El Origami de Microsoft: Muerto antes de nacer

Para mí, que soy un seguidor de las innovaciones estéticas y funcionales de Apple desde hace una buena cantidad de años (aunque lamentablemente nunca he podido ser un comprador de casi nada con la manzanita de Steve Jobs), me sorprendo continuamente ante la capacidad de reinventarse de Apple. Más aún, creo que ese maravilloso poder de crear expectativas sanas se ve aún más engrandecido ante las torpezas de sus rivales.

Apple camina prácticamente sola en la pasarela de productos sexys, hardware y software que llama la atención, que combina en un equilibrio casi místico la sencillez y la funcionalidad. Categoría tras categoría, en todas partes donde hay algo con la manzanita, se distingue. Hay un culto muy justificado por Apple, a nivel que alguna que otra vez me ha invadido el deseo de tener algún gadget de Apple sólo por el echavainismo del dominicano. Y es que sencillamente, tener algo de Apple da un caché que no se alcanza con ningún producto de ningún otro fabricante.

No es sorpresa que haya tantos Macófilos, dispuestos a defender a una empresa y su filosofía con una vehemencia que sólo se ve en religiones de medio oriente y en nuestra pelota invernal. Apple se da a querer, y recompensa a sus adeptos con oleadas de buenas sensaciones.

¿Y qué tiene que ver toda esta perorata con el Proyecto Origami de Microsoft? Mucho, aunque quizás no les sea evidente a algunos.

Microsoft tiene ya meses intentando crear “buzz word” sobre su producto nuevo, el Origami, y apenas ha conseguido crear hordas de desinformación y burlas ácidas. ¿Qué es Origami? Hoy todavía nadie lo sabe.

CNet.com tuvo acceso a algunas unidades de prototipo del aparato nuevo, y han publicado algunas fotos en este enlace. Ver las fotografías es un acto de tragicomedia. Es increíble que una empresa como Microsoft, capaz de pagarle la deuda externa a toda la América Hispanoparlante, sea incapaz de diseñar un aparato que sea funcional. ¿Qué es Origami, en fin? A ver…


Es más grande que cualquier PDA.
La batería dura apenas unas tres horas.
Pesa alrededor de dos libras.
No cabe en ningún bolsillo de la camisa.
No es suficientemente poderosa para sustituir una notebook.
Costará entre 500 y 1000 dólares (aparentemente más cerca de 1000 que de 500).
No es suficientemente ágil para olvidarse del Gameboy o del PSP.
Probablemente no tendrá tanto almacenamiento como los mejores modelos de iPod.
No sustituye al teléfono móvil.

…entonces, ¿para qué demonios sirve eso? Creo que sólo puede ser útil como porta-retratos, o para que nuestros hijos tengan una nueva pantalla con cristal líquido para destruir.

¿Es que Microsoft no puede por una ocasión ser humilde y pedirle a Apple que les diseñe un producto, ya que es obvio que ellos NO saben de eso?

Origami debutará este jueves en la conferencia CeBIT en Alemania. Sin dudas, causará comentarios. Apuesto que la mayoría serán de pésame y de condolencias. Microsoft ha pasado más de un año diseñando algo que no tiene funcionalidad. Un muerto antes de nacer.

2 Comments El Origami de Microsoft: Muerto antes de nacer

  1. Mariposshita

    Unun no guta a mí no, y el término origami, cuando lo vi, pense que habían creado algo para hacer figuras 😛

    Reply
  2. El Pequeño

    Ok, al fin y al cabo, que se supone que va a hacer la jociqueta esa???

    Y va a costar mas que un iPod???

    Nahhhhhhh!!! Se guayaron conmigo!!!

    Reply

Comenta, sin vergüenza