Las siete potencias que esclavizan a la República Dominicana

Nota: Si a usted no le gusta leer mucho, puede seguir de largo. Esta limonada nació para ser extensa, porque combate siete grandes maldiciones que oprimen a mi país. Yo sólo deseo que quien se anime a leer todo esto, también se anime a compartirlo, a meditarlo y a ponerse las armas contra los invasores que tienen esclavizado nuestro país. Esto requiere gente dispuesta a leer y a actuar. ¿Te animas?

.-*-.-*-.-*-.-*-.-*-.-*-.-*-.-*-.-*-.-*-.-*-.-*-.-*-.-*-.-*-.-*-.-*-.-*-.

La libertad es un concepto hermoso, pero puede también ser difuso y engañoso, como esas postalitas de la infancia que cambiaban según la luz y el ángulo en que se las miraba. Es romántica la libertad, no cabe duda, y hermosa cuando se yergue desafiante para combatir la opresión del invasor. Es el sentimiento más puro que logran parir las sociedades, y de alguna forma se vuelve el cemento que cohesiona la voluntad popular ante las amenazas de fuera.

Un ejemplo de este lado bonito de la libertad lo tuvimos hace apenas unos días cuando se supo que los Estados Unidos pretenden construir una base militar en la Isla Saona. ¡Qué patriotas y soberanos nos volvimos de repente! Cientos de dominicanos y dominicanas dieron un respingo y se pronunciaron vehementemente en contra de la idea con tal rapidez y contundencia que el sentimiento patriota brotó profundamente en todas partes. Se diluyeron las diferencias partidarias, se borraron las pugnas intestinas, se olvidó el color de la piel y la mucha o poca alcurnia del apellido, y el mensaje llegó durísimo, como si Senén Sosa de nuevo cerrara sus puños y volviera a enfrentar, borracho o no, al asombrado Marine.

Nos volvimos Senén Sosa

Nos volvimos Senén Sosa

Algo similar sucede hoy con miles de compatriotas que se han quedado lícita y genuinamente encantados con el “doodle” de Google alusivo a nuestra independencia. Los mensajes de admiración y patriotismo que he leído son estupendos y me alegra mucho que la gente se sienta tan dominicana. Cuando veo manifestaciones como esta, o como cuando Félix Sánchez, Marcos Díaz y Amelia Vega hicieron que uno sacara la bandera sin ser 27 de Febrero, me lleno de alegría por dentro y hasta me contagio del sentimiento de orgullo.

El doodle de Google para la República Dominicana

El doodle de Google para la República Dominicana

Pero… ¿vale la pena ser dominicano?

Según los libros de historia, compramos la libertad a punta de lanza hace 168 años a base de sangre y fuego, enarbolando ideales puros. Pero más que la retórica pregunta, debemos ir más lejos… ¿merecemos ser libres? ¿De verdad valoramos la susodicha soberanía? Ahí es cuando me empiezan las dudas. ¿Realmente somos libres? ¿Libres de qué? ¿Libres para qué?

¿Libres para abrazar la mediocridad como manera de subsistir? ¿Autónomos para preferir que cualquier extranjero nos trace pautas porque Guacanagarix así lo perpetuó? ¿Soberanos para endosarnos como lapas o rémoras al triunfo de alguno de los escasos talentos que como estrellas fugaces cruzan por el firmamento, solo porque nació en nuestro país? ¿Independientes para conformarnos con haber participado, con haber hecho “nuestro mejor esfuerzo”, porque “lo importante es competir” cuando en el fondo ni siquiera estuvimos preparados?

¿Somos libres, de verdad libres? ¿Independientes, de verdad independientes? ¿O quizás somos peones de potencias extranjeras, tanto políticas como comerciales y hasta culturales, que nos usan a su antojo porque si no se cae un acuerdo o se cancela una ayuda? ¿De qué nos sirve ser libres si seguimos siendo esclavos de los peores vicios de la humanidad?

Nuestras esclavitudes

La libertad es un concepto difuso y engañoso, ya lo dije antes. Hoy estamos felices por nuestra celebración de independencia, y no critico eso. Alegrarse es justo y necesario… pero reflexionemos, dominicanos, dominicanas. Nuestro país no es libre más que en libros. Tenemos cadenas económicas que nos ahogan, grilletes morales que no nos dejan salir de la mediocridad, cepos culturales que nos impiden abrazar mejores artes, candados sociales que nos mantienen postrados, sumergidos en dembow, romo, cueros y drogas.

Como sociedad somos más esclavos que nunca. La verdadera libertad aún no ha llegado. Los Trinitarios sólo lograron liberarnos de una faceta de la opresión, pero aún queda mucho más por combatir. Derrotar a Haití y luego a España para hoy poder celebrar una independencia, es bonito y sirve como motivo para las clases de historia patria de los pequeños… pero hay otros imperios que aún nos subyugan, imperios sin bandera y sin soldados, imperios más crueles que cualquiera que conociera el fragor de la batalla. Estas son algunas de las facetas en las que la luz de la realidad nos muestra la cara magullada de la libertad que aún está prisionera, encarcelada en la falsa concepción de que hace 168 años somos soberanos.

¡Esclavos, conozcan a sus opresores!

1: La deshonestidad

Somos esclavos de la trampa. Y somos esclavos de ella desde los propios pupitres escolares. Mentimos en los exámenes, nos fijamos, sacamos “chivos”, nos decimos las respuestas en intrincados códices cuyo aprendizaje cuesta más que la propia clase. Y cuando llegan las notas nos enorgullecemos de que pasamos sin estudiar, y hasta le echamos vaina a quienes se fajaron a quemarse las pestañas “como un grupito de pendejos” estudiando para al final sacar peores notas que nosotros.

Y aprendemos que las pruebas se pasan con trampa, por eso inventamos todas las mentiras para engañar al cónsul cuando vamos a buscar visa, disfrazamos los informes que entregamos en la oficina para que no revelen que no hicimos bien el trabajo, escondemos amantes llamándoles “amigos/as”, nos robamos la luz, el cable, el wifi del vecino y perfeccionamos muchas otras formas de engaño, con lo cual no hacemos más que empequeñecernos… aunque por dentro siempre podamos decir que el dominicano “se la busca como sea”.

2: El irrespeto

Otra de las esclavitudes capitales que tenemos es la de creer que somos más “gente” que todos los demás. Que a nosotros hay que atendernos primero en la consulta médica porque nuestro tiempo vale más que el de todos los que están esperando desde las 8 de la mañana, que es correcto que nuestro expediente se cuele encima de todos los que tenían prioridad porque lo nuestro tiene más peso, que está bien que se nos aplauda por un trabajo que realmente hizo un subordinado al que no le tocará ni siquiera una palmadita. Somos abusadores de cualquier posición de ventaja que alcanzamos de manera que nos hacemos indignos de cualquiera.

Y la mayor de las victorias de la falta de respeto es la que consigue sobre nosotros mismos. Nada causa más alegría a Dios del Irrespeto que vernos a nosotros mismos haciendo un grotesco harakiri con la dignidad que queremos imponer ante los demás… Nada más patético que ver nuestra bajeza envilecer el espejo. El mayor irrespeto es el propio, y el triunfo máximo del autoabandono.

3: La indisciplina

De todas las esclavitudes dominicanas, la indisciplina es la más humilde, la que menos se resalta, la que más fácilmente pasa desapercibida. No nos damos cuenta de ella ni siquiera cuando la criticamos en otros. Podríamos ver fácilmente que alguien nos faltó el respeto o que fue deshonesto contra nosotros, pero ¡cuánto nos cuesta ver la falta de disciplina! No hay dieta que perdure, no hay rutina de ejercicios que se vuelva hábito, nunca cumplimos las resoluciones de Año Nuevo, no hay tarjeta de crédito que no caiga en mora… somos expertos en soltar en banda cualquier cosa que amerite un método, que tenga reglas. Aplaudimos a hombres como Manny Ramírez, quien es un virtuoso del béisbol pero adolece de no seguir ninguna norma. Pareciera que su concepto de la disciplina es multiplicar por -1 todo lo que esté establecido.

