Si yo pudiera…

Si yo pudiera, les contaría cualquiera de las inolvidables, geniales, aleccionadoras historias que tengo en mi memoria sobre mi tía Fantina.

Si yo pudiera, les describiría con lujo de detalles cómo era su risa cuando se derramaba en carcajadas.

Si yo pudiera, les diría cómo ella entonaba ese “¡Mira, muchacho!” que me decía cuando la sorprendía haciéndole cosquillas por la espalda.

Si yo pudiera, trataría de que entendieran el cariño que sentía por Dios, la manera desinteresada en que ayudaba a cientos de personas.

Si yo pudiera, les relataría lo feliz que estaba cuando conoció Las Terrenas, en aquel viaje en que 35 personas de mi familia estuvimos en la casa de mi padre.

Si yo pudiera, haría que supieran cuán diferente era su casa cuando ella vivía en la 30 de Marzo, y mi madre nos llevaba a pasarnos parte del verano allá, como si fuera un campamento.

Si yo pudiera, lograría que supieran el sabor de cada uno de los maravillosos bizcochos que ella hacía, con un talento inmejorable.

Si yo pudiera, les contaría lo cálidos que eran sus abrazos, lo sinceros que eran sus besos cuando me visitaba o la visitaba yo.

Si yo pudiera, les diría cuánto ella logró suplir el espacio que mi abuela Eladia dejó vacío cuando murió en 1972.

Si yo pudiera, conseguiría que supieran todo lo que ella significó para la familia de mi madre, para todos sus hermanos, todos sus sobrinos, todos sus nietos, todo el barrio de San Carlos.

Si yo pudiera, desnudaría mi corazón para que vieran cómo lloro ahora que se me fue, y cómo lloré cada vez que la visité en su casa en las últimas tres semanas.

Si yo pudiera, haría que ustedes extrañaran a mi tía al menos un poquitito de todo lo que yo ya la extraño.

Si yo pudiera… pero la verdad es que yo no puedo.

Tía Fantina, en el cumpleaños 75 de Lope (Julio 2008)

Tía Fantina, en el cumpleaños 75 de Lope (Julio 2008)

Tía Fantina, durante la visita de su nieta Betsy (Marzo 2009)

Tía Fantina, durante la visita de su nieta Betsy (Marzo 2009)

7 Comments Si yo pudiera…

  1. Yosi

    Que linda era tu tia! Tienes un gran tesoro y son todos esos recuerdos que tienes de ella y que si puedes mantener guardados en tu mente y tu corazón, y gracias a Dios que los tienes y que son todos buenos. Dios la lleve a su gloria!

    Reply
  2. Geminix07

    Se nota que ella significa mucho en tu vida, lamentamos tu pérdida pero esto es parte de la vida; todos subimos y todos bajamos cuando nos toque.

    Sigue adelante para que ella se sienta orgullosa de ti.

    Reply
  3. Lenis

    Lamento mucho la muerte de tu tia. Todos tenemos un espacio limitado de tiempo en este mundo. Pero lo que no nos pueden quitar son esos recuerdos hermosos de nuestros seres queridos y lo mas importante aprender de las grandes lecciones que nos dejaron con su ejemplo.

    Reply
  4. Volcano

    Es un post muy lindo, no pude evitar derramar unas cuantas lagrimas, ya que mientras leia el post, pensaba mucho en mi abuela, tenia la misma forma de ser de tu tia.

    Reply
  5. Juan J Calcaño

    A veces me pregunto como es que el mundo puede crear suertes de azar que funcionan de esta manera, ambos hemos perdido un amigo en común, y ambos perdemos unos tíos entrañables, el pasado día 28 murió mi tío Diego, de Samaná.

    Entiendo tu dolor, pues es muy similar al mio. Gracias por dejarnos ver lo maravillosa que era tu tía.

    Reply
  6. Nikkei-Girl

    Has sido bendecido enormemente con la oportunidad de conocer y tener tan cerca a personas tan especiales como Carlos y en esta ocasión, tu querida tía.

    Dios la tiene en su gloria, no tengo dudas al respecto. Vive tu vida de tal manera que aquellos que se han adelantado y están en la morada eterna puedan sentirse orgullosos de haber impactado tu existir.

    Abrazos. Y, una vez más, gracias por compartir con tus lectores sucesos trascendentales y emotivos de tu vida. El show debe de continuar!!

    Reply

Comenta, sin vergüenza