Funny Monday #6 – Dominicanos sueltos en sus casas

Ahhhh, los dominicanos… esa mezcla tan variopinta de la que la mayor parte de las veces nos enorgullecemos, pero que de vez en cuando también nos provoca vergüenza, usualmente vergüenza ajena.

Como cuando vamos en cualquier avión y vemos al dominicano con un “bolso de mano” que pesa más que un venado, o el que subía con su mangú porque la comida del avión es una porquería. O cuando en cualquier sector, por pudiente que sea, se ven pantys, calzoncillos y brassieres secando al viento por fuera de una ventana. O cuando en cualquier carril se para alguien a montar un pasajero, o a comprar un aguacate, o a ver si un perrito “de raza” tiene caries, mientras la fila se hace interminable.

Esa idiosincrasia nos persigue a todas partes, y aunque el orden y las leyes de otros países hacen un maravilloso trabajo en “fumigar” las malas costumbres que exhibimos hasta con despreocupada desfachatez en las calles dominicanas (al punto que fuera del país ni locos cambian de carril)… aún queda un espacio… un “remanso de paz” donde el dominicano sigue siendo lo que ha sido siempre: dominicano.

Ese lugar se llama “mi casa, que es mía y yo hago lo que me de mi mardita gana en ella”…

Veamos algunos ejemplos (lenguaje soez y muy subido de tono. Just pure Dominican entonation!)

Dominican mom yelling part 1

Esta abnegada madre no encuentra manera de razonar con su dominicana hija Priscilla para conseguir que recoja un reguero.

Dominican mom yelling part 2

La misma madre, luego de saberse “estrella de YouTube” reacciona airada, aunque menos insultante, con la hija que la grabó.

Dominican mom cooking

Las hijas, un par de vagas que para colmo no tienen vergüenza en reconocerlo, provocan a la doña que está ocupada cocinando, probablemente para las mismas dos “beldades”.

Dominican mom cleaning

Esta es la madre de Michelle, a quien su madre le pide ayuda, y ella lo que se la pasa es grabándola, mientras su hermano instiga a la doña… al final, la madre explota muy a la dominicana.

Dominican mom working at the sewer

La misma madre anterior, esta vez dejando ver que ella es la más paciente, la más abnegada. Sinceramente, Michelle se merece que le partan hasta los testículos que no tiene por joder tanto…

3 Comments Funny Monday #6 – Dominicanos sueltos en sus casas

Comenta, sin vergüenza