Crisis de identidad zodiacal

Cuando era niño siempre leía el horóscopo que salía en la sección de entretenimiento de El Caribe (curiosa ubicación para algo que predecía mi destino, ¿no?). Así me enteraba de las buenas noticias que me vendrían y me asombraba de lo acertado que era aquéllo. “Recibirás dinero” y me encontraba diez cheles en la cuneta. “El amor te sonríe” y mi vecinita chilena Prizca compartía una Vitalidad conmigo. “Tendrás que tomar una decisión importante” y mi madre me preguntaba si quería Zucaritas o Froot Loops. ¡La vaina era un éxito!

Con el tiempo, empecé a darme cuenta de que a veces el horóscopo de mi hermano (acuariano) era idéntico al que me había tocado días atrás y poco después analicé que siempre a alguien le tocaba dinero, a otro amor, y terminé entendiendo que eran las mismas temáticas con distintas palabras. Es duro desilusionarse así con menos de 10 años. El caso es que mandé al carajo los horóscopos y me ha ido muy bien sin saber cada día lo que me depara el futuro.

Ofiuco

Ofiuco, el desterrado

Y así llegamos a la semana fatídica en la cual un astrónomo hoy muy famoso llamado Parke Kunkle ha puesto de cabeza el viejo zodíaco que todos conocíamos, con sus doce signos que regían el destino de quien nacía en sus dominios (o cuando menos, de aquéllos suficientemente [insert_your_adjective_here] para tragarse ese cuento). Alguien se ha animado a revivir al Judas de las constelaciones, un tal “Ofiuco” que fue tristemente desterrado del zodíaco babilónico. Y hay tanto odio en el mundo que ya hasta han creado un grupo de “odio a Ofiuco”. ¡Cuánta violencia!

“Destacados” astrólogos han salido al frente para defender el zodíaco tradicional. Walter Mercado, envuelto en sus cortinas de colores y con su máscara del Carnaval Vegano (alguien me dijo que era su cara de verdad, ¡miren cuánta gente jabladora hay en el mundo!), dice que “todo se queda igual”. Otros han dicho lo mismo, como la vieja Rukmini. Y es lógico, tienen que defender los chelitos con los que se hacen las cirugías plásticas.

Desde hace muchos años, el zodíaco a mí me ha parecido algo bien cómico. Lo primero es que no entiendo cómo rayos los antiguos lograban ver cangrejos, escorpiones, cabras, leones y el resto de la fauna astrológica simplemente mirando hacia el cielo estrellado y jugando “conecta los puntos”. Ufff, la verdad es que tenemos suerte que los babilonios no tenían Blackberry pues si así hubiera sido, el zodíaco no se habría inventado ya que nadie mira para arriba en estos días.

En el fondo, la astrología y los horóscopos no son más que ingredientes del eterno sancocho que los humanos hemos venido cocinando desde que el mundo da vueltas: Queremos saber lo que nos va a pasar mañana. Es un afán visceral que acompaña casi todo lo que hacemos. Empezamos un trabajo nuevo y nos preocupa si vamos a cuajar. Tenemos una pareja nueva y preguntamos si será “la de verdad”. Vamos a un partido de béisbol y nos mortifica si vamos a ganar o a perder. Cada día, cada hora, estamos calculando lo que será el futuro y eso nos agobia. No es de extrañar que haya tantos “vivos” ganándose las habichuelas leyendo tazas, interpretando a Nostradamus y el 2012 de los mayas, buscando números en las hojas de las “matas de progreso”, echándole comida al pulpo Paul y sabrá Dios cuántas tonterías más. ¡Los adivinadores siempre tendrán mercado!

Yo creo en la planificación. Creo no solamente que es algo sano, sino que es necesario para el éxito de las iniciativas que tengamos. Sin un plan, la más brillante de las ideas no será más que un desorden agotador. Planificar es correcto… pero obsesionarse con saber lo que pasará al punto de depender de una “profecía”, eso es dañino.

