Tele-historias de horror

Los puritanos modernos serían incapaces de hacerlo. Los moderados seguramente lo hacen más de lo que se atreven a confesarlo. Los liberales no sólo lo hacen sin inhibiciones, sino que además dejan que los demás lo sepan de manera natural. Las tele-historias de horror del cuarto de baño incluyen esas conversaciones recibidas o hasta realizadas desde el Trono de la Humanidad.

Con el advenimiento en los años setenta de los teléfonos inalámbricos la magia de la telefonía, que ya se había masificado a nivel residencial tanto como a nivel empresarial, tomó un giro de movilidad altamente conveniente. Fue en esos años probablemente que algún descuidado parlante provocó muecas de desagrado en su interlocutor al activar de manera natural la palanquita del inodoro donde había estado “dándole al cuerpo” a lo largo de la conversación.

Después de ese primer caso, las cosas quizás no han cambiado demasiado.

Hoy día, en donde además de teléfonos inalámbricos la densidad de teléfonos móviles celulares va en exponencial aumento, las cosas son probablemente tan dramáticas que no deberíamos sonrojarnos.

¡Y sin embargo, escasean los números!

Leí hace poco que cerca del 33% de los británicos hace y recibe llamadas mientras están desnudos, y me enteré que alrededor del 38% de los gringos no ve con desagrado comunicarse mientras están en la más íntima de las posiciones personales: alimentando a la gran taza de cerámica.

Y eso es todo. Salvo esos dos estudios, parece que estamos huérfanos de apoyo estadístico. ¿Por qué? Seguramente porque aún somos una sociedad altamente hipócrita y pseudo-puritana. “¿Estás loco? ¡Yo jamás hablaría desde el baño!”, “¡Ni pensarlo, eso es desagradable!”.

¿Alguna vez entraste a un baño público y escuchaste a alguien que hablaba con otro alguien desde el trono? ¿Cómo te sentiste?

Y yéndonos a lo personal, los que somos casi psicóticos con la dependencia del teléfono celular lo llevamos a todas partes, incluso el baño. ¿Qué hacer si suena mientras uno está imitando a Doodie? Puede ser una llamada de negocios importante… o quizás la llamada de esa persona especial por la que suspiramos… El caller-id ayuda a determinar quién llama y quizás dejar timbrar el aparato y devolver la llamada en otro ambiente menos “cargado”, sin embargo, yo personalmente dudo mucho que esto sea el proceder de todo el mundo. ¿Cómo te manejarías tú?

¿Y qué pasa si mientras estás luchando por expulsar un Alien de tu interior recuerdas que debiste hacer una llamada muy importante? ¿Terminas el combate o le pides permiso a tu casi hijo y realizas la llamada en medio del parto?

¿Alguna vez has escuchado a tu interlocutor con un sospechoso eco? ¿O quizás hablando muy bajito? ¿Quizás lo has notado como si se esforzara demasiado? ¿Desconcentrado? ¿Ansioso? ¿Aterrado? ¡Quizás estaba cagando y no te lo había dicho! ¿Qué harías si tus sospechas son muy fuertes?

¿Recibirías –o peor, harías– una llamada mientras estás “despidiendo a unos amigos del interior”?

¿Cuáles son las tele-historias de horror que conoces?

8 Comments Tele-historias de horror

  1. LaColorá

    La verdad es que eres ocurrente!! Aunque…. yo me declaro culpable Señor Magistrado. Si, admito haber caido en ese tipo de atentados a la moral telefonica. Ahora bien, sabes otra cosa? ¡¡Que dificil es orinar y hablar por telefono tratando de que no se escuche cuando esa aguita amarilla cae en la gran taza blanca!!… Hay que dejar que caiga por chorritos chiquititos y tratar de tener una punteria de arquero para que en lugar de caer directo en el liquido previamente contenido caiga en el area de la ceramica sin hacer ruidos. Ufffff, a veces hay que poner el tel. en mute y decir: “espera, me esta entrando otra llamada”.

    Reply
  2. ~*~* Roxx ~*~*~

    lol…. dizque expulsando un alien del interior !!! tu estas pasao’ !

    Bueno… tambien existen el voicemail… so.. cuando esto en algo intimo.. sea lo que sea… se apaga el cel.. o se pone en vibrador para que no moleste. !! 😉

    Reply
  3. Anonymous

    jijijij!!! qué bendita risa, mi madre, no puedo con tus ocurrencias!!!!

    hum! lo voy a tener muy “pendiente”….

    SARAH

    Reply
  4. Marielle

    LOL que risaaaa lacolora, e verda!!! Que pique cuando quiero hacer pipi y no quiero que suene!!! Peor aun, cuando le quiero dar al inodoro y ese sonido es mayor!!!!! jajajajajajaja a mi no me gusta no…pero a veces hay que hacerlo!

    Reply
  5. El Pequeño

    Bueno, yo si que no tengo problemas con eso, si termine, no lo pienso mucho para darle a la palanca!!!

    Pero generalmente, si puedo dejar el cel botao en lo que “despido unos amigos del interior”, mejor todavia. Si sono, amen!!!

    Reply

Comenta, sin vergüenza