Facundo inmortal

Facundo Cabral

Facundo Cabral

Lloro, no por él, porque nunca le hizo falta la lástima ni le habría hecho gracia mi tristeza. Lloro por nosotros, por los que hoy estamos más pobres, más huérfanos, más solos sin su sencillez y su sabiduría. Lloro por lo que somos sin su poesía artesanal y campesina, sin sus canciones hechas con jirones de nuestras propias vidas.

Pero sobre todo, lloro por lo que somos, por lo que ha venido a ser la humanidad a pesar de hombres como él. A pesar de que su caudal de positivismo nunca menguó, a pesar de que fue un árbol frondoso de enseñanzas y de ejemplos. Y a pesar de su canto de paz, lo han matado en violencia. Y a pesar de sus versos de hermandad, se nos muere a manos de los que jamás podrían ser hermanos.

¡Qué cojones! Un hombre como Facundo Cabral, morir así, de esa manera. Debe ser una de las más grotescas muecas que el destino nos ha dado en los últimos tiempos.

No valdrá de nada mi dolor, ni podré revivirlo con mi tristeza manifestada en lágrimas de las que sólo se derraman por la familia. Porque, de alguna forma, eso fue Facundo, junto con Alberto Cortez, para mí: un tutor, un maestro, un iluminado.

¡Qué triste perder así a alguien tan valioso! ¡Qué mierda el mundo en que estamos viviendo! ¡Qué difícil se está volviendo confiar en la humanidad! Por suerte que hombres como Facundo Cabral no mueren ni cuando los matan, porque su obra es más grande que ellos mismos. Por eso, Facundo es inmortal, aunque me revienta que no pueda volver a verle.

Algunas frases

“Cada mañana es una buena noticia, cada niño que nace es una buena noticia, cada hombre justo es una buena noticia, cada cantor es una buena noticia, porque cada cantor es un soldado menos”.

“Ahora mismo le puedes decir basta al miedo que heredaste, porque la vida es aquí y ahora mismo”.

“Fui analfabeto hasta los 14 años, por eso cuando me dicen ‘no puedo’, yo les digo ‘no jodas'”.

“Somos hijos del amor, por lo tanto nacemos para la felicidad (fuera de la felicidad son todos pretextos), y debemos ser felices “.

“Mi madre nunca pudo ser inteligente porque cada vez que intentaba aprender algo, llegaba la felicidad y la distraía”.

“Mira si será malo el trabajo, que deben pagarte para que lo hagas”.

“Si los malos supieran lo buen negocio que es ser bueno, serían buenos, aunque sólo fuera por negocio”.

“Tienes un cerebro como Einstein, tienes un corazón como Jesús, tienes dos manos como la Madre Teresa, tienes una voluntad como Moisés, tienes un alma como Gandhi, tienes un espíritu como Buda. Entonces, ¡cómo puedes sentirte pobre y desdichado!”

“De mi madre aprendí que nunca es tarde, que siempre se puede empezar de nuevo; ahora mismo le puedes decir basta a los hábitos que te destruyen, a las cosas que te encadenan, a la tarjeta de crédito, a los noticieros que te envenenan desde la mañana, a los que quieren dirigir tu vida por el camino perdido”.

“Puedo decir descaradamente que soy un tipo libre y feliz”.

“La gente es todo lo vieja que quiera ser. He visto algunas muchachas con 20 años y estar totalmente envejecidas, por el contrario, conozco a una muchachita con 83 años, Teresa de Calcuta, que nos enseña a vivir todos los días”.

“Escapa de los que compran lo que no necesitan, con dinero que no tienen, para agradar a gente que no vale la pena”.

“La pobreza no es una virtud, salvo que favorezca tu libertad”.

“Fuera de la felicidad son todos pretextos, tenemos que ser felices”.

“Doy la cara al enemigo, la espalda al buen comentario, porque el que acepta un halago empieza a ser dominado; el hombre le hace caricias al caballo pá montarlo”.

“El que no está dispuesto a perderlo todo, no está preparado para ganar nada”.

“Fui analfabeto hasta los 14 años, por eso cuando me dicen ‘no puedo’, yo les digo ‘no jodas'”.

“Llorar por la muerte es faltarle el respeto a la vida”.

“El Señor no nos va a preguntar qué hicimos con el dinero, sino qué hicimos con la alegría, inevitable para vivir”.

“Nacemos para vivir, por eso el capital más importante que tenemos es el tiempo, es tan corto nuestro paso por este planeta que es una pésima idea no gozar cada paso y cada instante, con el favor de una mente que no tiene límites y con un corazón que puede amar mucho más de lo que suponemos”.

“Ama hasta convertirte en lo amado, es más, hasta convertirte en el amor”.

“¡Pero no digas no puedo ni en broma, porque el inconsciente no tiene sentido del humor, lo tomará en serio, y te lo recordará cada vez que lo intentes!”

“El conquistador por cuidar su conquista se convierte esclavo de lo que conquistó, es decir que jodiendo se jodió”

“La sociedad humana esta tan mal por las fechorías de los malos, como por el silencio cómplice de los buenos”.

“Me gusta andar pero no sigo el camino, pues lo seguro ya no tiene misterio”.

“Por el mundo caminado, he podido comprobar que el que fácilmente halaga, fácilmente insultará”.

“Si amas al dinero a lo sumo llegarás a un banco, pero si amas a la vida, seguramente llegarás a Dios.”

“Si los malos supieran lo buen negocio que es ser bueno, serían buenos, aunque sólo fuera por negocio”.

“Solamente lo barato se compra con el dinero”.

“Juan Comodoro, buscando agua encontró petróleo… pero se murió de sed”.

“Se gana y se pierde, se sube y se baja, se nace y se muere. Y si la historia es tan simple, ¿por qué te preocupas tanto?”

“Perdona a todos y perdónate a ti mismo, no hay liberación más grande que el perdón; no hay nada como vivir sin enemigos”.

“No perdiste a nadie, el que murió, simplemente se nos adelantó, porque para allá vamos todos. Además lo mejor de él, el amor, sigue en tu corazón”.

“No te quejes, recuerda que naciste desnudo, entonces ese pantalón y esa camisa que llevas, ya son ganancia. Cuida el presente, porque en él vivirás el resto de tu vida”.

“No estás deprimido, estás distraído, distraído de la vida que puebla. Distraído de la vida que te rodea: delfines, bosques, mares, montañas, ríos”.

“No crezca mi niño, no crezca jamás… Los grandes al mundo, le hacen mucho mal”.

“Quien no ama su trabajo, aunque trabaje todo el día es un desocupado”.

2 Comments Facundo inmortal

  1. Dora

    Cada día la falta de humanidad de la humanidad me confunde. No sólo es porque haya sido Facundo, sino por los miles de casos en todo el mundo.

    Que triste esta noticia, lamenté mucho su muerte… pero como él mismo lo dijo… “allá” hay mucha gente maravillosa esperándolo, como su mamá y su abuela….

    Reply
  2. M.

    Si TODOS nosotros fuésemos un poquito “Facundo”, y sacáramos ese “Facundo” que llevamos dentro a pasear, y pudiésemos contagiar otros… el mundo sería diferente. Mientras sigamos siendo como somos (que hasta que no nos llegue la mier… al cuello, no hacemos un carajo), estaremos feos para la foto y mal peinados pa’l video.

    Y hablo en plural y me incluyo, aunque no todos sean/seamos así…

    Reply

Comenta, sin vergüenza