La constancia es la más ausente de las virtudes del dominicano, y por ello la monarquía de la indisciplina encuentra tanta tierra fértil.

4: La impuntualidad

Tamaña esclavitud. Atada a la indisciplina y a la falta de respeto, el dominicano es un artista de la relatividad del tiempo. Para nosotros, “5 minutos” no son 300 segundos, sino que pueden durar más que los del cuarto cuarto del partido final de la Serie de Campeonato de la NBA… cualquier cosa entre media hora y una semana.

Tan esclavos somos que tenemos nuestro propio huso horario: La mítica “Hora Dominicana” mediante la cual se formalizan desde actos presidenciales hasta encuentros amorosos y cuyo margen de exactitud con respecto al reloj es más amplio de que orillas del Amazonas.

5: El recueste

“¿Para qué fajarme si puedo encontrar un pendejo que me coja pena y resuelva mi problema?”, parece ser el moto de miles de dominicanos y dominicanas que salen a la calle todos los días cantando como el pana del anuncio de Barceló “Dime, hoy e’ mi cumpleaño, dame algo!”. Y los “free-riders” están en todas partes, empezando en la edad escolar cuando había que juntarse en grupos para hacer trabajos. En las oficinas también los tenemos, escondiendo sus ineficiencias en el trabajo del equipo sin considerar que el equipo fuera mucho más grande si no hubiera recostados. Aparecen también en cada esquina agarrándose de cualquier pendejada para pedir, y se pasan la vida con una herida en el costado que se pintan con mertiolé todos los días.

¿La universidad del recueste? Sin duda alguna, el Congreso Nacional. El lugar que cuenta con el más alto margen costo/beneficio del mundo. ¿La sucursal de esta universidad? Los barrios donde se producen miles de “artistas” exponentes de obras maestras del dembow, el reguetón, el mambo con o sin tiraera y otras aberraciones musicales.

6: El conformismo

El conformismo es como el recueste, pero para adentro. Mientras los recostados se valen del recueste para “joder a los demás”, el conformismo nos jode por dentro, nos invita a no afanar tanto porque “total, como quiera no vale la pena”. El conformista solamente conoce la mediocridad, le satisface el esfuerzo mínimo y cuando ve películas o lee libros de autosuperación solamente suspira y se queda pensando que sería bonito ser así, pero eso cuesta demasiado trabajo.

Conformarse pudiera sonar como una palabra bonita. Quizás lo sea, pero no debe ser jamás una actitud, una cualidad que nos identifique. Conformes nunca, porque el que se conforma se estanca. El conformista es el que se mimetiza con el entorno, que se adapta a las circunstancias, y que se acopla tanto a lo que le rodea que no se ocupa de cambiar las cosas.

La mediocridad campea en nuestro país. La tenemos en todas partes, monumento del conformismo, del estancamiento, de la cantidad de cosas que se hicieron así porque así se han hecho siempre. ¿Pensar fuera del cajón? Para qué si eso cuesta tanto. El conformismo lo aprendemos, también, en la propia escuela, y es parte del adoctrinamiento oficial del sistema educativo. Nuestras escuelas sólo enseñan a repetir, nunca enseñan a pensar, jamás retan, no existen mecanismos en los que nuestros hijos se vean forzados a valerse por sí mismos.

7: La vagabundería

La he dejado para último porque era la más obvia. Nuestro país es esclavo del sexo, del romo y del vicio. Y los exponentes “artísticos” de hoy día no hacen nada para disimular la Trinidad de la Vagabundería que ensalzan en todas sus “canciones”. Ejemplos sobran pero dos títulos bastan: “Ella quiere tinte, tarjeta y cabaña” y “yo ando armao, bebío y con cualto”. Y estos son dos temas actuales, pero cuando esta limonada pase de moda otras “perlas” tendrán mucho más vigencia que cualquier canción con mensaje positivo. ¿Más ejemplos? Pasen a leer a Luis M Then y a Milca Peguero para que lean qué tan profundo es este tema.

Claro, el atrasado soy yo, el dinosaurio, el que no progresa, que no evoluciona… pero no hay dudas de que la clase de música que hoy suena en todas partes es reflejo de la vagabundería que reina en este país, un poderío que nunca nos permitirá ser verdaderamente libres de toda opresión extranjera o criolla.

La verdadera libertad

Como país necesitamos combatir estos enemigos. Pero en esa lucha, cada quien es un soldado que debe combatir primero en su campo personal, porque sólo entonces podemos transformar a los demás. Debemos insistir en hacer que esta guerra sea tan fuerte que la mantengamos aún contra la marejada contraria que enfrentaremos. El caudal de podredumbre que fluye en la República Dominicana no se revertirá sólo con que yo lo diga en esta limonada. Amerita que cada uno haga el compromiso y enarbole una cruzada personal con cojones blindados.

La verdadera soberanía debe movernos como nación a rechazar el imperio de las siete potencias: la deshonestidad, el irrespeto, la indisciplina, la impuntualidad, el recueste, el conformismo y la vagabundería. Debemos alzarnos contra estas siete plagas con la misma vehemencia y determinación con la que nos alzamos contra la idea de la base militar en la Isla Saona. Así como protestamos contra esa maldita vaina, debemos protestar contra la vulgaridad, contra el irrespeto, contra los recostados, contra la mediocridad. COJOLLO, tenemos que darnos a respetar como personas, primero con nosotros mismos, y luego con todos.

La verdadera libertad no se puede quedar en lo que lograron los Trinitarios hace 168 años. Esa libertad, reeditada por Luperón, el 1J4, Caamaño y un puñado de valientes, no es la única libertad que necesitamos. Y aunque suene grosero lo que voy a decir, creo que esa libertad, la que nos garantiza muchos derechos, nos ha causado un daño enorme, pues la damos por sentada y no la valoramos. Como he dicho en otras ocasiones, esta generación no tiene ideales, no tiene héroes.

Los héroes tenemos que ser nosotros. Sólo entonces seremos verdaderamente libres.

70 Comments Las siete potencias que esclavizan a la República Dominicana

  1. mary

    tiene toda la razon, a mi me dijeron que estaba atras, y pasa de moda por que no me gusta el dembow y el merenge de calle.

    Reply
  2. Marcos Taveras

    Conducta de Corrupción

    Hace poco me llegó un escrito de crítico político de esos que pintados de objetividad apoyan colores partidarios, aprovechando los rasgos de imaginación de sus lectores para guiarlos hacia sus preconcebidos señalamientos de culpabilidad. Así muestra la perversa corrupción de quien han tenido toda una vida de honestidad hasta que un día decide abrazarla, lo cual representaría una escisión instantánea de la personalidad que lo podría en contradicción consigo mismo, quizás sin posibilidades de adaptación.

    Es indudable la existencia de la corrupción como fenómeno y de la práctica corrupta de muchos. Pero éste no es fenómeno nuevo ni particular ni exclusivo de esta sociedad, sino conducta desviada de las normas y valores sociales, que muchas veces ni siquiera representan prácticas conductuales aceptables.

    Sin embargo, los individuos no son proclives a cambiar sus valores ni su personalidad de sopetón. Ya desde hace más de un siglo, Sygmund Freud señaló que la personalidad del hombre se desarrolla durante los primeros cinco años de vida y permanece estable para siempre, a menos que medie un proceso de aculturación. Otros científicos de la conducta humana han ratificado tal permanencia en muchas otras instancias.

