprenden de ellos?

Señores dinosaur… perdón, comerciantes: Ustedes son los culpables de que nosotros prefiramos esperar una semana a que llegue una mercancía que pedimos en Internet. Aquí les dejo tres simples razones:

Primero, por abusadores. Ustedes saben muy bien que compran a precio de mayorista, que pagan aduanas por furgón, no por artículo, que tienen acuerdos que les reportan un muy buen beneficio, de manera que lo que a mí me cuesta 50 dólares a ustedes les sale en 20 dólares, pero aquí ustedes lo venden en 100 dólares. Y antes de que me hablen de que “hay que pagar almacenaje y control de inventario” les sugiero que empiecen a pensar en maneras de disminuir sus inventarios propios porque ese modelo ya NO funciona para todos los negocios al detalle.

Segundo, por pendejos. Si hay algo que odio es coger lucha. A mí me da zarpullido hacer filas y aguantar molotes. Yo les apuesto que cualquier tienda grande que empiece a tener compras en línea y a establecer un servicio de delivery de mercancía o de pick-up en la tienda, se va a reír con la muela de atrás. Un ejemplo real es alsuper.com.do que aunque es un proyecto al que le está haciendo falta un impulso monetario, está muy probado que funciona. ¿Hacer mi compra en Internet, pagarla con tarjeta de crédito y recibirla en mi casa cómodamente? El precio del servicio se paga con la gasolina y el tiempo que se ahorra. ¡No sean pendejos!

Tercero, por miopes. Hace 17 años que tenemos Internet en nuestro país. Amazon fue fundada hace 18 años. Zappos tiene 14. Pero esas son tiendas eminentemente online, no? ¿Qué tal Walmart, fundada en 1962? ¿O JC Penney, que tiene 110 años? Hay miles de empresas tradicionales que tienen más de 10 años vendiendo en Internet. Mientras tanto, ¡aquí hay tiendas que ni siquiera dan precios por teléfono! “Lo sentimos, tiene que venir a la tienda”. ¡Qué disparate!

Combatir contra las compras online sin hacer nada por sus propias ventas es una ridiculez. No entienden que mientras más vendan por Internet, menos costos de planta física, electricidad, personal y exhibición de mercancía van a tener. Los empresarios locales son tan mensos que no ven ninguna ventaja en las compras online cuando ellas podrían ahorrarles una caterva de millones de pesos en el largo plazo.

Dejen de estar mamoneando y métanse en sus compras en Internet, dejen de abusar con los precios insufribles y apuesten a Internet, porque les aseguro que nada va a hacer que disminuyan las compras en línea. Lo único que ustedes podrán controlar (si actúan sabiamente) es a quiénes le vamos a comprar. Si ustedes razonan, será a ustedes. Si siguen tirando patadas voladoras, Amazon tendrá nuestros dólares.

¿Quieren seguir lloriqueando? Háganlo solos. Nadie más les hace coro. Si alguno de ustedes me busca la protesta de la “National Organization of Commercial Businessmen” quejándose porque las compras online están “llevando a la bancarrota” a miles de negocios por la “competencia desleal” yo ME CALLO LOS LIMONES.

14 Comments La culpa no es nuestra, sino de la propia ONEC

  1. Marco

    Excelente post. Y es el primero que leo de tu blog.
    Vivi alli 1.8 años y pude notar lo que dices.
    Saqué una cuenta en Aeropaq y compré cosas inimaginables a buen precio.
    SD es una ciudad cara en general pero muy bonita y espero que la ONEC tomé conciencia que a quienes tiene que apretar es al grupo de empresarios que está detrás de semajante propuesta.
    Un saludo.

    Reply
    1. Darío

      Gracias por la visita y el comentario, Marco. No conozco ningún visitante que venga a nuestro país y no sepa comprar en Internet. Esa cultura de compra online es imposible de evadir fuera de nuestro país, así que la ONEC debe prepararse para ello.

