¡El twittDO fue todo un éxito!

Si leen este post y se fijan en la fecha y hora en que lo he publicado, probablemente pensarán que me metí a vidente. Sin embargo, debo confesar que no tiene mucho mérito el que yo prediga el éxito del twittDO cuando aún faltan más de 24 horas para su inicio. Es como predecir que mañana es sábado o que los senadores, diputados, síndicos y regidores que saldrán electos el próximo 16 de mayo serán la misma basura que los actuales.

Me llena de alegría ver el apoyo que ha tenido esta actividad en medio de la comunidad twittera dominicana, me da algo de risa recordar la primera reunión que se hizo, en la que jurábamos que sería un evento con un público “de alrededor de 200 personas, exagerando”. Da mucha satisfacción ver cómo en menos de dos meses se llegó a lo que culminará el domingo. Y de la manera en que se ha logrado.

Ojalá nos detuviéramos a pensar en lo que significa el twittDO, a pensar en la trascendencia que tiene, en la mayúscula importancia que reviste. ¿Cuántos eventos de tecnología tenemos al año en nuestro país? ¿Cuántas veces tenemos chance de escuchar expertos exponentes tocando temas actuales y vitales? ¿Cuántos auditorios podemos pisar para conocer temas de vanguardia, para educarnos con relación a tendencias y a herramientas de las que vamos a vivir en el futuro?

Y sobre todo, ¿cuántos eventos tenemos los dominicanos, que sean organizados enteramente por dominicanos? Sin contar con el colchón financiero de una grandísima corporación de esas que tienen presupuestos amplios y generosos. Josiando con la búsqueda de patrocinadores, arañando para aprovechar cada centavo, coordinando los esfuerzos de decenas de personas, todas voluntarias, por hacer algo bien hecho, por sentar un precedente, por hacer un ruido necesario.

El twittDO ya empezó hace rato a dar frutos y a cobijar con su sombra. Es un evento que nos agrupa, que nos une y que nos representa. Es nuestra vitrina nuestra (énfasis a propósito), nuestro mensaje a la sociedad, nuestro ejemplo de civismo, educación, empeño, ganas de mostrar de lo que somos capaces. El twittDO… ¡el twittDO es mucho más que el twittDO!

No hay dinero en el planeta que pueda pagar esta actividad. No hay manera de aquilatar lo que estamos viviendo y lo que sucederá en el futuro con todos nosotros. Estamos haciendo historia, nuestra propia historia. Y está en Twitter.

Gracias a todos los que están comprometidos con este evento. Gracias a todos los que han creído en él. Gracias a todos los que han ejercido el derecho a aplaudir lo que está bien hecho. Cuando veo cómo se ha armado el twittDO, me renace un poquito la esperanza de que hay aún un remanente de gente seria en este país.

I’m happy already!

2 Comments ¡El twittDO fue todo un éxito!

  1. Claudia Chez Abreu

    Wow, Darío!… qué decir si no tengo palabras? Sólo que, precisamente por encontrar este tipo de apoyo, logramos renovar cada días las fuerzas que necesitamos para entregarlo todo, todo! Gracias por confiar desde un inicio, y mantenerte siempre atento y dispuesto a colaborar. Allí reside una invaluable cualidad, y es la de creer desde el momento 0, y es lo que nos ofreces.
    .-= Claudia Chez Abreu´s last blog ..La culpa es nuestra: #SpamRD =-.

    Reply
    1. Darío

      Corro el riesgo de irme en piropos, pero te diré que no es nada difícil confiar en ningún proyecto donde tú estés involucrada. You are a DOer, and that’s always a pleasure to have around.

      Mañana ¡arrollaremos!

      Reply

Comenta, sin vergüenza