Quiero aclarar que no soy odioso. Ni prepotente. Ni pedante. Ni me creo la gran vaina. Quienes me conocen saben que soy un hombre amable, afable, alegre y que no guarda listas negras de gente a la que me haya propuesto no saludar en la calle.

Lo que sí soy es miope. MUY miope. Desde los 6 años he usado gafas y desde los 18, lentes de contacto. Además, desde los 7 años también tengo astigmatismo. O sea, mis ojos no ven bien de lejos, y a veces ni siquiera de cerca. Sin mis lentes de contacto apenas veo bultos de colores en frente de mí. Con los lentes de contacto veo rostros, pero si hay poca luz, seguramente me resultará una odisea reconocer ninguno.

Por eso aclaro: Si ustedes me ven en la calle o en algún sitio, y ven que soy tan degracimao que les corto los ojos, que volteo la cara, que me hago el que no es conmigo, ¡NO ASUMAN ESO! ¡Simplemente no los he visto, no los he reconocido!

Hace un tiempo estuve en Cinnamon y una chica se sentó en una jardinera frente a mí. Yo lo que me dije fue “¡Qué vaina! Ahora esta chimoltrufia se sentó justo en el medio de mi campo de visión y yo que estaba viendo la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos”.

Hoy en la mañana una muy buena amiga mía me chatea y me dice que soy un idiota, que le corté los ojos y que la ignoré. Resulta que ella era la chimoltrufia en medio de la jardinera, y que estaba incrédula de que yo no la reconociera. ¡Rayos!

Por eso, como yo no ando escondido ni en vainas peligrosas, si me ven en la calle, AYÚDENME a no pasar por imbécil y acérquense y me saludan, preferiblemente diciendo “Hola Darío, soy fulano(a) de tal, nos conocemos de tal sitio” porque de verdad que mi memoria y mi visión son una vaina.

¡Mucha graSia!

1 Comment ¡No me dejen de saludar!

  1. Miguel Pimentel

    Hahaha!!! Me acaba de pasar lo mismo por no haber leído esto antes! Un abrazo Darío! – Miguel Pimentel

    Reply

Comenta, sin vergüenza