      Reply
  2. Rocío

    Cuando mencionas el punto de lo abusadores que son se te olvidó mencionar algo más: además de esos precios abusivos que solemos encontrar en los más diversos establecimientos, hay dos detalles adicionales: poca variedad (a veces tienes el dinero en las manos porque necesitas comprar algo y ni lo encuentras) y mal servicio. Da pena y vergüenza el bajo nivel de servicio que hay en tiendas, supermercados, farmacias, ferreterías y demás. Hay sitios de esos donde llegas y te ignoran. Das los buenos días y si te responden con un gruñido, siétete feliz. Preguntas por detalles de una mercancía y por lo general no saben nada. Por internet te ahorras tener quer lidiar con esa clase de animales y te ahorras de paso los tapones y los piques asociados. Lo mejor, hay de donde escoger en cuanto a variedad y precios. La ONEC debería ser multada porque lo único que esos negocios saben hacer es explotar al cliente, y no veo a nadie defendiéndonos. Te dejo mi post sobre el tema http://www.via-tecnologica.com/2012/07/gravar-las-compras-online-no-es-la-solucion/#more-2235 porque hay que insistir con el tema y evitar que se salgan con la suya

    Reply
    1. Darío

      Mis dos limonadas van en la misma línea: Hacer que los sufridos panas de la ONEC se den cuenta de que están en peligro por su propia miopía. Las cosas que señalas son reales y palpables, pero ya muchos otros las han mencionado. Por eso, trato de enfocar el asunto desde otra óptica, para no repetir lo que otros ya dijeron.

      Pero sí, son brutalmente válidos tus comentarios. Y cruciales a la hora de preferir comprar en Internet.

      Reply
  3. David

    Vamos a asumir por un minuto que empiecen a gravar con impuestos los artículos de menos de $200. El 99% de los artículos aún estarán MAS baratos en internet que comprarlos aquí. La gente va a seguir comprando por internet. Entonces después con que van a llorar estos mega burros cuando vean que la gente sigue igualita.

    Si estos mega burros no empiezan a ser competitivos, se los va a llevar quien los trajo.

    Reply
  4. xGibran

    “¿Por qué en lugar de lloriquear, estas empresas no empiezan a ofrecer compras en línea en sus websites?” Esa pregunta tiene una respuesta bastante simple: Porque al momento que pongan esos precios absurdos en línea y podamos compararlos con los de Amazon, eBay y demás (aún calculándoles los gastos adicionales) Nada más un loco les compraría.

    Publicar sus artículos y precios en una plataforma que facilita la comparación con otras sería suicidio bajo el modelo actual. Los comerciantes dominicanos se valen en gran parte del subterfugio, de generar confusión y confiar en que la haraganería de sus clientes es mayor que la necesidad de ahorrarse 100 ó 200 pesos visitando otras tiendas.

    Reply
    1. Darío

      Tienes razón en buena parte, ¿pero te digo algo? Creo que funcionaría. Hay una buena parte de las personas que prefieren comprar localmente por un tema de garantía. Quizás si el precio de los artículos no fuera TAN criminal, uno pagaría un cierto sobreprecio con tal de no tener lucha con la garantía (siempre que la honren) y con el tiempo.

      Pero la vaina es que o lo hacen o lo hacen.

      Reply
  5. Ana V. Berrido - Intermade

    Este artículo está bueno….y ojalá permita que quienes se sientan aludidos se animen a revisarse.