    Al evaluar el desarrollo de cualquier sociedad nos damos cuenta de que sus normas y valores no permanecen estáticos, así como de que los cambios representan por si mismos los momentos cuando aparece la corrupción del conjunto normativo, utilitario y ontológico que para la conducta individual define la sociedad.

    Las implicaciones de esta aseveración son múltiples. Primero, es mandatorio que las instituciones que instalan los contenidos de las normas y valores sociales definan cada nuevo contenido siguiendo un diagnóstico de la integridad o corrupción de los existentes, para actualizarlos y para hacer una prognosis de la conducta social como respuesta a lo nuevo. También se requiere del diseño de los procesos o procedimientos de instalación de lo nuevo para garantizar que la conducta individual se corresponda con la esperada.

    Segundo, es imprescindible la construcción de un sistema de sanciones para castigar las violaciones, así como mecanismos correctivos para encauzar los violadores.

    Tercero, asegurar que la institución que vela por el cumplimiento de normas y valores, inicie acciones correctivas en cada violación asegurando que los violadores sean sancionados.

    Las instituciones encargadas del mantenimiento de las normas y valores son más culpables de la corrupción que los violadores. Me refiero a los padres, la escuela, la iglesia, los clubes, la legislatura y la justicia.

    Por último, la falla del mecanismo señalado es principal fuente de corrupción de valores y normas, porque, después de todo, son éstos los que corrompidos corrompen a los individuos y a la cultura.

    Marcos Taveras es consultor privado
    marataveras@gmail.com

    Reply
  3. Melvyn Perez

    Concidiría en cada línea contigo, aunque te hayas quedado corto con el ejemplo del irrespeto, pues eso con el médico hasta es pasable, aunque no así en el tránsito (primero yo, luego yo, y si queda espacio yo), te quedas corto, vamos mas lejos.

    Sin embargo hay un punto que debemos reconocer: sin el Guasón no habría Batman ¿verdad? Resulta que aquel que dice “dame lo mío” se dirige a alguien que se faja (aunque con frecuencia suele ser otro vividor), el asunto es que no todos somos vividores, existe una claque esclavizada y enfermiza de pendejos que no siguen la tradición, que se fajan, que esperan algo mejor, y sin darse cuenta que vivimos pegados a ellos.

    Esa pequeña sociedad dentro de la suciedad es la que mantiene parado al resto. Ellos soportan impasibles mientras abusamos. Podría decirse que son casi mártires: pocos, pero se las ingenian y pasan inadvertidos. Si ellos no aceptaran el status quo tendríamos que buscar otro huésped del cual vivir (o trabajar, lo cual no es una opción).

    Quizás podrías hacer otro post: por ellos, por “los humildes, los de montón salidos, heroicos defensores de nuestra libertad” como diría Federíco Bermúdez.

    Reply
  4. Ib

    :O! Dios mio! gracias al señor que no todo está perdido, mientras todo el mundo observaba embobado el discurso de rendición de cuentas que al fin y al cabo resulto ser más propaganda política, yo veía con tanta admiración el doodle de Google, contemplando lo hermoso de nuestro simbolo patrio como lo es el escudo, que a pesar de tener las letras de google subliminales no dejaba de exhibir esa majestuosidad y significado, pero que lástima tener que bajar la cabeza cuando veo en lo que se ha convertido este país y como toleramos dia a dia a que nos traten como ignorantes, la República Dominicana se ha convertido en un juego de mesa…como si fuera ´´monopoly´´, el cual los jugadores se cambian cada 4 años, para seguir ejecutando la podredumbre que se exhibe en la administración pública…

    Es cierto!!! todos nosotros tenemos la culpa! por no cambiar todos y cada uno de nosotros aunque sea un 30% lo que pensamos (porque qué facil es echarle la culpa a los de arriba cuando somos unos conformistas) es que seguiremos apoyando este sistema de corrupción en todos los sentidos…Dios mio cuando veremos un cambio???!!!

    Reply
  5. Ivan Oviedo

    Brillante resumen. Hay muchas más, pero creo que estarían subclasificadas en éstas. Muy necesario aporte, felicidades Darío.

    Por cierto, ¡ya quítale al blog lo del “proceso de rediseño”! ¡Está rancio! 😛

    Reply
  6. Constanza

    Muy buen análisis aunque en mi punto de vista las mayorías de estas situaciones no solo en nuestro país se viven son cosas que pasan en todos los países del mundo. Uno como persona tiene que poner su granito de arena empezar por uno mismo. cada cual tiene que crear conciencia para que en un futuro haya un cambio por que si no estamos feo para la foto.

    Reply
  7. Rocío Díaz

    Bien Darío, esas cualidades ciertamente nos tienen esclavizados, y la peor de todas es la del conformismo. La gente actúa de una manera bastante resignada la mayoría de las veces, pasivamente ve abuso tras abuso, y cuando les llega el turno de abusar, pues lo hacen, porque total, todo el mundo abusa.

    Ese conformismo es lo que hace que una madre lleve a un bebé de meses a una sala de cine, a una película para adultos, y que nadie haga nada, ni siquiera cuando empieza a llorar tan alto que ahoga por completo a la película. Es increpible como todo el mundo aceptó eso de manera pasiva, y que no apareciera supervisor alguno que le impidiera la entrada a la sala donde se presentaba una película con restricción de 18 años.

    Eso pasa porque nada importa, y es consecuencia directa de ese conformismo que mencionas, combinado con vagabundería e irrespeto.

    Reply
    1. Joel Susaña

      Hector usd esta en lo cierto! tambien lo esta Constanza, no solo en nuestro pais se viven estas ataduras. La causa principal de como se vive en la Republica Dominicana es la Corrupcion. Donde los partidos politicos solo piensan en si mismos, donde las autoridades hacen cuarquier cosa a cambio de dinero Y donde la poblacion general no tiene la calma ni el respeto para esperal un semaforo en Rojo… Estas solo son tres, pero son las raises de todas las demas… … Ojala cambiemos algun dia; me quedan 25 años para retiralme y me gustaria hacerlo en mi pais…

      Reply
  8. Francis

    Mas claro ni el agua. Aunque creo que le faltaron 3 potencias mas: 8-La corrupcion, 9-El depotismo/clientelismo 10-El Narcotrafico.

    Reply
  9. Benis

    Han leído mis pensamientos… cada letra que conforma esta publicación es lo que pienso. Que bueno que no soy solo yo el que así piensa.

    Reply
  10. mrcejon

    no se si soy libre pero cuando un dominicano define la finale de un equipo en grande liga,,, no se si soy libre,,,, por la gente que se siente que a leido dos o tres libro,,,, piensa que son una mente pesante,,, pero cuando veo un dominicana representado mi bandera en cual quier deporte,,,,,, me siento libre ,,,,,,,,,,,,,,,, por se cree que son lo celebrito que tiene solamente la ideal de libertad ……. pregunteselo a todo eso deportatista que an sobresalido por en cima de un americano, ruso, espanol, mexicano…….

    Reply
  11. Elvin Dominici

    Sin ningún desperdicio tu articulo. La definición de las siete plagas que nos esclavizan es perfecta y atinada. Me duele ver a mi país en la tinieblas que nubla su futuro, en mi existe una enorme necesidad de hacer todo lo posible por hacer el sueño de Duarte una realidad mas cercana. Ese gigante, del pueblo dominicano, sigue dormido en su profundo sueño de conformismo, pero estoy seguro, que esa chispa que necesita el país para despertar y luchar por nuestros derechos soberanos, esta muy cerca.

