Neda ha muerto. Neda es inmortal

Foto sin confirmar de Neda

Foto sin confirmar de Neda

Hasta ayer, Neda era una desconocida. A partir de su muerte, es una leyenda. Paradoja de un destino que probablemente no quería, pero al morir ha nacido como símbolo y mártir de un conflicto del que nos hemos enterado gracias a que ya los medios tradicionales no son los medios exclusivos a la hora de informar.

En Irán, luego de las elecciones del pasado viernes 12, se ha desatado un malestar post-electoral que ha ido in crescendo con el paso de cada día, hora y minuto, al punto que ya alcanza categoría de estallido social con tremenda proyección de guerra civil. El clima en el país islámico es tenso, tétrico, y a juzgar por las ráfagas de información que se filtran por Twitter y Facebook, nadie sabe lo que pasará pero todos temen que pasarán cosas indecibles.

El fogoso y poco ortodoxo Presidente de Iran, Mahmoud Ahmadinejad, alegadamente fue reelecto para un segundo mandato en el escrutinio del día 12. Sin embargo, la opinión popular clama que se ha perpetrado un grosero fraude electoral que ha desatado más de una semana de cruentas protestas civiles en las principales ciudades de aquél país.

El gobierno ha expulsado a casi todos los periodistas extranjeros y ha silenciado a todos los que no son afectos al régimen. Ante ese forzado “apagón informativo”, el mundo ha quedado a oscuras sobre lo que está pasando en Irán… excepto por el hecho de que cientos de iraníes han tomado las redes sociales como Twitter y Facebook para dar a conocer los atropellos que se vienen ejecutando todos los días. La valiente labor de estas personas (en su mayoría jóvenes) ha sido determinante para que occidente se entere de todo.

Sus últimos instantes (su padre a su lado)

Sus últimos instantes (su padre a su lado)

El pasado sábado, Neda Agha Soltan, una joven en sus veinte años fue baleada desde la distancia, según cuentan, por un mercenario basíj del gobierno, en medio de una de las principales avenidas de Teherán. Al lado de su padre, quien ha pasado por el indescriptible trago de ver morir a su hija en sus manos, de ser embarrado por la sangre de su propia hija mientras le gritaba “Neda aguanta, Neda quédate, no tengas miedo, quédate, quédate”.

Pero fue inútil. Murió en menos de un minuto.

Sin poder decir una palabra más, Neda, “la voz de la resistencia iraní” empezó a hablar sobre los atropellos que se están viviendo en su país.

Desde que se supo de este hecho, filmado por un par de transeúntes, Neda se ha convertido en el rostro de las protestas. Su nombre “Neda” equivale a “voz” o “llamado” en la lengua parsi común en Irán. Y así ha querido el destino, que una muerte sea la voz de un conflicto que no va a terminar en paz.

iranelections

Twitter será determinante para llevar justicia y paz a Irán

Irán es un país que queda lejos. Sus tradiciones religiosas y sus costumbres culturales son muy distintas a las nuestras. Muchos hemos teñido nuestro avatar en Twitter de un encendido color verde (que los protestantes han asumido). Con esto no podemos calmar la situación en Irán ni vamos a lograr que se llegue a entendimiento. El objetivo no es ese. Con esta actitud lo que provocamos es crear un virus de apoyo y conciencia entre cada vez más personas para que más gente se entere de la muerte de Neda, de las protestas en Irán y de que tenemos que volcarnos en solidaridad ante el abuso y las botas militares.

Yo vi el video de Neda en sus últimos segundos de vida. Vi correr su sangre. Les aseguro que es igual a la mía. Y por eso, apoyo la campaña de concientización sobre lo que pasa en Irán.

Más para leer:

Comenta, sin vergüenza