“Pa’ la oficina en bici”

Bicicletas para la crisis

Bicicletas para la crisis

Dependemos demasiado de los automóviles. Y cuando digo demasiado, es demasiado. ¿Un ejemplo? Mi oficina está a menos de 200 metros de Wendy’s Tiradentes (valga el anuncio), por lo que con cierta frecuencia mis compañeros y yo almorzamos allá. Sin embargo, hay un par de personas que no serían capaces de caminar esa distancia en el mediodía porque “ay noooo, eso está muy lejos” o porque “con este calooooor, tú eres looooooco” o sino porque “yo no quiero sudar, voy para una reunión”. No sé en qué punto cae ese tipo de actitud, pero para mí está en algún lugar entre una mórbida y excesiva comodidad y un irracional afán de cuidar la imagen.

Con los combustibles cada vez más costosos y la utopía de que los automóviles eléctricos se masifiquen en un país como el nuestro, definitivamente es necesario hacer un alto y plantearnos iniciativas personales que realmente choquen con el estatus quo que está tan arraigado. Mi amigo Francis Castellanos lo expresa mucho mejor que yo:

“No es cambiar el hábito ni sustituir una cosa por la otra. Ni que usted va a ir a buscar a su tía al aeropuerto en bicicleta o que saldrá ensacado a una reunión pedaleando. Es DISMINUIR el uso de los vehículos. Hay MUCHOS trayectos que se pueden hacer o a pie o en bicicleta.”

Iniciativa empresarial

El pasado domingo, el Banco Popular patrocinó la segunda “Caminata a favor del Agua“. Hace dos semanas, Gatorade (marca de Distribuidora Corripio) efectuó su quinta carrera Gatorade 10K, también con una multitudinaria asistencia. Y aunque me revienta en la madre que sigan utilizando el Parque Jardín Botánico, no se puede negar que MercaSID ha logrado que Caminantes por la Vida sea el evento deportivo más masivo del país.

Ahí tenemos tres empresas grandes y de áreas comerciales diferentes ejecutando acciones de alto impacto social que involucran a la gente a que se ejercite. ¿Por qué no llevar esas iniciativas a la verdadera práctica? En otros países, existe una cada vez más fuerte conciencia ecológica y un creciente uso de la bicicleta como medio de transporte para fines utilitarios más que recreativos. Esto está ocurriendo en muchos países del mundo y aquí no nos damos cuenta. España, China, Estados Unidos, Argentina, Cuba (que está al lado de nosotros, con el mismo calorazo que hace aquí) tienen una fuerte tradición de uso de bicicletas y desarrollan proyectos muy serios en esa dirección, con muy buenos resultados.

Hace casi tres años escribí un post llamado Bicicletas contra petróleo. En él, proponía una vieja idea que tenemos muchos de los amantes de las bicicletas (aunque yo no tenga una ahora mismo, lo soy). ¿Por qué las empresas no se ocupan de fomentar el uso de las bicicletas como medio de transporte para su empleomanía?

“Pa’ la oficina en bici”

Una empresa grande pudiera fomentar la adopción de bicicletas para los empleados que califiquen (obviamente, no es para todo el mundo). Algunas de mis ideas son:

  • Financiar la compra de bicicletas deportivas, asumiendo una parte del costo o si descontando el precio al empleado con un préstamo blando de nómina. Esto debería incluir equipo protector (cascos, ropa deportiva, etc).
  • Construir baños con duchas y lockers, así como parqueos especiales para las bicicletas. Si no quieren o pueden construir espacios dedicados, realizar acuerdos con gimnasios cercanos para el uso de sus instalaciones con estos fines.
  • Crear un plan de incentivos para los empleados que se decidan a unirse a la iniciativa (quizás un premio mensual al empleado que vaya más días y llegue más temprano en bicicleta).
  • Crear “ligas empresariales de ciclistas“, así como ya hay para otros deportes (softball, baloncesto, boliche).
  • Realizar paseos domingueros entre empleados (una idea que muchos clubes de ciclistas aficionados realizan, especial mención a CicloRuta Dominicana).
  • Patrocinar, junto a otras empresas, un torneo o carrera de ciclistas aficionados pertenecientes de cada institución, por equipos, por temática o individuales.
  • Presionar para que el gobierno y los ayuntamientos promuevan leyes de respeto a los ciclistas (creación de trillos exclusivos, rutas urbanas señalizadas, programas de educación vial, etc).
  • ¿Tienes una idea? Compártela en los comentarios.

Las bicicletas son más que juguetes de Navidad

En mi infancia, el regalo más ansiado era una bicicleta. La sensación de poder movilizarme sobre ruedas me provocaba una euforia que todo el que fue niño hace 30 años conoce muy bien. Las cosas han cambiado bastante pero todavía hoy, cuando llega diciembre vemos como las tiendas se abastecen de bicicletas. Esa actitud comercial puede que haya tatuado en la psique de los dominicanos que bicicleta = juguete de Navidad. Y eso no es verdad.

  • Las bicicletas no son juguetes. Son instrumentos de educación ciudadana. Son herramientas de trabajo. Son ejercicio gratis, barato y eficiente.
  • Las bicicletas no se circunscriben a la Navidad. Son útiles todo el año. Todos los días.

Empecemos a ver las bicicletas como un excelente medio de combatir varias cosas a la vez. Gastaremos menos combustibles, disminuiremos los tapones, tendremos mucho mejor salud. ¡No hay manera de perder!