    Nosotros que tomamos la pastilla roja de la realidad debemos ser pilares de esa nueva revolución social. “Ser joven y no ser revolucionario, es una contradicción biológica” así lo dijo el Che. Por eso, les pido que accionemos en miras de ese país, que todos soñamos. Ya no es suficiente quejarnos y poner a flote los males del país. Eso lo hace Nuria y Alicia todos los días ¿para que? Porque todos sabemos que nada pasa… Amén a nuestra patria con el corazón y el día que podamos poner el ser “Dominicanos” primero que todos los partidos políticos, ese día seremos un país, “Libre, Soberano e Independiente”. Feliz aniversario mi República Dominicana.

    Reply
  12. Nelfry Rodríguez

    Excelente publicación. Cabe destacar que aquellos que no prestaron atención a tan sabias palabras siguen ignorando las posibles consecuencias de ignorar este artículo, valga la redundancia.
    En este país a las personas les interesa más el hablar de sus líderes políticos y los partidos que de como se deben de solucionar los problemas que estas siete potencias nos están causando y que tienen su repercusión en el futuro. Este problema de ignorancia solo se arregla con la educación, y la educación comienza en el hogar cuando el padre le enseña a su hijo que debe de esforzarse para conseguir lo que quiere, o cuando una madre enseña a su hijita a hacer los quehaceres del hogar, y desde allí se vienen forjando personas educadas en valores humanos, los cuales tendrán los destinos de la nación es sus manos, y cuando logremos esa educación en la casa hemos de afirmar que somos una nación prospera y con cimientos fuertes. COJOLLO, es tiempo de cambiar! tenemos que abrir los ojos, observar, planificar y ejecutar, para al final obtener los beneficios que tanto anhelamos.

    Reply
  13. Gian

    Me sentí muy identificado con el post. El solo hecho de ver la generación que va subiendo a base de ¨dembow¨ y mambo, me causa una verguenza ajena terrible… y yo me pregunto hasta cuando es que esta bendita cultura dominicana va a seguir siendo igual?

    Reply
  14. Miguelito

    Mas bien se celebra el 27 una batalla contra un puñitos de Haitianos, la verdadera guerra politica la tenian ellos alla en la parte oeste, lo de nosotros fue un chepazo. Pero 168 años despues nos han invadidos alrededor de 2 millones de Boyer, y sin necesidad de engarzar con la bayonetas a los blanquitos dominicanos. De manera que dejen ese bulto por la base de la saona. Otra cosa, todos los peloteros cubanos que desertan, aqui por cualtos, le entregan una ciudadania en 2 dias. A mi nadie me hable de patriotismo carajo, yo veo que pelegrin castillo le manda fuego a los Haitianos, mas sin embargo aqui ta minao de ilegales de muchisimos paises, entonces o guayamos to o no prestan el coco. Dejen su retorica desfasada, eso no luce ya.

    Reply
  15. Milca Peguero

    Me siento tranquila sabiendo que al menos 2 o 3 estamos despiertos viendo todos estos males y sufrimos por dentro. Me siento tranquila de ser del grupo que “ESTÁ ATRÁS” solo porque no nos acomodamos a este tiempo lleno de VAGABUNDERÍA.

    Reply
  16. JUAN

    SOLO DIRE QUE EL VERDADERO PATRIOTISMOS NO ES ANDAR CON UNA BANDERA, NI MOSTRAR EL ESCUDO O CANTAR EL HIMNO NACIONAL NOOOO,
    ESO NO ES EL VERDADERO PATRIOTISMOS , PUES ESOS SON SOLO SIMBOLOS, EL VERDADERO PATRIOTISMOS EL OBLIGAR A QUIENES NOS GOBIERNAN A QUE LOS HOSPITALES PUBLICOS SEAN GRATUITOS PARA LOS DOMINICANOS POBRES O DE CLASE MEDIA, QUE NINGUN DOMINICANO ESTE PASANDO HAMBRE, QUE TODOS TENGAMOS UN EMPLEO DECENTE Y UNA EDUCACION DE CALIDAD OBLIGATORIA PARA TODOS. ETC…
    ESOS SON LOS VERDADEROS SIMBOLOS NACIONALES EL “SER HUMANO DOMINICANO”.

    TAMBIEN LOS BUENOS DOMINICANO SOMOS CULPABLE POR DEJAR QUE LOS MALOS NOS GOBIERNEN AL NOSOTROS NO ASPIRAR POLITICAMENTE, MALOS POLITICOS HAY EN TODOS LADOS LO IMPORTANTE ES NA DARLE EL VOTO A ESOS MALOS, IMAGINESE USTED UN TAL HIPOLITO QUE DESTRUYO EL PAIS Y TODAVIA MUCHOS LO APOYAN , ESO DA VERGUENZA

    Reply
  17. Gerald

    Ya nuestra Republica esta perdida ,, ni que se recuperen eso siete limone esto se salva .. Dios nos acabe de acompañar hermanos.

    Reply
      1. M.

        Mr. Santana, creo que usted no entendió el mensaje. No tengo por qué explicarlo, pero le doy una pista: si queremos que esto cambie, tenemos que empezar por nosotros mismos. Todos y cada uno de nosotros nos vemos de una u otra manera confrontados con una de esas 7 “potencias”… y muchos de nosotros las hemos “alimentado” de una u otra forma. Tenemos que empezar por nosotros mismos a SER el cambio y vivir siendo el ejemplo.

        Reply
  18. Evelin

    My three cents: I found myself mirrored in many of the complaints raised by this post, but it also reminded me how elitist I can become in times of frustration with la cultura social Dominicana. Any analysis that obviates that social norms and behaviors are rooted in a historical context are at best, incomplete. These attitudes are not born in a vacuum but reflect responses to the constraints in the environment. Only from the perch of an educated and oftentimes foreign-influenced stance, are these behaviors deemed harmful. For those at the bottom, it’s a survival mechanism. Only when goals seem attainable do people strive, but the space for socioeconomic mobility outside corruption in the DR is almost non-existent. It isn’t just that Dominicans need to free themselves of themselves to take advantage of and give sense to their independence, the issue, in fact, is that Dominicans have never been freed from any of their masters. The “independence” from the Spanish, was just a swap from the crown to the “criollos”, who these days hail from further North on the map and instead of the colonial emblems now go by the acronyms of IMF and WB among others. Thus, the time and space for shedding colonial attitudes have never been realized. The social follows the economic, not the other way around. (Yes, I do hold a materialist conception of history). 🙂

    Reply
    1. SRTS

      “Any analysis that obviates that social norms and behaviors are rooted in a historical context are at best, incomplete.” Yes!

      Reply
  19. leosantana

    RE-INDEPENDENCIA YA!!! Tremendo articulo! Me alegra mucho que estos pensamientos se publiquen, el país, a mi punto de vista no tiene salvación, pero igual sigo odiando la falsa independencia que se vive, la esclavitud a la que nos tiene sometidos la clase politica!

    Reply
  20. Emil Sanchez

    Dario, Melvin, Todos, les felicito por este impresionante analsis, sus comentarios, etc, pero creo (Personalmente) que la parte mas importante no es resaltar todas estas deficiencias que nos caracterizan como ente social, sino que pudiesemos hacer para mejorar y creo que pudiesemos abrir un Blog solo con este tema: (ideas, Aportaciones, Sugerencias, etc).

    Siempre he pensado en como poder ayudar mi Pais desde el extranjero que vivo, no enviando ropas, no haciendo donaciones sino como pudiese aportar ese granito de arena para que muchos (Y no me refiero solo a los Politicos ni Militares solamente) detengan el abuso, el robo, etc contra el pueblo.

