Gente honesta

Gente buena, gente amable, gente honesta… Parecen quimeras en estos días en que los políticos se empeñan en hacernos creer que sólo los corruptos son noticia. Pues yo quisiera resaltar a una persona, totalmente desconocida para mí, que ayer hizo lo correcto.

Estaba en Jumbo Luperón realizando mi compra semanal y me acerqué a Información para indagar sobre una oferta de Foursquare que tiene esta cadena de hipermercados. Mientras me atendían, una mujer se acercó con los ojos cargados de lágrimas y le pidió a la joven que anuncia en las bocinas (Marquelis, creo que se llama) que por favor avisara que había perdido su Blackberry.

Perder un celular en una tienda tan grande es algo que sucede todos los días, pero algo traía esta mujer que era distinto. Entonces explicó su situación:

–No me interesa el celular, se pueden quedar con él; yo sólo quiero que por favor me devuelvan la memoria, pues ahí tengo fotos de mi hija… que falleció hace un mes.

Los presentes nos miramos en silencio sin saber qué responder. Ok, en serio, ¿qué se dice en un caso así? La mujer, para más señas, no aparentaba pasar de los 30 años, y sus ojos y sus lágrimas eran brutalmente sinceros. Definitivamente ya era triste saber que había perdido un celular costoso, pero era abrumador pensar que esas fotos estaban en riesgo de nunca regresar a ella.

Siempre he recordado aquella famosa frase de Teresa de Calculta que dice “Todos somos lápices en las manos de Dios”, y sinceramente creo que ayer fui un grandísimo Berol Mirado #2. Le pregunté el número a la señora y marqué el teléfono. Sonó seis veces y cayó la grabadora. Se me ocurrió pensar que como estaba sonando, era señal de que el aparato no había sido robado (un ladrón habría sacado el SIM, o apagado el aparato). Además, le dije, como era un Blackberry, quien lo hubiera sustraído no podría utilizarlo ya que estos aparatos son seguros y no se pueden activar si son reportados como robados.

Mientras decía esto notaba que la señora se traquilizaba un poco, y yo me sentía menos incómodo con la situación. Mientras hablaba escribí dos mensajes de texto y los envié al número. En ellos intentaba sensibilizar a quien tuviera el aparato para que lo devolviera, o que al menos retornara la memoria.

Tuve que irme y dejar a la señora con su desconsuelo y sus hermosos ojos azules llenos de lágrimas de incertidumbre.

Ya en mi casa, intenté marcar nuevamente el teléfono y finalmente lo tomó una mujer. Me alegré de poder hablar con alguien y le rogué con la más vehemente de las súplicas que por favor no extendiera el dolor de la dueña. La mujer no entendía lo que decía y me puso a un caballero. El hombre me explicó que el hijo de ambos había encontrado el aparato, y que leyeron los minimensajes, pero no sabían qué hacer. Le rogué que fuera a Información de Jumbo ya que allá tenían los datos de la señora (por no presionar a la llorosa madre, yo no me quedé con sus datos). El hombre me aseguró que lo haría así, y me dijo que estaba todavía en Jumbo. Le di las gracias como quince veces.

No sabía el nombre de estas personas que no se apropiaron de lo ajeno, pero estaba feliz de que las cosas estaban saliendo bien. Confieso que no tenía esperanzas de que iba a aparecer el celular, precisamente porque ya estoy demasiado acostumbrado a las malas noticias en materia de pérdidas y robos.

Un rato después, recibí un mensaje de texto que me supo a gloria: “Hola, soy la señora del celular perdido. Apareció un buen samaritano y lo entregó gracias al mensaje que usted envió. Dios le bendiga siempre. Mi nombre es Martha”.

No se imaginan lo contento que quedé de que esa pareja haya hecho lo correcto. No me imagino el alivio que ha sentido Martha al recuperar, no el celular, sino ese tesoro sin precio que representan las fotos de su hija.

Queda gente buena en el país. Aún queda gente buena.

6 Comments Gente honesta

  1. Pingback: Tweets that mention Gente honesta | 40 Limones -- Topsy.com

  2. michael jose rosario leonardo

    Hola esa mujer martha valdez madre de ALeska elaine my difunta novia. Que DIOS llamo para que no sufra mas en el mundo que cada dia tomo una forma mas de pesadilla. Pero que entre los sueños sucede de todo y debes en vez soñamos con lo que DIOS tomo lo que le pertenece de vuelta. Gracias por mandar ese msj. Estaba con ella cuando el hombre llamo . Llege despues que se le perdio. Mi felicidad esta rota por que me falta mY LUNA pero usted dio un aliento a una madre con su generosidad. EL AMOR vivir para AMAR. Y si no AMAS digo que no estas viviendo.

    Reply
    1. Darío

      Hola Michael,

      Mi post sólo busca resaltar el que quedan todavía personas sensibles y que no todo está perdido en este país tan lleno de personas corruptas. Martha y tú, unidos en una lamentable pérdida, me han enseñado un poco más lo importante que puede ser hacer lo correcto.

      No puedo imaginar el dolor de ustedes, pero si sirve de alivio, es bueno que recuerdes que las casualidades no existen, y que todas las cosas que suceden son hilos de un gran lienzo en el que se dibujan todos nuestros acontecimietos. Nada podrá llenar el vacío que tienes, y mucho menos el que Martha tiene hoy día, pero la realidad es que la vida está llena de lágrimas y de alegrías, que cada experiencia alberga en sí misma la semilla de la dicha como la del dolor. Supongo que eres un joven que empieza a abrirse paso en la vida, y si me permites, te daría un consejo: Nunca olvides lo que has vivido, y a la vez nunca dudes que lo que has vivido ha pasado para enseñarte algo. Dice mi padre que “la experiencia es una linterna que alumbra lo que hemos caminado”, así que aprende de lo que vives, y nunca vivirás en vano.

      Siempre digo a las personas que nadie realmente muere mientras quede gente que lo recuerde en este lado de la eternidad. Procura, pues, recordar con gratitud a quien has perdido y dar gracias porque tuviste la dicha de conocer.

      Mi abrazo solidario a ti, así como a Martha, a quien sin conocer también aprecio.

      Reply
  3. tmac

    Todavia queda gente de buen corazón, Que Bueno!

    Y lo bueno del caso es que todos debemos de tener presente que cosecharemos lo que sembremos.

    Tremendo Post hermano, Excelente.

    Reply
  4. Judith

    Apenas leo este post y estoy con lagrimas en los ojos! Como dice mi mama, “todavia hay genta buena, y sobretodo hay mas gente buena que mala.” No todo esta perdido, solo pido a Dios que me deje criar a mi hijo de esa manera tambien. Excelente post!

    Reply
  5. Luis Nieto

    Dario, viejo, no hagas eso, tengo un nudo en la garganta del tamaño de un mamón, todavía que gente decente en este país, esas acciones, las tuyas y la de la persona que encontró el BB, inspiran hasta a un politico, mis felicitaciones por tu apoderamiento y preocupación.

    Reply

Comenta, sin vergüenza