9 Comments “Pa’ la oficina en bici”

  1. Pablo Espinal

    Mi hermano Darío. ¿Cómo has estado? Cuando tengo tiempo paso por tu “tienda” (blog) a recoger unos cuantos limones.

    El enfoque que le das al tema del petróleo es muy atinado. Ojalá muchos puedan leerlo y entenderlo.

    El que va a Estados Unidos (a vivir, no de vacaciones) entiende mejor este tema. Allá los precios del galón de combustible oscilan entre 3.50 y hasta 5 dólares (dependiendo el Estado). Y mira lo que recientemente anunció el gobierno: Aumento considerablemente la reserva petrolera en Estados Unidos, y eso produjo un descenso en el precio del WTI en el mercado internacional.

    Allá son proactivos, aquí somos reactivos a las consecuencias del problema. O sea, reaccionamos cuando ya el problema nos ha arropado.

    Las cosas cambias cuando el pueblo se dispone a cambiar el enfoque que le da a las cosas. Con el petróleo, y con otros temas que nos envuelven diariamente, no se debe hacer la excepción. Son energías no renovables que cada día irán desapareciendo. Es hora de actuar. Lo único que se mantiene es el CAMBIO.

    Un abrazo hermano.

    Reply
  2. Luis Jimenez

    Estoy de acuerdo con esta excelente iniciativa, y de hecho la estoy considerando ya que recién me he mudado a las afueras de la ciudad (Santiago) y ya comienzo a sentir los efectos petrolíferos en mi bolsillo.

    Siempre he dicho que el gobierno municipal debería incentivar este tipo de prácticas, y declarar dias como los domingos que ciertas vías de la ciudad sean declaradas para uso exclusivo de peatones y ciclistas de paseo.

    Reply
  3. Anthony Leonor

    Muy bueno el articulo. Precisamente hablaba de ese tema con mi esposa, vivo en la Zona Oriental y mi oficina esta en la Zona Colonial puedo llegar fácilmente en bicicleta a mi oficina, y verdaderamente seria bueno no depender tanto del transporte común y ahorrarse con esta propuestas muchísimas cosas.

    Reply
  4. Miss UnderWorld

    Hey!

    Pues a mi me encanta tu iniciativa pues mi novio es “ciclista” y una forma de ahorrar dinero que el practica es irse a su casa en bicicleta y venir en bicicleta a su trabajo y es una distancia considerable (de San Isidro a Villa Consuelo) no solo se mantiene en forma, sino que muchas veces llega mas rapido a su trabajo en bicicleta que si usara el transporte publico

    Yo he dicho muchas veces que la implementacion de bicicletas como medio de transporte es increible, en paises mas desarrollados las leyes son tan estrictas que si un transeúnte (peaton) cruza por el carril de los ciclista y el ciclista lo atropella el que va preso es el transeúnte por no respectar las normas de transito…

    Aqui no aqui te chocan y ni se paran a ver, en fin estoy de acuerdo contigo.. por cierto yo tambien trabajo cerca de Wendy y usualmente almuerzo en Plaza Naco

    Saludos

    Reply
  5. Gitti

    No sé bien qué son 200 metros, así que no te puedo asegurar si yo los caminaría o no.
    Por otro lado, como no monto bicicleta estoy haciendo otros esfuerzos, como quedarme a almorzar en la oficina 2-3 veces por semana, en lugar de subir a mi casa todos los días (bajo protesta de la enana, pero ella se recuperará).

    Reply
  6. Lola

    “Son instrumentos de educación ciudadana. Son herramientas de trabajo. Son ejercicio gratis, barato y eficiente.”

    Eso es importante. Creo que es la clave. La educacion.
    Gracias por este articulo.

    Reply
  7. Dora

    Diaaaablo yo antes andaba muuuuucho en bici, llegue a irme de mi casa (Ave. Independencia, para los Kms) a Arroyo Hondo a casa de compañeros de colegio!!!

    El otro dia me dijeron loca porque camine más que el carajo en la ciudad, pero es que no hacía calor y había una brisita de lo más buena, eso sí… andaba sin cartera, con los cuartos en un bolsillo y el celular escondido.

    Pero Darío como está la cosa en este país, yo salgo ahora mismo en una bicicleta, y de dos galletas me apean para llevársela… la cosa así es que está aquí en RD…

    Reply
  8. Gabbie

    “Construir baños con duchas y lockers, ” Esto seria para mi lo que me terminaria de motivar, cuando era peatona venia a pie o en bici a mi trabajo (vivo en bavaro) es llano no hay ni una lomita pero me pasaba la mitad del dia con una sudadera cronica. Y es muy feo uno recibir una gente a las 8am todo sudado… Esta es la unica razon por la que no lo sigo haciendo. Cuando vengo caminando es un exito pq me paso el dia con energia, pero men, es muy feo eso del calor… cuando estaban haciendo los friitos de diciembre era la gloria!!! En bavaro es medio complicado el asunto del transporte pq TODO queda lejos… pero contrario a santo domingo seria mas facil pq es llano, no hay las lomas que hay en santo domingo… no quiero imaginarme subiendo la lomita de la churchill o lincoln a la 1:30… jesu me muero de pensarlo!!!!

    Reply

Comenta, sin vergüenza