    Comienzo como recomendacion, consigamos alguien que sepa y quiera desarrollar un Portal Web donde todos podamos hacer Post de estas ideas, Denunciar Abusos, Maltratos y que este sea tan fuerte que obliguemos/presionemos al gobierno de turno a escuchar/considerar nuestras ideas, estoy seguro que conseguiremos el apoyo de muchos,

    Gracias!!!!

    Porque no me gustaria que se quedara en solo un Post, pregunto Dario: Si te parece interesante pudieses tener el Lead de esta tarea???

    PS: Es solo un punto de vista, y veo esto como un reflejo de los tiempos del Caudillismo/Dictaduras en distintos paises donde los paquines era uno de los tantos metodos de motivar/Sacar ese espiritu de lucha de las personas.

    Reply
    1. Alexander Aquino

      Excelente idea Emil, no debemos permitir que esta lluvia de ideas pase de manera efímera, he aquí la oportunidad de reeditar la desastrosa realidad de nuestro país. debemos empezar ya y hacer la diferencia, no todo esta perdido.

      Reply
  21. Mario

    Falta la peor de todas: LA IMPUNIDAD, con la expulsión definitiva de esta práctica, muchas de las que figuran aquí existirían, sin embargo, a nuestros políticos no le interesa enfrentarla, por eso tenemos mas lavado de activos, narcotráfico y corrución estarían muy reducidos, estas prácticas son casi inexistentes en China, antes de una semana, son fusilados.

    Reply
  22. Oliver Cruz

    Darío…te felicito…increíble y desgarrador análisis de la realidad que nos rodea…Melvin, estoy de acuerdo con lo que agregas a la limonada…

    Me van a acribillar con mi comentario siguiente pero:
    Yo algunas veces al ver tanto DESORDEN…me pregunto, habrá valido la pena la gesta de Luperón en Capotillo? o la del 1965?

    Quizás si fuéramos colonia española, o yanqui tuviéramos un poquito de orden.. hemos sido y somos una “nación” con comillas desde el mismo día de fundada…mira que al pobre Duarte lo traicionaron y lo exiliaron de inmediato….mira que a Bosch lo tumbaron por hacer un buen gobierno…estamos llenos de ese vicio llamado traición y oportunismo…Aunque habría sido diferente si nos hubieran dejado oficialmente como colonia? o como los boricuas “estado libre asociado”…???

    Reply
  23. El Menol.....

    Saludos…..muy atinado articulo. Ya he leido miles de estos, mas cuando nos acercamos a fechas patriotas que resaltan nuestras faltas como pueblo. Fechas como el dia de Duarte, el dia de la Restauracion, el dia de Mella, el dia de Independencia por mensionar algunos……
    Estoy de acuerdo con Emil Sanchez, de que se abra un blog, una pagina, lo que sea, para presionar y llegar que nuestras quejas sean escuchadas………..
    Mas bien, sigamos los pasos de nuestros lideres, y formemos una Nueva Trinitaria……. que como grupo hagamos algo en cambio de nuestro pueblo, que le arranquemos la cabeza a los mal paridos politicos que destruyen nuestro pais……….osea, lo mismo que hace Nuria pero con las armas en las manos………pero dejemos de hablar y pongamonos en marcha.

    MIs saludos a todos y que viva nuestra Republica Dominicana…….!!!

    Estoy seguro que contaremos con miles de compatriotas……….Cuidado, me llaman El menol, pero soy de la vieja guardia…….

    Me pase…….????

    Reply
  24. Walkiria

    Te faltó algo: pesimismo. Aunque tu articulo es cierto, en muchas cosas y aunque esto no justifique en nada la situación de los dominicanos, cosas que describes las adolece el mundo entero como una crisis universal de valores y de pérdida de respeto. Claro, nosotros tal vez deberíamos ser la excepción. Creo que cada ser humano está llamado a ser una excepción en sí mismo. Pero el criticismo al que nos sometemos a diario, también nos da duro; porque viene vacío sin soluciones, quizás producto del mismo conformismo. Pero tienes razón, aunque el año que viene me gustaría leer algo menos duro, en honor a aquellos dominicanos que, si me permiten incluirme, intentamos ser diferentes. Tirarnos todos aquí a asentir todo lo que has dicho no nos liberará de las 7 potencias que nos tienen amarrados. Vamos a tomar una actitud distinta y empecemos hoy mismo, al terminar de leer está muy bien escrita limonada, a practicar cosas tan sencillas como la puntualidad y esa HONESTIDAD que, AY DIOS MIO, a todos nos cuesta por muy buenos que pretendamos ser. Creo que los ciudadanos de otros países “desarrollados” sienten lo mismo, pero con un sistema que te persigue y hace cumplir las leyes, es muy duro saltárselas. Impongamos esto entonces, nosotros los que si queremos ser distintos. Las cosas no cambian hasta que no se produce un gesto y yo creo en los gestos reproducidos una y otra vez.

    Reply
    1. Leticia

      Me gustó mucho tu análisis. Estoy de acuerdo que el estar criticando, asintiendo y generalizando no nos llevará al cambio. Bien.

      Reply
  25. Argenis Mills

    Está muy bueno tu artículo, sin embargo, me parece que reducir los problemas de nuestro país a 7 pecados capitales o 7 potencias esclavizantes como esos que planteas, te hacen caer en un reduccionismo que evidencia lamentablemente lo prejuiciado que estás por discursos muy viejos sobre la Dominicanidad, sus vicios y/o grandes defectos.

    Es cierto que esos problemas que planteas no dejan de estar presentes en nuestra sociedad, ¿pero son problemas netamente dominicanos?, ¿tenemos los dominicanos que preocuparnos más que otras sociedades donde vemos esos mismos “pecados” que planteas y en magnitudes mayores?, Estaría bueno que hagas una visita a otros paises a investigar en que porcentajes puedes encontrar tus 7 males, y te aseguro que te sorprenderás.

    Si queremos levantar la moral, fomentar el optimismo y el espíritu emprendedor y/o trabajador de nuestro pueblo, creo que debemos usar otras estrategias discursivas porque usando el mecanismo que usas, estás promoviendo y perpetuando 7 clichés sobre los dominicanos. Y lo peor con los clichés es que por lo general están muy bien arraigados en el pensamiento social. La gente por ahí lo cree, escandaliza ver la cantidad de gente que uno se encuentra por ahí creyendo que el dominicano es Haragán y recotao por naturaleza, solo porque es Dominicano. Por faaaaaaavor. Así no se le hace un favor al lector, no se le orienta, se le desorienta.

    Vivimos en tiempos en los que los conceptos de moral y ética han cambiado muchísimo. Los medios de comunicación masiva, fomentan la pereza mental, promueven la pasividad social y el consumismo. Venden estilos de vida que muy pocos en el mundo podemos llevar, y sistemáticamente utilizan la violencia, las drogas, el sexismo, el dinero, el asesinato, la delincuencia, etc. como ingredientes fundamentales de su programación.

    Promueven además la ley del menor esfuerzo y el concepto social de que lo importante en esta vida es ser rico, no importa como o pisoteando a quien, lo importante es tener la plata y ostentarla.

    Entonces, ¿Somo los dominicanos el problema?, el problema es mucho mayor, es un problema estructural, de base.

    El problema es que nuestro sistema educativo no funciona y que tenemos que mendigar un 4% del PIB para mejorarlo un poquito. Nuestro problema es una clase política que nos ha fallado históricamente, una burguesía solo atenta a enriquecerse más y que además no tiene ningún interés en el país, ellos son los que piensan del dominicano que somos malos por negros, feos y brutos.

    En conclusión mi amigo, me niego a creer en tus 7 puntos como los únicos problemas de nuestra sociedad,,.. sino, date una vuelta por los barrios dominicanos para que veas como la gente sobrevive con nada, haciendo malabares y de tripas corazón pa´tirar su pequeño espacio pa´lante.

