Crianza extrema

La semana pasada estaba leyendo blogs cuando me encontré una noticia de esas que me llama siempre la atención: Padre utiliza Facebook para darle una lección a su hija. Narraba la historia de una adolescente que había publicado un largo comentario de crítica a sus padres en su muro de Facebook, pero con la “mala fé” de excluirlos a ellos, para que sólo sus amigos lo vieran. El padre, según narra, logró leerlo y respondió con un vídeo que publicó en el muro de su hija y donde, en buen dominicano, “la puso en su puesto”.

Resulta que la chica parece tener un historial de desobediencia y altanería, esa rebeldía que a todos nos invade alguna vez y que nos hace pensar que ningún adulto sabe lo que es el mundo. Según el relato del padre (quien leyó el comentario de su hija en el vídeo), la chica se queja de que tiene muchos oficios y que deberían pagarle por ello. El padre le recuerda diversas cosas que él y su esposa hacen por ella, entre ellas regalarle una laptop y comprarle software. Bueno, la conclusión de la historia es que el padre, cansado de los desplantes de su hija, saca su revolver y “asesina” la laptop de su hija con una andanada de disparos a quemarropa… bueno, quizás deba decir “a quemacircuitos”.

Este es el video en cuestión:

Las reacciones no se han hecho esperar. La enorme mayoría de las personas aplaude la actitud del padre, incluyendo a miles de personas que confiesan haber sido adolescentes rebeldes que dieron muchos problemas a sus propios padres. Quienes reprueban la acción alegan que el padre actuó con violencia usando un arma de fuego y que el trauma de sentirse expuesta a tanto escrutinio hará mayor mal que el necesario.

A mí el vídeo me produce emociones encontradas. De un lado me encanta la muestra de “cojones” que tuvo el padre para llevar el castigo a un nivel inolvidable para su hija. Pero de otra parte, me preocupa el ejemplo que se muestra, utilizando un arma para ello.

En cualquier caso, pienso que hay luces a cada lado de la historia, así como sombras. Quienes somos padres sabemos lo necios que a veces son los muchachos, pero rara vez podemos recordar lo necios que fuimos nosotros mismos con nuestros padres. La adolescencia continúa siendo la etapa más cruda de la vida, donde los sentimientos de independencia y orgullo se arraigan y se ponen a prueba. No en vano se le llama “adolescentes”, pues tanto adolecen de problemas como les duelen los mismos.

Si fueras a tomar un bando, ¿estarías a favor del padre y el “laptop-ricidio” o aún pensarías que había otras formas de manejarlo?

4 Comments Crianza extrema

  1. Juan Ramirez

    Darío el uso del arma es el uso de violencia, en este caso enfocado fuera de la joven lo que es correcto. El escrutinio público al que se ve sometida la joven es igual a la diatriba que la joven lanzó en un espacio público contra sus padres y realmente fue publicado en el perfil de la joven de facebook en ambos casos. Debido a esto puedes estar seguro que ya la joven en cuestión tiene una laptop nueva y presumiblemente debe tener ya también un cambio de actitud. Los padres han de ser comprensivos y tolerantes pero firmes y cuando algo se pasa de la raya se debe actuar. Ve una película que se llama “World’s Greatest Dad” y verás el caso diametralmente opuesto y los resultados finales, es una comedia pero entra casi a la clasificación de MA.

    Reply
  2. Nehemoth

    Lo primero es que es una pistola, cero revolver pero eso solo un aclarando.

    Mira que coincidencia, yo había abierto este post tuyo y lo deje abierto en casa sin leerlo y por otra vía vi el vídeo este sin saber que de eso se trataba tu tema, así que no estoy influenciado por tu post.

    Según yo y al igual que tu, a mi me encanto como el padre manejó la situacion hasta llegar a ese final fatídico, de verdad no veo razones para usar un arma de fuego, de hecho no vi razones para destruir dicho equipo, mejor debió proceder a donarlo.

    Claro esta puede ser que el pana sea de Texas y ‘así es que se actúa por esos lados’.

    Reply
  3. Alexis O'Neal

    Esta anecdota es muy interesante y reflexiva que ensena por ambas partes (padres e hijos) a ser cuidadosos a la hora de expresar sus emociones ya sea de manera fisica o verbal. Muchos ignoramos el impacto, resultado o repercusiones que nos pueden traer una mala accion e ira hacia los demas, se puede perdonar con el tiempo pero lamentablemente no se olvida. De todo lo acabo de leer y aprender aca es que lo unico negativo en esto fue el uso de arma de fuego aun sea esta para destruir la laptop de su hija castigandola por su descosideracion e irrespeto hacia su padre. Todos como seres humanos somos imperfectos de naturaleza y por ende hemos fallados en menor o mayor grado, ademas fuimos ninos e hijos los cuales sin duda alguna vivimos y pasamos por situaciones similares. Como padre al fin que soy yo, he aprendido y estoy aprendiendo a ser cada vez mas cauto, maduro, paciente y estrategico a la hora de educar a mis hijos quienes en la actualidad estan experimentando por una fuerte e incontrolable etapa de rebeldia hacia mi y hacia su madre. Violencia genera violencia y como tal irrespeto, desconfianza y falta de admiracion a quienes lo estan educando. Si un hijo (a) se esta portando bien hay que premiarlo y felicitarlo con las cosas que uno cree y puede ofrecerles, si es lo contrario pues se le castigaria o privaria con las cosas que realmente a nuestros hijos les gusta o les entretiene, para mi esas cosas funcionan mas que vez de generar una muy agresiva y nociva medida correctiva en contra de ellos. Saludos !! Alex

    Reply

Comenta, sin vergüenza