Me tomé el “upgrade” que le hicieron al zodíaco como la chercha de la semana, pero me ha asombrado la tremenda seriedad con que mucha gente ha tomado el tema. Hablan con una recalcitrancia rampante de que “de ninguna manera” cambiarán su signo, que seguirán leyendo su signo zodiacal “de verdad” y califican la noticia de “absurda” (esto es lo que más risa me da). Y sin embargo, un par de personas se han sentido aliviadas. “Yo sabía, es que nunca me he sentido Sagitario”, me dijo alguien. Y otra persona se alegra de que ahora es Gemini y no Cáncer. Algunas perlas:

“creen k pueden decir algo haci de un dia para otro se acabara el mundo en el 2012 y ustedes ponen otro estupido signo zodical yo kiero eso pues siempre me he relacionado con mi signo k es sagitario el arquero como pueden hacer eso”

“q onda con esto? yo naci ariana y me muero ariana!! no me vengan a joder ahora de q soii de piscis! ARIANA ASTA LA MUERTE LOCO AGUANTE ARIES”

Y esta, la opinión de un “experto” de la astrología, es todo un poema:

“La Tierra tarda doce meses en girar alrededor del Sol y eso es en lo que se basa la astrología. En las estaciones, los meses y los equinoccios. No nos basamos en las constelaciones. Así que cuando ellos afirman que hay una decimotercera constelación, nosotros decimos que no. Se trata de una más. Han redefinido el mapa del cielo con la Unión Astronómica e intentan asustar a la gente para centrar la atención en los astrónomos porque saben los astrólogos tenemos muchos más seguidores”.

Esta semana aprendí que la gente, aunque no crea en el horóscopo, se encariña con su signo y lo defiende. Yo, nacido en Gemini, ahora sería Tauro, y la verdad es que me da par de dos, pero como que se siente raro, sí. Suerte que Vielka no sabe de esas pendejadas, pues a ella le tocaría ser del odiado y desterrado Ofiuco…

Pero lo que verdaderamente me tiene mortificado, la pregunta que me zumba la cabeza toda la semana, la que no me había atrevido a externar hasta ahora es:

¿Ofiuco será un caballero de oro?

15 Comments Crisis de identidad zodiacal

  1. Melvyn Perez

    Es curioso el asunto pues creo que aproximadamente el 93.8427% de las mujeres que conozco leen el horóscopo apenas abren el periódico. Considerando mi tendencia a la observación, análisis, seguimiento y stalkeo del género femenino, resulta que la noticia, por muy descabellada que sea, me afecta, pues las afectará a ellas. Fijate que si ellas andarán del humor por el cambio alguien deberá pagar los platos rotos de ese desastre.

    En términos mas personales el cambio me favorece. Era géminis, ahora soy tauro.
    Al ver el cambio sali juyendo a leer y encontré que según geminis este año sería un desastre, pero con tauro voy viento en popa.

    Es cuanto.

    Reply
    1. Darío

      Jejejejeje, por suerte las amigas que tengo en su mayoría no se fijan en eso, pero hay algunas en crisis. Yo también era Gémini y ahora caí en Tauro… Mayo 23 es mi cumpleaños.

      Reply
      1. Melvyn Perez

        ¡No sabes lo que te pierdes!
        Algunas veces, cuando estas buscando algo fácil, rápido y sin consencuencias, el horóscopo es lo mejor del mundo. Ni siquiera tienes que mueliar, porque el horóscopo lo hace por ti. Solo tienes que parecerte en algún detalle al tipo que el horóscopo predice; un detalle mínimo, cualquier cosa es aceptable.

        Reply
  2. Pingback: Tweets that mention Crisis de identidad zodiacal | 40 Limones -- Topsy.com

  3. Matt

    Hola 40 limones!

    Te felicito por tu artículo el cual me divirtió bastante, también tu metafora con la niñez con la cual me identifique bastante. Es una lástima que personas “adultas” todavía crean en semejantes falacias, y las defiendan con semejante fuerza.

    Dejaron de creer en Santa Claus, pero sin embargo tienen una crisis existencial por algo que tiene igual veracidad, y pruebas cientificas que la existencia de SuperMan, BatMan, JC Comics (si dije JC no DC), Allah y compañía….

    Creo como tu que la planificación es vital y lo único que te permite tener un porcentaje más alto de control. “Arrodillarse” frente a un periódico (zodíaco) o una iglesia es para mi igual de ridículo, creo que es un “easy way out” para no enfrentar la realidad. El ser humano siempre ha sido muy creativo para inventar cuentos, teorías torcidas, para creerse especial y burlar lo inevitable.

    Todos sabemos, por lo menos los que hemos madurado, que si mencionas una mentira repetitivamente por largo tiempo, se termina por aceptar.
    Benedicto y Walter Mercado son las pruebas vivas de personas que supieron aprovecharse de los frutos del marketing de mentiras que tuvo lugar (y tiene cada día menos) por miles de años.