    Ps: mira como en puerto rico nos reconocen http://www.primerahora.com/dominicanosunacomunidadqueluchacontraeldiscrimen-619472.html

    Reply
  26. Madelin

    Excelente artículo hermano. Cuando leí lo de la indisciplina y el recueste me quede O.O, ya que es poco común que alguien se fije en estas faltas , es increible cuantos malos comportamientos aceptamos porque son parte de la “idiosincracia” del Dominicano.
    Admitimos humillaciones, vejaciones, y violaciones de nuestros derechos; pero tambien las causamos a los que nos rodean, abanderados de la idea de que “la vida es asi”. Es bueno encontrar personas que, a riesgo de ser malinterpretados e incluso odiados, nos puntualicen esas cositas que necesitamos mejorar si es que aspiramos a ser verdaderamente libres. Bendiciones para usted amigo.

    Reply
  27. henryquez32

    Bendiciones… totalmente de acuerdo… desde un pariguayo que no se cuela en las filas y entre otras cosas cree que la mejor educacion para mi hijo es el ejemplo.

    Reply
  28. Lucia

    No lo pudiste haber dicho mejor. Esta manera de pensar debe contagiarse y duplicarse como un virus para que realmente haya algun tipo de cambio en nuestro pais… como bien lo dijiste: “el cambio empieza en nosotros mismos”

    Gracias por este excelente articulo !

    Reply
  29. Reynaldo Nunez

    Cuanta verdad dice tu articulo, de corazon te felicito. Sali de mi pais hace 23 anos y cuando retro pienso en mi entorno de entonces noto tanta inocencia, cultura y diferencia. Todo como que era distinto. Con el devenir de los anos he notado que nuestra sociedad por la falta de estos valores que mencionas y otros que no mencionas se ha descalabrado al punto de tener hoy en dia la sociedad sin valores que tenemos.Fui educados por centro de estudios que tenian por profesores no asalariados sino con corazon de forjar hombres de bien, hoy vemos tanto desorden en ese sentido, tanta irresponsabilidad en todos los ordenes que me pasma ver nuestra sociedad dominicana, creo en los valores, la honestidad, quisiera pensar que aun estamos a tiempo de revertir esta suciedad que conocemos por sociedad y ayudarla a que se alinie con el pensamiento de Duarte. Basta con que hayan hombres y mujeres que piensen y actuen en ese sentido para que asi podamos construir verdaderamente una patria libre no de un yugo opresor sino de nosotros mismos para estar a la altura de la decencia, pulcritud, honestidad y carencia de corrupcion en todos los ordenes de la vida de nuestra nacion. Aplaudo un articulo como este y lo valoro, hacia adelante dominicano.

    Reply
  30. Denisa

    Te felicito por este articulo!!
    Sin duda es un día para reflexionar sobre lo que en realidad somos! Adolecemos de la mas absoluta pobreza de conciencia! Aquí solo vale estar alante, alante! Con la última pinta, la ultima jeepeta, y saber bailar con lo pie!! Y a como de lugar!!!Lo demás es secundario..
    Importante mencionar dos factores claves para definir lo que ocurre en nuestra sociedad; la impunidad y la corrupción !! Por eso aquí to el mundo hace lo que le da la gana, total que no va a pasar nada!! Solo hay que tener un enganche que te resuelva!

    Reply
  31. Patricia Vasquez

    …Te quedaste corto!! Y lo digo en el sentido de que aun nos faltan tantas cosas por mencionar!!! Sin embargo supiste colar en tu limonada, la esencia de nuestra dominicanidad (en un muy mal sentido)

    Es increible como ejemplos tan simples pueden ajustarse perfectamente a todas las realidades sociales que existen!!!

    Me quedé con todas las ganas de seguir “bebiendo” de esta limonada, Dario.

    Reply
  32. Luis Manuel Then

    Este problema es profundo, a veces se me va la lengua (con los dedos) al quejarme como tu en general de todo lo que nos afecta como país, pero, veo que poco a poco podremos lograr algo, por lo menos crear conciencia, evitar se siga PUDRIENDO el país, nuestros hijos, nuestros futuros hijos, nuestra familia, conocidos y futuros Dominicanos.

    Excelente hermano, como siempre, Mis respetos.

    Reply
  33. norma

    En cierta forma tiene algo de razón, pero el pecado mas grande es la conformidad y el indigenismo que aun tenemos, todo lo extranjero es bueno. Los dominicanos que me siento muy orgullosa en ser lo y en vivir en este país sin jamas pensar abandonarlo. Nos hace falta amar esta tierra de verdad, como trabajando y haciendo lo que hacemos en otros países, siempre digo que si el Dominicano trabajara como lo hacemos en otros países , estuviéramos entre los países mas desarrollados.
    So.o binaré en el comportamiento en otros países, nos adaptamos y respetamos las leyes aquí no.
    Nos hace falta mucho para ser libre pero como alguien opino, no hacemos nada con bla bla, tenemos que actuar, que con un poquito que alguien aporte te aseguro que cambiamos.

    Reply
  34. Lidia

    Yo estoy de acuerdo con Dario, y tambien con Melvin. Pero creo que hay que ver las cosas como son. Un pais sin educacion, siempre sufrira de involucion. Creo que la falta de educacion, tanto escolastica como moral es la que nos ha llevado a la descomposicion. Debemos comenzar a educar. Urge!!

    Reply
  35. Leonardo Quiñonez

    Saludos Dario,
    Exelente articulo, he notado en blosfera Dominicana que ultimamente la mayorias de Blogueros estan escribiendo sobre lo deteriorada que esta nuestra sociedad. Es como si lo gritaran al mundo por medio del teclado sintiendo impontecia y furia. mi pregunta es como podemos cambiar esta realidad, como podemos luchar contra tantos males al mismo tiempo? debemos seguir adelante y no parar de crear consiencia, la tecnologia nos puede ayudar a divulgar nuestros mensajes….

    Reply
  36. Enrique Garcia

    Sr. Darío. Usted está bien claro en lo que nos aqueja. No puedo estar mas de acuerdo con sus observaciones.
    El desafio está en que esos males deben ser afrontados dando el ejemplo desde arriba. El pueblo pide a gritos un gobiernos responsable, jamás perfecto, pero responsable y pasivo de sus acciones.
    Espero en Dios, por el bien de todos, que algo suceda que cambie el destino desaforado al cual hemos llegado.
    Y a usted GRACIAS por ser vocero de una gran parte de los Dominicanos.

