Tullío mode: ON

Ayer estaba trabajando con mis compañeros de Ad-Ventures en un importante proyecto que saldrá pronto a la luz. Al intentar pararme de la silla sentí un “puyón” en la baja espalda. “Ouch! Un viento” pensé, con una de esas frases que utilizamos los que decimos #SoyDominicano. El dolor desapareció de inmediato y seguí normalmente.

Al almorzar intenté alcanzar un pedazo de pizza y tuve otro dolor similar, esta vez en presencia de mis compañeros. “Hey, eso parece serio” dijo Claudia Chez pero no le presté mucha atención. “Debe ser un músculo rebelde”.

A las 4:00 ya nos íbamos y cuando intenté pararme el dolor fue completo y tuve que sentarme “privao”. Logré ponerme de pie pero al intentar caminar casi me desplomé.

Adicto al Tuitel hasta en cama.

Adicto al Tuitel hasta en cama.

Claudia y Augusto Romano, con ayuda de un señor de otro negocio me bajaron y me llevaron al Centro Médico Dominicano. Ahí fue que Claudia me tomó la foto que está arriba.

Presión normal, así como el resto de las “métricas personales”. Me inyectan un analgésico, pasa media hora y aun el dolor en sus buenas. Me inyectan otro analgésico (“este es mucho más fuerte”, dijeron) pero al cabo de 40 minutos, ponerme de pie fue una tortura.

Me indicaron hacerme placas de Rayos-X en la zona lumbar, lo cual hice con tremenda odisea. El personal muy atento y “la cámara de huesos” muy ápera. Me quedé en paños menores (suerte que no tenían hoyitos ni estaban desbembados) y me hicieron las radiografías. Las mismas revelan que tengo la última vertebra de la colmuna (donde debería tener la cola USB si yo fuera un Na’vi) con una grosera desviación hacia atrás, y eso está presionandome varias terminaciónes nerviosas (ustedes saben que en la columna vertebral es que están todos los cables de data y corriente que tenemos).

Luego de las radiografías me sentí mucho más aliviado. Me recetaron dos analgésicos más (uno oral y otro intramuscular) los cuales compré y me trajeron a casa.

Desde que llegué me dormí y pasé toda la noche como Sheldon Cooper (boca arriba, derechito y con una almohada bajita). Pero hoy en la mañana vi a Dios comiendo arroz con guandules y coco, con un bistec sin cebolla acompañado de un aguacatico, una ensalada llena de tomates frescos y un garrafón de jugo de jagua. O sea, ver a Dios comiendo arroz era muy poca cosa para el dolor que me invadió.

Pedí ayuda para levantarme y Sarah vino con Yesenya quien me inyectó el analgésico intramuscular en un cacho’e narga. Media hora después llegaron Raff y Angel y con ellos me pude levantar y vestir. Vinimos de nuevo al CMD buscando una mejoría y los internistas de turno (distintos a los de ayer, por supuesto) me interrogaron, vieron las placas y básicamente confirmaron todo.

Me inyectaron dos analgesicos más y gracias a ellos me pude parar sin mucho dolor de nuevo. Y también gracias a esa mejoría he podido escribir este post usando WordPress for Blackberry.

Mañana me tocará ir a ver a un neurólogo, y es posible que me indiquen una resonancia magnética para determinan finalmente la afección y el tratamiento que debo seguir. Rueguen a Dios que mi tradicional buena salud ayude a que esto sea algo breve.

Nada, que ya saben, estoy en la Disabled List por unos días. Con una mortificacion enorme con la oficina, aunque estoy consciente de que debo cuidarme primero para volver al trabajo.

Señores, hay que cuidarse, hay que dejar el sedentarismo. 🙁

Gracias a todos los que se han acercado y preocupado. Siendo un poco masoquista, “me encanta” enfermarme porque toooodo el mundo me hace sentir una celebridad, jejeje!

Posted with WordPress for BlackBerry.

22 Comments Tullío mode: ON

  1. Darío

    Actualización: Me dormí desde que publiqué este post hasta hace poco que me tomé el analgésico oral. Siento que el efecto de los que me inyectaron se ha ido desvaneciendo y no me quiero ni mover. Ojalá que el que me tomé ahora me ayude a dormir.

    Gracias, Angie! Abrazos para ti, amiga bella!

    Reply
  2. Nikkei-Girl

    Darío-san,

    Recupérese pronto. Olvídese un ratico, de todos los afanes laborales, y concéntrese en su salud. Entiendo que es difícil, pues a mí me pasa igual, pero ya verás, que con un tratamiento adecuado las cosas irán mejorando poco a poco.

    Mucha paciencia y mucha fuerza de voluntad.

    Mis mejores deseos contigo.

    Abrazos!

    P.D. – Cualquier cosa que necesites, y que pueda esperarse a los tapones interminables, con gusto te lo llevo 🙂 Beso!

    Reply
  3. Darío

    Pues he amanecido con dolor aunque mucho menor que ayer. Intenté incorporarme y no me dolió mucho comparado con ayer. El descanso y los medicamentos están haciendo su trabajo. Me tomé el analgésico oral a las 5am y no tuve mucha dificultad. Lo que me sigue molestando es sentarme.

    Gracias por sus palabras, Tita Nium y Nikkei! Estoy en eso de no dejarme caer!

    Reply
  4. Darío

    Grax AliCid y Marvin! Con dolor de mi alma, la pausa es forzosa aunque necesaria. Lo que sí es que todo el mundo me ha dicho que estas vainas no se curan del todo, y que hay que tener tratamiento por toda la vida. Scary!

