Volando sueños

Luisito cree en soñar. Tiene siete años en sus huesos, aunque apenas tres en su estómago, pero aún así cree en los sueños. Él cree que en los años porvenir se convertirá en profesional, quizás un técnico en computadoras o un comediante. Cree en Dios, por supuesto, y conoce a Jesús. Él sabe que Jesús era tan pobre como él, o quizás más porque “Jesús no tenía televisión”.

Luego de los días feriados de la Semana Santa Católica, aún Luisito disfruta unas cortas vacaciones de su escuela. Está en primer grado pero aún no sabe leer o escribir. Pero él cree en sus sueños. Y por eso, cree en su chichigua. Y sabe que eventualmente la chichigua volará tan lejos como le permita su hilo. Construyó su chichigua con tres débiles pendones y una bolsa plástica de colmado. Utilizó otras fundas y un pedazo de tela para hacer la cola, y empató varios pedazos de hilo para hacer su cordel.

Y su chichigua vuela con más esperanza que viento, creando una metáfora de su corta vida y su futuro incierto.

Tomé esta fotografía en una calle de las Palmas de Herrera, en Santo Domingo.

3 Comments Volando sueños

  1. Anny

    Wao darío.. que palabras!..

    Mira tu. yo no se si tu sabes que yo soy muy llorona.. esas vainas que escribes me llegan dentro siempre.. !!! Contrale.. lo grande es que no puedo dejar de leerte..

    Abrazos amigo mio!

    Reply
  2. Darío Martínez

    :$ gracias amigos por sus palabras!

    Estas fotos que he ido tomando, de la vida diaria de cientos de dominicanos, me empiezan a inspirar a capturar mejores cosas cada día.

    Siempre me gustó la fotografía, pero empiezo a amarla!

    Reply

Comenta, sin vergüenza