    Reply
  37. Polo Sanchez Rodriguez

    Tal vez otra de las potencias que nos esclavizan son las confusiones que surgen cuando hacemos análisis que no toman en cuenta las diferencias sociales. Me explico: cuando decimos “pueblo” ¿a qué parte de este pueblo realmente nos estamos refiriendo?. Es una inconsciente aberración cuando -por ej- alguien que pertenece al segmento social medio hace referencia a “nosotros los dominicanos”, así, en forma general. Es casi seguro que éste visualiza a un “nosotros, los de la clase media” pero no se atreve a expresarlo porque aún resulta feo hablar de esa forma porque en los últimos 50 años los políticos nos han dicho que aquelllos quienes pertenecen a la base de la pirámide social mayoritaria dominicana -donde está el mayor capital de los políticos, el capital de los votos mayoritarios- son quienes siempre y casi exclusivamente tienen la razón. Por tanto ahora resulta casi una verguenza el reivindicar a cualquier otro segmento social que no sea ese mayoritario. Con esa visión nunca nos entenderemos y los políticos siempre continuarán reventándo a quienes pertenezcan a los sectores minoritarios. Habría que decirlo más claramente: las clases medias dominicanas también existen y -aunque en función de votos no representen gran cosa para los políticos- no es un pecado ni una verguenza pertenecer a ellas. Es todo lo contrario: esa clase media es la económicamente más dinámica aquí y en todas partes. Si hoy no somos otro Haití es debido en parte importante a los permanentes esfuerzos de ese minoritario estrato social. Sin embargo son las clases con menos protección por parte de los gobiernos. Esto representa una tremenda potencia esclavizante. Por fortuna, los sectores medios parece que están a punto de lograr su propia consciencia de clase; es aún latente pero se nota en escritos como el presente y en sus comentarios. Por mi parte, y como la político no es mi negocio, puedo decir sin ningun orgullo y sin ninguna verguenza que, siendo tan dominicano como lo es la yuca, no pertenezco al conglomerado social mayoritario, al cual por cuestiones de deuda histórica estoy conscientemente de acuerdo en que debemos continuar subsidiando con nuestros esfuerzos -aún éstos no sean reconocidos ni valorados-. Felicito al autor de este interesante trabajo quien por seguro tampoco pertenece al conglomerado social mayoritario y por tanto no sería un simple activo del capital de los políticos.

    Reply
  38. Luis Nina

    Excelente articulo. Muy bien hecho. En referencia a eso, ayer dialogaba con mi esposa y le comentaba que algo existe en mí, así como le sucede a los genios cuando inventan algo y no saben como les nació. En mi caso sé que existe un “algo” que no logro conexionar con el esfuerzo de mis ganas: cuando escucho a algunos dominicanos y dominicanas decir que, “estoy orgulloso de mi patria, de mi independencia” me pregunto, ¿y ellas lo están de ti?; o si no, “Mi tierra tiene las playas más hermosa del mundo, las mejores mujeres” ¿y a ellas les gusta que tú te bañes en ellas, que tu les enamores sus mujeres (respectivamente)? cuando los veo cargar la bandera o algún tipo de logo que denote lo patriota que son, ¿y a ella le agrada que tú la cargues, que tú pregones su alianza? Existe algo con esa idea que no me cuadra.

    Muy bien mencionaste a nuestros verdaderos héroes: Amelia Vega (cuanto orgullo de esa chica); A Félix Sánchez (impresionante); te faltó Miche Camilo (el mejor) o Juniot Díaz (una estrella). De ese modo te diré lo que siento sin rodeo: a mi me da vergüenza escuchar a estas personas que no han logrado nada con sus vidas, y no por la situación política, si no porque no se levantan de una cama. Tu lo especificaste, “El conformismo”. Distes en la diana de todo el problema.

    A mi me brinda orgullo la señora que ayuda a todo el que puede, y que aunque es analfabeta a la vez muestra un toque de humildad y de generosidad. A mi me da orgullo ese que estudia en la universidad y que no escucha a un tal “Lápiz”. A mi me enorgullece ver a un dominicano “leyendo un libro”. No recuerdo la última vez que observé esta hazaña. “¿Orgulloso de que?”. Patriota es el que verdaderamente hace algo por su patria, el que la pone en alto.

    Un sub-administrador de un grupo en que estoy insertó este artículo. Cuando comencé a leerlo me agradó la explicación de que se leyera este artículo (aun siendo largo). Fue bastante jocoso. El grupo se llama, “Dominicanos Educados” y exhortaría a todos a que se incorporaran al mismo.

    dominicanoseducados@groups.facebook.com

    Reply
  39. Leticia

    Estoy de acuerdo con el autor de este artículo en un gran porcentaje. A pesar, creo que si estas potencias solo esclavisaran a la República Dominicana, este mundo fuera perfecto. Estas potencias no solo afectan nuestra hermosa Isla, sino que afectan a TODOS LOS PAISES DEL MUNDO. A TODOS. No quiero que me mal interpreten y crean que estoy siendo conformista o que estoy negando la situación del país, no, solo quiero decir que estas potencias esclavisantes no son solo nacionales, sino internacionales y mundialmente. Otro punto es que no estoy de acuerdo con la generalización que en este artículo se hace, es bien cierto que estas potencias esclavisan a casi la mayoria de dominicanos, pero como dicen por ahí, “generalizar no es de sabios”….. Otro punto es que el preocuparse no nos llevará al progreso, lo que nos hará progresar es el ocuparnos. Comensemos con cambiar nosotros, con influenciar a los que están a nuestros alrededor y veamos que pasa.

    Reply
  40. Emily M

    Es lamentable que como dominicanos/as, permitamos que estas 7 esclavitudes sean las que nos dominen en la actualidad, siendo esclavos de nosotros mismos, haciendomos de ciegos y sordos ante nuestra realidad. Esto nos hace parte del problema.

    A pesar de que estoy de acuerdo con gran parte del texto, entiendo es cuestion.de tiempo para que la lucha de una minoria no significativa, dé los frutos que ansiamos.

    Gracias por tan buena lectura.

    Reply
  41. Carolina

    Excelente artículo! Cuántas verdades dichas! Podemos ser mejores, sin embargo el conformismo y el “rescuete” parece ser mas fuerte que nosotros.

    Aún guardo la esperanza de que mi país despierte!

    Reply
  42. Nikkei-Girl

    ¡Sin desperdicios!
    Tú y tus limones cada vez vienen con más ácido y vitaminas.
    Tú ta’ en lo tuyo, Darío.

    Somos esclavos de tantas vainas, de tantas jodiendas, que desgraciadamente queremos pintar el panorama como si eso fuera lo correcto (porque es lo normal, ja!).

    Demasiada charlatanería hemos aguantado para que le dejemos esta podrida situación a las futuras generaciones. Hay que actuar, moverse, cambiar de mentalidad, no simplemente sumarse con un “like” o un “share”. (Aunque por algún lado se empieza.).

    Reply
  43. Darío

    Hola,

    No les puedo negar que me siento profundamente asombrado por todas las reacciones que he leído desde el lunes pasado sobre esta limonada que compartí aquí. Tuve un fuerte aluvión de visitas y (mucho más importante) comentarios de todos ustedes. Eso no deja de ser sobrecogedor para una persona que no está acostumbrada a captar tanta atención de repente.

    La mayoría de sus comentarios coinciden con mis palabras, lo cual me llena de la esperanza de creer que no soy el único que tiene estas ideas. Me ha gustado mucho leer las muestras de coincidencia que muchos de ustedes han tenido. Yo aspiro a que seamos más, a que cada día seamos más los que nos levantemos contra estas siete potencias (y muchas otras que ustedes mismos han señalado). Hay que combatirlas con nuestro ejemplo.

    Algunos no han estado de acuerdo con mis palabras y eso también lo valoro. Lo que más importa no es coincidir, sino debatir y siempre he sido abierto a conversar y plantear todas las aristas de las cosas. Pero a pesar de que existen divergencias, pienso que todos estamos de acuerdo en que necesitamos interiorizar nuestros vicios para poder hacerles frente. En eso, todos estamos de acuerdo.

    Yo quiero una República Dominicana diferente, un país que realmente de gusto vivir, en donde estas siete potencias no tengan protagonismo. No es fácil, hay que vivir una vida intachable, pero después de todo, no hay mejor vida que la que se vive con principios. Los hijos de las siete potencias probablemente serán más ricos y más poderosos que nosotros… pero nunca podrán ser más felices, por más gustos que se den, por más lujos que consigan. Ninguna felicidad es real si se consigue con el dinero de las siete potencias.

    Vivamos con principios, aunque nunca seamos ricos a la manera de las siete potencias. Que nos digan “pendejos”, pero que jamas nos cuenten dentro del censo de las siete potencias.