    Reply
  5. ginnette

    Darío, primero deseo que te recuperes y mejores. Sé que con Dios mediante así será. Solo puedo imaginar el terrible dolor que sentiste, pero tuve que pararme como tres veces a reírne, mientras leía tu post.
    Solo de imaginarme a la pobre Claudia cargando con ese tajalán, es para rodar por el suelo, sorry no pude evitarlo, jijijiji..
    Cojalo suave hermano, llévese de los doctores y regrese, aquí lo seguimos esperando.
    Un abrazo

    Reply
  6. Roxx

    Hola Daro !! Cuidate mucho! La salud es lo mas importante ! 🙂 Vamos a Orar para que tus dolencias sean minimas , y que DIOS te ayude a salir de este proceso!

    Un super abrazo!

    Te quiero mucho!

    Roxx

    Reply
  7. Darío

    Y bien, estoy en el neurólogo que me recomendaron, Dr. Jorge Binet. Haciendo yuca… se supone que el pana llega a las 2pm, y miren la hora que no ha llegado. Ya va perdiendo…

    Reply
  8. Darío

    Bueno, regresé del neurólogo hace un buen rato. Su diagnóstico me resultó muy tranquilizador. Me examinó y de acuerdo a su examen y a las radiografías fue categórico al decir que mi dolencia es un “lumbago sensible debido al estrés y a malas posturas de sentarme”.

    De todas formas, me indicó una resonancia magnética en el área lumbar, para descartar una poco probable hernia discal. Me pidió que deje el sedentarismo extremo, que haga ejercicios de muy bajo impacto (como natación) y que cuide mi peso porque aunque no estoy en sobrepeso “a una columna con lesiones, una libra extra equivale a más de 20”.

    Me indicó reposo constante, pero no absoluto; puedo hacer mis actividades personales normalmente, pero quiere que esté el mayor tiempo posible en descanso. Solamente me dio esta semana de licencia médica, lo cual me tranquiliza mucho, pues temía que sería más. Tengo que volver el viernes con los resultados de la resonancia.

    Me dijo una frase: “Después de los 35 años, nadie puede presumir de que tiene una salud perfecta, porque aunque no te sientas nada, empiezan los desgastes crónicos a acumularse”.

    Así que definitivamente, desde ahora puedo decir con base que yo soy “un señol mayol”. 🙁

    Reply
  9. JuniHH

    OK señol mayol, jajajajjaa.

    Vaya que si es difícil un dolor de espalda. Yo sufro de ellos eventualmente por malas posturas al dormir y sentarme. A mediados del año pasado duré casi un mes con el cuerpo en forma de “S”, porque si trataba de ponerme en una postura natural, tiraba el grito.

    En los primeros días levantarme de la cama era toda una odisea. Tenía que hacer malavares sólo para ir al baño de noche, además de no poder dormir bien por culpa de las molestias.

    Combatí las molestias con antibióticos y calmantes. Lo cierto es que nunca fuí al médico aunque los compañeros de la oficina y mami insistían que lo hiciera. Creo que lo acabas de dejar en ese post es una lección para mi.

    No hago ejercicios, pero me gustan las largas caminatas, cosa que creo es lo único que me mantiene a sólo centímetros del sedentarismo total.

    Espero que te mejores viejo y como tú, tomaré más en serio la salud (y algún otro dolor similar). Total, ya vamos también pa’ viejos, jajajajaja.

    Reply
  10. Melvyn Perez

    Los años no perdonan, siguen ahí, acumulándose.

    Aún asi yo no entiendo la ñoñeria. No puedes caminar, ni ponerte un disfraz para el desfile de carnval ¿y que? Tienes conectividad full: laptop, blackberry, wordpress & twitter for blackberry. ¡Carajo! ¿De que se queja este? ¿caso es comunista?

    Reply
  11. Darío

    Alex, July, Junior y Melvyn: Gracias por sus deseos y palabras de aliento. Esto ha sido muy aleccionador para mí y aspiro a que pueda servir de adventencia a todos. La salud es de esas cosas que muchos damos por sentado, y no es así. Tenemos la responsabilidad de cuidarnos, y no hacerlo es una forma de suicidio. Dolorosa lección que he aprendido…

    Bendiciones a todos!

    Reply
  12. Angel

    “Señores, hay que cuidarse, hay que dejar el sedentarismo”

    En esa frase lo dices todo.

    Yo en mi vida he practicado los siguientes deportes: Karate, Boxeo, Beisbol, Baloncesto, Natacion, entre otros. pero desde el 2003 no juego ni vitilla, sinceramente pienso que en la actualidad el sedentarismo es uno de nuestros peores enemigos, tengo como meta para este año practicar nueva vez algun deporte.

    Hermano es mi sincero deseo que prontamente te recuperes y que todo esto sea parte del pasado.

    Bendiciones

    Reply
  13. Alejandro Sosa

    Ya fuiste al neurologo?…hace tiempo de eso ya, some good news? hehehe este es mi primer post aqui en tu blog, siempre lo leo pero no comentaba 😀

    Reply
    1. Darío

      Confieso que no, no he ido al neurólogo nuevamente. Lo que sí he estado haciendo es comiendo mejor y haciendo ejercicios de bajo impacto. Mi salud ha regresado y me siento mucho mejor que nunca. De todas maneras, sí tengo que visitar al neurólogo, pero estoy esperando un tema de seguro médico para ir.

      Gracias por la visita, y las palabras de preocupación.

      Reply

Comenta, sin vergüenza