5 Comments ¿Por qué?

  1. 4l3j4ndr0R3d0nd0

    Dario, leí tu escrito hace par de dias y no pude escribir nada, sentia algo mas que rabia, senti volver el recordar ese momento trájico,como tu sabras, el sicópata Mario José Redondo Llenas, por desgracia lleva el apellido Redondo, mi familia tuvo que publicar una nota diciendo que no teniamos ningun vinculo con esa familia, ya que ellos son descendientes cubanos pues su padre el “gusano” cubano Redondo, vino al país a raíz del ascenso al Poder de Fidel Castro, y llegó como estudiante de cura jesuita al seminario de donde salió investido como tal, sacerdote jesuita y mi familia es descendiete Española ya que mi bisabuelo era Español, yo me encontraba aqui en Estado Unidos para esa fecha, pero mis padres se encargaron de mandar todos los periodicos con todas las noticias del horrendo crimen, solo me queda por decir que Dios lo tenga en un lugar bonito y que su familia pueda conseguir la paz que que les arrebataron hace justo 10 años, PAZ A SUS ALMA!!!

    Reply
  2. Anny

    Si.. 10 años.. pero todavía me duele igual!!

    Pero qué?.. va a ser lo mismo.. una vida mas.. una lagrima mas y las mismas injusticias!!.. hasta cuando?!!!!

    Paz a tus restos niño querido..

    Anny.- +++

    Reply
  3. Alexei Tellerias

    …y yo también sigo preguntando. Hoy mi alma se viste de negro y amarillo, al igual que en aquella oportunidad.

    Reply
  4. Lourdes C.

    José LLenas Aybar ha sido un hijo, un niño, de todos los dominicanos. Y ese delincuente pidiendo que le corten la condena… Es un chiste de mal gusto, no? Porque lo que lamento profundamente es que ya tienen 13 años encerrados como artistas, los he visto pintando cuadros, jugando deportes, han sido entrevistados como si su hazaña fuera algo importante para la sociedad. Rezo por que la ley de un giro y porque a estas dos ratas, crápulas, o viles asesinos se les lleve su condena a cadena perpetua o a que paguen con sus vidas, de la misma forma que sin piedad, mataron a nuestro bebé. Si, ojala mueran a puñalazos. Pero aunque estos años pasen y se integren a la sociedad, seguirán siendo para nosotros esos monstruosos que acabaron con la paz de todos, para ese entonces, andensen con mucho cuidado.

    Reply

Comenta, sin vergüenza