    Yo agregaría que sin medios de pago no hay ventas por internet. Ahí hay que meter necesariamente a las empresas que manejan los medios de pago en nuestro terreno (básicamente dos…..pero prácticamente una). Yo tengo 15 años desarrollando soluciones en internet y empecé justamente con una tienda en línea cuya única forma de vender era cobrando en dólares como si fuera zona franca y ‘a mano’….una burla a la seguridad desde todos los puntos de vista. Eso fue una razón importante para abandonar el proyecto. Luego tengo como 8 años tratando de que la parroquia a la que asistimos pueda tener captación de recursos en línea y los amigos de los medios de pago nos han mantenido la meta en China pretendiendo que se hagan inversiones cuantiosísimas, para ofrecer un servicio de más alto costo que fuera-de-internet y a todo riesgo de parte nuestra. Para mis clientes? Hay varios que se han animado a correr con lo que tenemos a mano….pero la infraestructura tecnológica de los medios de pago nos juega pesado con alguna frecuencia, sin plataformas de prueba y con tiempos de acceso/respuesta que pudieran ser mucho mejores.

    Hoy por hoy, hay comerciantes que ya dan tímidos pasos. Otros van con intenciones más firmes. Sin embargo, desde mi punto de vista (de desarrollador), las empresas que manejan los medios de pago pudieran crear un panorama más alentador y poner condiciones que allanen el camino e incentiven la entrada al comercio electrónico, para que se vaya produciendo el movimiento.

    A esto por supuesto hay que agregarle que somos un paisito muy especial y que tenemos una tasa de fraude e intento de fraude que, según las mismas empresas que manejan los medios de pago, encarece el proceso. Hablemos entonces con los señores de la PN y su DICAT, que entiendo que están muy adelantados en investigaciones de delitos tecnológicos. Ellos también deberían ser parte de la conversación para ir creando un clima de confianza más adecuado.

    En fin…creo que este artículo puede dar en el clavo y provocar un aumento de las conversaciones para que los diferentes jugadores entren al partido haciendo su parte. En 15 años puedo dar fe de que hay muchos comerciantes que han tenido la intención…..pero el juego se juega entre varios. Tal vez todo lo que hace falta es aunar voluntades. Espero que tu iniciativa provoque que la misma ONEC llame a la mesa a los demás y sea el inicio de una nueva era …

    Reply
    1. Ana V. Berrido - Intermade

      A esto debí haber agregado que otra piedra en el zapato de los comerciantes para animarse a entrar a vender por internet como manda ‘el librito’ es el tema de la logística de entrega. En RD ahora empiezan a darse pasitos en el servicio de entrega puerta a puerta, con una logística adecuada. Ojalá varias de las empresas que ya tienen la infraestructura (como couriers, remesadoras, etc) estudien la viabilidad de ofrecer un servicio de calidad en la parte de delivery.

      Reply
  6. fernando

    Dario, el problema que expones es algo que va mas alla de la ONEC, se extiende a nuestra cultura misma y la estructura del gobierno mismo, me explico:

    Tiendas online en RD > menos personal poco preparado para la tienda > mas personal capacitado (técnicos para mantener la pagina, responder a caídas, mantenimiento al sistema de ordenes, estableciendo sistemas de seguridad contra crimenes tecnologicos, etc) = mano de obra mas cara, y como en este pais hay tan pocas universidades que produzcan ese tipo de profesional ( y dominicanos que puedan o quieran ese tipo de carreras) tenemos que importar mano de obra extranjera. Lo que resultaría en una crisis de desempleo de mano de obra local, la mayoría por carecer de formación educativa.

    Entonces por otro lado, esta la carencia (o necesidad) de estas tiendas para hacerse mas competitivas, ya que lo único que saben hacer es subir y bajar precios, NO HAY VALOR AGREGADO!!, todo esto apoyado por un grupo de macacos que se hacen llamar funcionarios, que saben muy poco de como tomar el pulso de hacia a donde se dirige el mercado y que no quieren incentivar nuevos modelos de negocios

    Reply
  7. Antonio Díaz

    Caballero, USTED ha dicho grandes verdades, resumidas y con mucha altura. Gracias por defendernos de los Dinosaurios que lo único que desean es Fuñir a quienes tenemos las neuronas funcionando y no nos dejamos mangonear de ellos.

    Reply

Comenta, sin vergüenza