La mejor década de nuestra historia

La mejor década de nuestra historia

La mejor década de nuestra historia

Aún recuerdo la expectación que produjo en todo el mundo la llegada del temido año 2000. El sobredimensionado “efecto Y2K” mantuvo a todo el mundo en un estado de psicosis que se sumaba al natural final de un año que estaba preñado de nueves, para dar paso a otro año preñado de ceros. Fue una experiencia tremenda para todos.

Y sin embargo, ya el año 2000 está lejano, a nueve años de distancia, y dentro de unos pocos meses más estaremos viendo llegar el 2010, último año de la primera década del Siglo XXI. Y mi amigo Joan Guerrero (F,T) comentó en su cuenta de Twitter:

Curioseando, ya casi terminamos la primera década del siglo XXI. Wao, cuánto ha pasado en estos 10 años. Flashback mode on.  20 de Junio 2009, 11:00pm

Amigos míos, casi se han ido ya diez años de este nuevo siglo. Diez años donde hemos sido testigos de importantes eventos que impactaron nuestra historia. Los ataques a las Torres Gemelas; la muerde de Juan Pablo II; la llegada del Euro; el desastre del Columbia; la degradación de Plutón como planeta; el Huracán Katrina y la tremenda temporada del 2005; Windows XP; el hito de haber completado el Genoma Humano; el milagro de los Medias Rojas de Boston; el terremoto y posterior tsunami de Indonesia que mató centenas de miles de personas; la llegada del iPod y la revolución de los Media Players; la captura de Saddam Hussein y su posterior ejecución; ni hablar de las redes sociales como Hi5, Friendster, MySpace y por supuesto Facebook y Twitter; por supuesto también el auge e importancia de la blogósfera

El caso es que hemos sido testigos de muchas cosas que dentro de poco estarán en los libros de historia, ciencias naturales, ciencias sociales y geografía, eventos que nuestros hijos y nietos tendrán que leer y aprender, pero que nosotros los vivimos…

Y felizmente, nuestro país, nuestro hermoso y maravilloso país ha tenido una primera década esplendorosa, llena de logros, pletórica de hazañas y buenas historias de las que podemos sentirnos más que orgullosos, felices y agradecidos de nuestros gobernantes. Un repaso nos ayudará:

  1. ¡Cero apagones! La última vez que hubo un apagón en nuestro país fue el 18 de octubre del 2005, cuando el municipio de Tenares sufrió una interrupción de 12 minutos y 34 segundos debido al sobrecalentamiento de un transformador que suplía la línea troncal de la comunidad. Gracias al trabajo coordinado de la administración del siempre bien recordado Ingeniero Agrónomo Hipólito Mejía Domínguez, unido al eficiente expertise administrativo de la segunda gestión del impóluto Leonel Fernández Reyna, nuestro país pronto cumplirá ¡cuatro años consecutivos sin apagones!
  2. Justicia Real. La Justicia dominicana ha sido particularmente importante en esta primera década. La ejemplar sentencia sobre los asesinos de Narciso González; la extradicción, juicio y encarcelamiento de los argentinos Luis Palmas y Martín Palmas por su involucramiento en el asesinato de José Rafael Llenas Aybar; el juicio plenario contra la mafia de los banqueros que quebraron al Banco Intercontinental, el Banco Nacional de Crédito y el Banco Mercantil, así como el desfalco en el Banco del Progreso, todos condenados a la pena máxima en una cárcel común y a la devolución y subasta de todos los bienes expropiados… son sólo algunas perlas que adornan a la Suprema Corte de Justicia y a todos los juzgados civiles y penales que han dado muestras fehacientes de que se puede confiar en la Justicia.
  3. Un sistema de salud integrado y confiable. La implantación en marzo del 2004 del DomiCare, un modernísimo sistema de seguridad social, al estilo de Inglaterra o Canada, en donde el ciudadano tiene acceso a atención médica gratuita y de impecable profesionalidad, lo cual ha llevado a mejorar la calidad de la salud de los dominicanos, y a conseguir en apenas cinco años que la expectativa de vida en nuestro país sobrepase los 80 años, la más alta de todo el hemisferio.
  4. ¡Bye bye Concho, Hello Etanol Buses! La eliminación del ineficiente y costoso sistema de concho, dando paso a un impresionante sistema sincronizado de autobuses estatales motorizados por etanol (combustible del que somos el primer productor del Caribe). La sola ausencia de los “carros de concho” se ha traducido en un ahorro en la factura petrolera de más del 15%, y la eficiencia del sistema de buses ha ido ayudando a que los ciudadanos utilicen mucho menos sus vehículos particulares, lo que ha permitido que seamos una de las ciudades más ecológicamente correctas de América.
  5. La mejor escolaridad del continente. Educación gratuita y de excelente nivel, en todas las escuelas públicas, gracias al programa “Estudiar con la barriga llena es primero”, mediante el cual se redujo a 1.2% la deserción escolar, se aumentó el alfabetismo a niveles record, y se han otorgado más de un millón y medio de becas para programas técnico-profesionales en las 586 localidades del INFOTEP diseminadas en todos los municipios del país.
  6. El Estado más eficiente de América Latina. Gracias a la visión patriótica de los líderes que hemos tenido en esta década, se han denunciado y procesado más de 23800 funcionarios públicos acusados de actos de corrupción; se ha reducido sostenidamente la otrora abultada nómina pública llevándola a ser de apenas un 27% del tamaño que estaba a finales del siglo pasado. Y sin embargo, esa reducción ha significado una mejor vida para los servidores públicos toda vez que sus salarios han aumentado hasta situarse, en promedio, un 11% por encima de los salarios equivalentes del sector privado.
  7. Los niveles de seguridad ciudadana en su mejor momento. Hace ocho años que no se hace una huelga en el país. Desde el 2003 el índice de hechos violentos y de sangre se ha reducido cada año. La violencia infantil y de género se puede considerar erradicada de nuestro país.
  8. El éxito de los programas de talentos. Inaugurados en el 2001 por Doña Rosa de Mejía y continuados con amor y tesón por Doña Margarita Cedeño de Fernández, jóvenes de todas las ramas de las artes han triunfado dentro y fuera del país, como Enerolisa Gutiérrez, la joven que con apenas 18 años obtuvo el pasado año el más alto reconocimiento de Berklee College of Music (la misma institución donde estudió Juan Luis Guerra). También resalta el primer ingeniero en Astronáutica, Luis Manuel García Castro, actualmente el más destacado integrante del programa espacial de la NASA, quién está señalado a ser uno de los integrantes de la tripulación que viajará al planeta Marte.

Sin duda alguna, esta primera década en la República Dominicana ha sido inmejorable. ¡Qué suerte tenemos de vivir en la República Dominicana!

…y entonces me desperté… 🙁

Comenta, sin vergüenza