Esperanza Spalding

Actualización: Me alegré muchísimo de que Esperanza Spalding ganara el Grammy a Revelación del Año, aún por encima de la cabeza del “sensacional” Justin Bieber [insert sarcasm notation mark here]. Mi blog ha recibido un pico de visitas de personas buscando conocer sobre esta menuda y asombrosa artista, y me alegra mucho que se conozca su talento. Este post lo escribí en Agosto del 2008, así que desde hace tiempo, auguraba su éxito. ¡Kudos para ella!

– . – . –

Me resulta muy difícil escribir en las condiciones en que me encuentro en este momento… pero no es por nada malo, sino al contrario. Tengo una Esperanza que me está cantando al oído, me enamora y me seduce con su voz tan variopinta, tan Alicia Keys en flor de juventud (aunque más aguda y menos profunda), y con su desempeño tan espectacular del más complicado de los instrumentos de cuerda: el bajo doble (o contrabajo).

Esperanza Spalding

Esperanza Spalding

Mi pana y compañero de trabajo Faustino Aquino (Escogido47) me “presentó” a Esperanza hace una semana… Esperanza Spalding (wiki|myspace|web) es una menuda mujer de casi 24 años que lleva tras de sí una trayectoria asombrosa en su corta carrera. Con apenas 15 años ingresó en Berklee (sí la misma catedral de la música donde Juan Luis Guerra se volvió leyenda) y en unos pocos años ha llegado a ser profesora de ese instituto. Maneja el contrabajo con una maestría que tiene con la boca abierta a todos los conocedores del jazz, quienes a una voz exclaman que Esperanza es justamente la esperanza de un nuevo jazz, un vigoroso y hermoso nuevo jazz que tiene en ella una exponente totalmente singular.

Primero, es joven. Tiene menos de 24 años

Segundo, es mujer. Y no es que sea sexista, pero indudablemente su ascenso se hace más meritorio al ser parte del sexo fuerte.

Tercero, es jazzista, y eso es “muela de gallo” en esa rama de la música, históricamente dominada por los hombres.

Cuarto, toca el contrabajo doble. Y si ven la foto de arriba notarán por qué eso es asombroso. Hay que rogar a Dios que nunca le caiga encima su instrumento pues la mataría.

Quinto, además de ser una virtuosa, ¡la verduga CANTA! ¡Y sí que canta! Tiene una voz llena de matices, con la frescura de la juventud pero la profundidad de sentir el blues y el jazz en las venas.

Sexto, en su corta carrera ya lleva dos producciones musicales, Junjo (2006) y Esperanza (Mayo 2008).

Séptimo, tiene unas profundas influencias de la música latina, en especial la brasileña. Yo hasta pensaba que por su nombre, su decidido acento bossa y su color de piel, Esperanza era una baiana más, de la pródiga tierra de Caetano, Gal y Astrud… 🙂

Estoy encantado con ella, me parece verdaderamente una promesa a seguir. Les recomiendo que le presten atención a Esperanza Spalding…

Aquí les dejo “Body and Soul” ejecutado en vivo en un festival en Copenhagen en agosto del 2008.

Comenta, sin vergüenza