En la guerra de servicios

La necesidad es madre de la invención. Cuando surgieron los primeros servicios de correo electrónico como Hotmail, Yahoo, Eudoramail, Mail.com y demás, todos pensamos que era la panacea de la utilidad. Sin embargo la realidad es que con cada cosa nueva surgen muchas necesidades más que se reproducen como Gremlins Virtuales, y ponen a los programadores a crear nuevas cosas.

Así siento yo esta guerra de servicios gratuitos, en donde aparentemente sin ganancias claras, empresas dedican servidores, ancho de banda y recursos a pretender hacernos usar sus soluciones.

El primero de mi lista fue el Birthday Alarm, que promete lograr que nunca se nos olvide un cumpleaños. Tengo más de cuatro años con ese servicio, y ya unos 100 amigos han añadido su fecha de cumpleaños a mi lista. Después surgió Plaxo, que venía a ser una “libreta de teléfonos universal” y que se sincronizaba con los clientes de correo sin mucha complicación. Hoy día, Plaxo es uno de los servicios más útiles para mí, y ha evolucionado hasta ser una red social bastante interesante, y como está basada en mis contactos y sus detalles, nunca se desactualiza (claro, contando con que mis amigos no se desactualicen).

Luego vino Hi5, que con un concepto de pirámide me ofrecía la versión virtual del viejo adagio de que “los amigos de mis amigos son mis amigos también”. Ya casi 400 personas están en mi red y en teoría yo debo tener más de 25000 amigos por esta razón. A ver… 20 pesos cada uno me darían unos 500,000 pesuchos muy útiles… Empiecen a cantearse, carajo!

Ya resulta imposible enumerar los distintos servicios que hay, y cada día surgen más y más. Este año me uní a Facebook y realmente me ha gustado mucho. Nunca me gustó MySpace.

Aquí están los enlaces de mis redes sociales:

BirthdayAlarmHi5RingoBeboFacebookPlaxoFlickr

Tengo la impresión de que BirthdayAlarm, Ringo y Bebo están en decadencia. Hi5 se ha renovado mucho, cayéndole atrás a la versatilidad de Facebook. Es increíble, pero Hi5 tiene su mayor incidencia en Latinoamérica, más que en Estados Unidos. Plaxo, con el componente de red social, se ha movido bien. Sin dudas, el servicio más revolucionario ha sido Facebook, que es enteramente Web 2.0, con mucha interactividad útil. Flickr no es en sí una red social, pero se parece mucho.

Fui miembro de Orkut, Multiply, MySpace, LinkedIn y no sé cuántos más. Estoy considerando Twitter, pero ¡es que son demasiadas vainas ya! Además, esa profusión de “redes sociales” puede tener un componente peligroso, y es el Spam y la suplantación de identidad. Hay que tener cuidado con los servicios que escogemos, para no caer en ganchos y tener que pasar más trabajo que una goma de repuesto de carro público…

Comenta, sin vergüenza