Where in the Bloody Hell are you?

Leyendo Oddly Enough de Reuters me topé con una noticia que habla de que en el Reino Unido aplicaron censura a una campaña publicitaria de Australia. Yo la encontré en YouTube y la comparto acá para que vean qué interesante manera de vender el turismo en la Isla Continente. La polémica que han desatado los aburridos británicos viene dada por la frase “bloody hell”, que es un término idiomático australiano, algo como decir “¿Dónde carajo tú’tas?”.

Para que no se vuelvan locos con el slang australiano, el anuncio abre con un chamaco que entra a un bar en medio de ninguna parte y dice “We’ve bought you a beer” (te trajimos una birra) y le sonríe a la bartender, que obviamente no iba a ser nada fea.

Luego sale una mujer que conduce unos camellos y añade “And we’ve had the camels shampooed” (y bañamos a los camellos con shampoo, asumo que para que no jiedan tanto, porque pájaros jediondos y babosos como esos creo que no hay).

Sigue con una chica en bikini (no la de Kinito Méndez) que está nadando en la playa y al salir dice “We’ve saved you a spot on the beach” (te hemos guardado un pedacito en la playa).

A continuación, un chamaquito con protector solar blanco emerge de una piscina diciendo “And we’ve got the sharks out of the pool” (y sacamos los tiburones de la piscina).

Unos hombres están jugando golf y uno nos dice “We’ve got the roos off the green” (hemos sacado a los canguros del ‘green’ de Golf) mientra se ve a un ramillete de los animales esos que andan con su mochila pegada en la barriga mientras van saliendo del campo.

Un chamaco en la puerta de la casa sonríe mientras dice “And Bill’s on his way down to open the front gate” (Y ya Bill va de camino a abrir la entrada principal). Lo ápero es que Bill va conduciendo una camioneta por un camino larguísimo, o sea, que en Australia hay tanto espacio que para ir a abrir la puerta de la casa se necesita ir montao.

Se ve un hidroavión amarizando (no se dice aterrizando en este caso, porque no toca tierra, sino mar) y alguien que va nadando hacia la nave. El piloto dice “You’re taxi’s waiting” (tu taxi te espera).

A continuación sale un mozo que nos invita diciendo “And dinner’s about to be served” (y la cena ya está para ser servida). En el fondo de su escena se aprecia el Uluru, conocido también como Ayer’s Rock (el monolito más grande del mundo) mientras anochece.

Y nos trasladamos al Puerto de Sidney, frente al Teatro de la Ópera, donde tres lindas australianas sonríen y una se anima y nos dice “We turned on the lights” (encendimos las luces).

Danzas autóctonas de tribus casi prehistóricas mientras una aborigen dice “And we’ve been rehearsing for over 40,000 years” (y hemos estado ensayando por más de 40,000 años).

Y el anuncio regresa a la chica del bikini que nos pregunta simplemente “So where the bloody hell are you?”.

Díganme ustedes, ¿no es una manera ingeniosa de vender a un país? ¿Qué se conoce de Australia en estos lados del mundo? Que es un país extenso donde hay muchos canguros, los tiburones se comen a los bañistas y ya. Fuera de esas cosas, no se sabe mucho de Australia, pero con este anuncio uno se queda pensando en la cantidad de cosas que pueden aparecer en la Isla Continente.

Definitivamente me gustó. Me encanta la publicidad que dice sin decir, que vence lo tradicional y convence con lo ingenioso. Ojalá la Secretaría de Turismo nuestra hiciera cosas semejantes, aunque los vídeos que vi en el Festival Musical Europeo Latinoamericano son excelentes. Veré si los consigo para ponerlos acá luego.

🙂

1 Comment Where in the Bloody Hell are you?

  1. Anny

    Muy chulo el anuncio Darío. Peeero.. ese deseo tuyo de que la SET.. bueh.. vamo’a ver!! (carita de insertidumbre e irónica)

    Abrazos!

    Reply

Comenta, sin vergüenza