Mamimba, mi razón de celebrar este día

Todos tenemos en común algo que nos es único a todos. Todos pasamos nuestros primeros meses de existencia en un lugar que no podemos recordar, del otro lado de la vida, y aunque ese tiempo parezca igual para todos, sin dudas es singular para cada cual.

Creciendo desde la microscópica insignificancia donde se operó un milagro, fuimos expandiendo el vientre de aquella que no conocíamos, tomando su vida en préstamo que jamás podremos devolver. Y el milagro, tan común que ya no es noticia pero tan milagro que siempre transforma al menos dos vidas (la de ella que se hincha con la vida nuestra y la nuestra que se nutre con su vida antes y después).

Mi madre junto a José Ramón (izq) y yo, en su cumple 2008

Mi madre junto a José Ramón (izq) y yo, en su cumple 2008

Hoy celebro a mi madre, a mi vieja, a la bella banileja que venero más de lo que se imagina, a la que cada día extraño más, mientras más edad me toca vivir. Yo amo a esa doña Mildred que se afana por verme bien, que me corregía con férrea actitud pero que hoy se derrite con sus nietas y suele llevarme la contraria cuando soy yo quien corrige con férrea actitud. Ah, porque mi madre es abuela y su misión en la vida ahora es ser melcocha para Vielka y mi sobrina Lucía.

Mi hija Vielka, como todo niño que empieza a balbucear, la bautizó hace seis años cuando empezó a decirle “Mamimba”. Ya hoy mi madre no tiene más nombre que ese apodo.

Vieja, sabes que te adoro, que deseo cuidar de ti, que mi vida es tuya porque me la diste. Ruego a Dios que venga un día en que pueda compartir contigo como siempre he soñado, tú y yo a solas, como al principio.

¡Feliz día, Mamimba!

Y feliz día a todas aquellas mujeres que dejaron de ser suyas para entregarse por completo a sus hijos. Gracias por dar sus vidas para darle vida a la vida misma, reflejada en los rostros de aquellos que habitaron sus vientres.

8 Comments Mamimba, mi razón de celebrar este día

  1. angelagu007

    Que hermosa y emotiva entrada, Darío!

    Mis cariños y saludos para doña Mildred, pensé que el apodo venía de:
    Mama-Mayimbe (MAMIMBE) Ya te iba a sugerir un slogan para ella: La mayimba de las madres.

    Se que no le quedaría corto porque las madres tenemos una ardua tarea en la crianza de los hijos. Muchas veces sin retribución alguna. otras, nos esperando a cambio un solo un beso o el mejor de los premios: la felicidad de verlos crecer sanamente, sin vicios y hombres que aporten a la buena sociedad.

    Bendiciones para todos ustedes.

    Reply
  2. angelagu007

    Que hermosa y emotiva entrada, Darío!

    Mis cariños y saludos para doña Mildred, pensé que el apodo venía de:
    Mama-Mayimbe (MAMIMBE) Ya te iba a sugerir un slogan para ella: La mayimba de las madres.

    Se que no le quedaría corto porque las madres tenemos una ardua tarea en la crianza de los hijos. Muchas veces sin retribución alguna. otras, nos esperando a cambio un solo un beso o el mejor de los premios: que sean hombres de bien para la humanidad.
    Bendiciones para todos ustedes.

    Reply

Comenta, sin vergüenza