    Gracias, amigos, por el lujo que me dan de leerme. Ruego a Dios que pueda servir a mi país y a ustedes a través de este medio o cualquier otro, y que ustedes también hagan lo mismo. Multipliquémosnos, y nunca seremos vencidos.

    Reply
  44. Gregory

    Me paro de la silla, de la cama y hasta de la tumba si es necesario para brindarle un aplauso al que escribio esto!. nunca habia visto tanta sinceridad, honestidad, sensatez e incluso tanto valor para escribir lo que acabo de leer.! te aplaudo y doy voces de que algun dia… a muchos nos dejara de dar verguenza ser dominicano.

    Reply
  45. Laura M.

    Dejé de leer en el primer párrafo (que es hasta donde corresponde el siguiente comentario), lo que hay aquí es desinformación. La base NO ES DE LOS E.E.U.U, estos simplemente van a ayudar al gobierno de la República Dominicana a financiar una Base Dominicana en la Isla Saona.

    Infórmense bien antes de hablar y actuar como ignorantes, el mismo gobierno de los Estados Unidos hizo una aclaración al respecto, porque este país está lleno de imbéciles que se creen cualquier tontería. Y por cierto, Senén Sosa no es ningún ciudadano que suda patriotismo, era un borracho que peleaba por no querer recoger la botella que el tiró al piso, y la foto se tomó cuando el soldado le pidió que la recogiera y la depositara en el lugar correspondiente.

    El resto del post no lo leí como dije al principio, sólo estoy comentando la primera parte, por lo de la Isla Saona, que está mal.

    Reply
    1. patria minerba

      jajajaja tu si estas informada investigate a ver como funcionan las que han financiado en otros paises quien te dijo a ti k eso hace falta dime la problematica que esto va a solucionar empesar a joder el parque nacional para luego cojerce palmilla poco a poco deje eso mejor que hagan escuelas que compren mesas pupitres libros computadoras si es gana de gata cuarto que tienen cpmida para el pueblo que inviertan en becas para estudiantes meritorios para italia españa y el mundo

      Reply
  46. gregory

    Este comentario es para la persona que opino anteriormente.
    Lo primero es que cuando todos estamos mal informados los culpables no son los pueblos, sino las “fuentes” en las que ya pocos confiamos, aunque esten aclarando. Claro cuando usted ayuda a su vecino se considera un favor, cuando esto se hace entre naciones es un compromiso y de alguna forma hay que pagar…de eso sabremos mas luego.
    Del personaje sosa solo puedo decir que esta imagen ha tenido su servicio y aunque pudo haber sido mal interpretada, represento el sentimiento del Dominicano. Termine de leer el articulo y recuerde de las diferencias que hay entre “Patriotismo” y “nacionalismo”, el primero ama a su patria, pero reconoce sus deficiencias, el segundo no.

    Reply
  47. Mariangie Lopez Pucheu

    Considero que, independientemente de los conflictos por la supuesta base en la Isla Saona, o la mala interpretación de la imagen de Sosa (ambos, temas secundarios y en mi opinion, ejemplos simplemente utilizados para un fin), hay algo en este artículo que goza de total veracidad, que no necesita mas información que la de salir a la calle y manejar por par de minutos, o de intentar hacer uso de tus derechos como ciudadano en una oficina pública o simplemente leer nuestros periódicos nacionales.
    Totalmente de acuerdo con cada palabra escrita en este artículo. La miseria mental, la falta de valores, la hipocresía de cada uno de nosotros al llamarnos y sertirnos dominicanos es lamentable, y peor aun es el hecho de que, ademàs de no querer hacer el cambio, obligamos a los mas pequeños a repetir los mismos errores, y asi perpetuar el circulo vicioso en el cual vivimos. Invito a la autora del primer comentario a que no se detenga ni se enfoque en nimiedades ante un articulo rico en verdades y realidades dominicanas, las cuales solo se cambiaràn cuando màs personas reconozcan y acepten tales debilidades.

    Reply
  48. Brian

    ¡Sencillamente excelente!

    La gente que piensa igual que tú debiera de hacer una república aparte solo para darle el ejemplo a los que viven en ésta.

    Sí, se puede, solo es cambiar de forma de pensar y actuar.

    Reply
  49. dtezanos

    Me declaro esclava en alguno que otro momento de algunas de esas potencias. Sin embargo vivo con el compromiso eterno de liberarme de ellas, es una lucha constante. Excelente articulo.

    Reply
  50. Martha Rodríguez Wagner

    Gracias, Dario por poner en palabras escritas y publicas pensamientos q muchos y muchas compartimos. Me trajiste a la memoria un articulo que escribió mi profesor Jose Ramon Albaine Pons, publicado el dia 2 de febrero: http://www.acento.com.do/index.php/blog/3186/78/Mi-pequeno-y-propio-pais-1-A.html

    Lo relaciono a tus ideas pues también lo que percibo es q nuestra conformación como sociedad nos ha hecho cada vez mas individualistas…dejamos a un lado a nuestros vecinos, a nuestras familias y amigos por resolvernos solo nuestros problemas y q “se joda el otro”. Cada uno una de nosotros/as es ejemplo de otros/as mas…y eso es posible!.

    Reply
  51. Phil Ramirez

    Excellente Articulo! Republica Dominicana, es libre y soberana de Haiti, solamente, ya que ni de España se libero en la guerra de independencia (ahi estan los libros!). Sobre la “Dominicanidad” y “Orgullo Patrios”?! Balaguer se encargo de exterminar eso, al principio de sus 12 años. So, por mas que brinquen y pataleen, la base Americana VA! Solo falta que el pendejo presidente actual, se pare frente al pueblo y con una “geshticulashion de sush manosh, mas una dosish de cotorra”, calme las masas al desplegar la “UNIDAD ANTI-DESPERTAR” (romo, picapollo, botella, tarjeta de solidaridad, festival PRESIDENTE, luz cuando haya pelota o la novela de moda, “GoloGolo”, etc).

    Aun cuando existan personas que les duele su pais, como un servidor, estoy conciente que ese cambio radical necesario en nuestra sociedad, no lo vere ni mis hijos ni mi 8va generacion… Solo hay que ver la actual, por ende, que les hace pensar que de aqui a 20-30-40 quedara algun vestigio del pais?! Y deja que eplote el chin del narco jevi (ES CUANTO!).

    Reply
  52. bernardita garcia smester

    el primer paso para liberarse es saber de que somos esclavos. cuanta verdad en lo que leí entiendo que una vez reconocida la enfermedad…ataquemosla. pero un compromiso personal, empecemos por nuestros hogares, esta es la mejor escuela, padres no se cansen de hablarle a los hijos para ser mejores personas y no repetir tanta basura, pero estemos en armonía entre lo que decimos con la boca y lo que decimos con nuestras acciones

    Reply
  53. Viejevi

    La familia es la base de toda sociedad. Empezando allí, sin duda, se pueden hacer esos cambios drásticos que requiere la sociedad nuestra. Es funesto pensar que somos totalmente impotentes, cuando la verdad es que poseemos las herramientas necesarias para lograr el objetivo delineado en el artículo-libernos de las esclavitudes que nos afligen.
    En la historia de la humanidad pueden encontrarse innumerables casos como el nuestro. Es un ciclo por el que han pasado muchos pueblos: corrupción, perdidas de valores morales…, deterioro de la sociedad. Luego acontece una revolución, si se quiere, y se retoman esos valores perdidos, se reestablece el sano pensar y aparecen dos o tres líderes que toman las riendas y se rescata la nación: creo estamos viviendo en el cenit de la decadencia de nuestra sociedad. ¡Y ya basta!

    Reply

Leave a Reply to Ivan Oviedo Cancel reply