    PS: no se me quita la sonrisa de la cara con tu definición de W. Mercado jajajaj excelente.

    Reply
    1. Darío

      Pues ya ves, Matt, las estrellas están alineadas en nuestro caso (jejeje, pun intended). Yo siempre he sido de aquellos cuyo zodíaco es el trabajar y mi predicción es aquella frase de que “me he dado cuenta de que mientras más trabajo, más suerte tengo”.

      ¡Bienvenido a la Limonada!

      Reply
  4. Nikkei-Girl

    Jajaja!!

    Cuánto reír con tus ocurrencias, Darío.

    Yo no he sido de las grandes seguidoras de los horóscopos, aveces hacía el famoso “Te reto a que me digas algo que funcione” pero, por diversión, más que otra cosa.

    Marzo 29 = Aries.
    Siempre me dicen que tengo el carácter de una ariana… ahora resulta que soy Piscis.
    Osea, me mandaron del fuego ardiente a un pececito en el agua … Guay!

    🙂 Ahora viviré tranquila con mi personalidad acuática. Después de todo, también tengo mi lado tranquilo.

    😀

    Reply
    1. Darío

      😀 Eso es lo más montro del “upgrade”, que usualmente las “personalidades zodiacales” son muy distitntas comparando un signo con sus vecinos, y quien se pasó la vida siendo calmado porque su signo así lo definía, y ahora ha caído en un signo alborotado, está “given to the fish” haciendo diabluras… jajajajaja la gente se traga cualquier pendejada!

      Reply
  5. M.

    “Ufff, la verdad es que tenemos suerte que los babilonios no tenían Blackberry pues si así hubiera sido, el zodíaco no se habría inventado ya que nadie mira para arriba en estos días.” = LO MEJOR que he leído en tiempos!

    Yo no creo en el horóscopo, pero nacida el 30 de abril me tocaba Tauro y ahora dizque Aries, y como que no me gusta. Eso es el “encariñamiento” que uno le tiene al signo porque desde carajito viene diciéndolo. Además, me encanta cuando me dicen “ay, pero que Tauro y Virgo son la pareja perfecta en el zodíaco”, jajajajajaja! (Mi esposo es Virgo)

    Lo bonito es que dicen que solamente afecta a los nacidos después del 2007 creo… y entonces? o sea… como que… bleh…

    Reply
    1. Darío

      Así leí, que es sólo para los nacidos del 2009 en adelante. Una incoherencia más. Al final, los astrólogos deberían darle un premio al señor Kunkle, ya que este “upgrade” le ha dado muchísima vigencia a los inventos de los astrólogos.

      Reply
  6. Ivan Oviedo (Tuitico)

    Tu no tienes oficios!

    Pues si, puedo confesar que hasta manganzón tomaba mucho en cuenta “el signo” de la gente, para tener una idea de su comportamiento y forma de ser.

    Yo no creía en el horóscopo (las predicciones según signo), sino en las características generales de personalidad de cada uno, en las cuales aún creo un poco; que si las mujeres Cáncer son muy apegadas a su casa y a sus seres queridos, que si los Leo son comparonsísimos, que si los Capricornio son trabajadores y estables, etc.

    Pero nada que ver con el que un pendejo diga lo que le depara a 12va. parte de la población mundial de cada signo le corresponda, dia a dia. Sobretodo aún más pendejo, siempre me he imaginado cómo es que “observan” los astros: quizás mirando en un telescopio unas pequeñas luces que son “estrellas” y planetas, que lo ven en un momento determinado, siendo talvez luces que estuvieron en esa posición… cientos o miles de dias atrás.

    Esto es un pendejismo al cubo.

    Reply
    1. Darío

      Jejejeje, así es, men… Definitivamente, la gente que vive atento a lo que diga un horóscopo, son tremendas… supongo que creerán en Santa Claus y en los políticos, todos igual de falaces.

      Reply
  7. Brenda

    Bueno la verdad es que esta porqueria de los zodiacos si me hubiese llevado de sus recomendaciones hubiese desaparecido porque desde mis primeros años hasta los 33 mantuve un peso de 99.5 libras y siempre me mando a rebajar………Ahora soy dizque “Ofiuco”…Y con que se come esa vaina!.

    Reply

Leave a Reply to Darío Cancel reply