Un Festival de luces y sombras

Mis impresiones rápidas sobre el Festival Musical Europeo Latinoamericano:

1. Tuvo una muy pobre promoción. Sé de amigos y amigas que calificarían como público meta de la música de las figuras centrales, que no se enteró de la existencia del FMEL. El despliegue de notas periodísticas se hizo bastante tarde y tímidamente, y no me parece que hubo apoyo publicitario en radio y TV.

2. A pesar de esto, encontré que hubo una asistencia bastante respetable, por supuesto, nada comparable con conciertos previos en esa localidad, como Alejandro Sanz. Calculo que en su punto álgido, deberían haber presentes unas 3mil personas.

3. La maestría de ceremonias estuvo a cargo de Ivonne Beras Goico y Miguel Ortega. Una pareja muy dispareja, que además de notarse perdidos y poco empáticos uno con otro, jamás lograron acercarse al público presente. Su participación simplemente fue innecesaria, el FMEL habría sido igual de bueno o malo sin su ayuda. De todas maneras, Ivonne se ve muy bien con su corte de pelo, y Miguel refleja en su rostro los efectos positivos del buen papeo.

4. Las palabras de bienvenida (grabadas) estuvieron a cargo del Secretario de Estado de Turismo, Félix Jiménez, del Secretario de Estado de Cultura, José Rafael Lantigua, y la Presidenta de la Asociación de Hoteles, que no recuerdo el nombre. Las palabras de Felucho fueron excelentes, incluyendo su saludo a Filipa Páis e Iván Lins en un diáfano portugués. José Rafael Lantigua estuvo muy bien también. La de la Asociación de Hoteles, en cambio, sobraba totalmente.

5. El opening estuvo a cargo del Ballet Folklórico Nacional que dirige Doña Josefina Miniño, y logró concitar la atención del público con un potpurrí de merengues muy bien orquestados. Sin duda alguna, la participación del Ballet Folklórico fue un éxito de principio a fin.

6. Cerca de donde estaba, un parroquiano con pinta totalmente ajena a la categoría del evento, empezó a bailar de manera bastante provocativa y logró desnudarse hasta quedar en pantalones. Un miembro de la seguridad lo invitó a vestirse o ver el espectáculo desde el Río Ozama (sin salvavidas, claro está).

7. Frank Ceara tuvo a su cargo la interpretación de dos merengues que a mi juicio eran inéditos, y sinceramente me encantaron los dos. La coreografía del Ballet (que lo acompañaba como parte del opening) y los movimientos del propio Frank, daban muestra fehaciente de que el merengue dominicano es uno de los ritmos más hermosos del mundo, capaz de poner a bailar hasta a las momias de Egipto (sí, a mí también).

8. Miriam Cruz y Diómedes con su “Grupo Mío” fueron excelentes. Pensaba que participarían por separado, pero todo el tiempo hicieron dúo. Noté que Miriam estaba algo disfónica pues su portentosa y bella voz se escuchaba muy ahogada y débil. Apostaría inclusive que Diómedes tuvo que cantar una buena parte de las intervenciones que le tocaban a Miriam. Pero a pesar de ello, la otrora Chica del Can demostró mucho respeto al exponer su voz de esa manera. Es una mujer muy admirable, y realmente se ve super renovada. Ojalá que logre volver al estrellato. De su parte, Diómedes interpretó adaptaciones de sus merengues y tuvo un muy buen respaldo del público que coreó y bailó sus temas. Es un merenguero que debería tener mejor suerte.

9. Durante varios momentos del evento intervinieron diferentes “diablos”, como los Cojuelos de La Vega y los Lechones de Santiago, así como el Robalagallina eterno interpretado por Raudy Torres (que verdaderamente debería dedicarse a vestirse de Raudy a veces y seguir siendo el Robalagallina la mayor parte del tiempo). Los diablos de La Vega y Santiago hicieron coro y chercha todo el tiempo, y se comportaron de una forma ejemplar. Me encantó su colorido.

10. La participación de Filipa Páis fue desafortunada. Creo totalmente que debió ser mejor asesorada para incluir en su repertorio canciones más movidas y quizás conocidas para nosotros. Es una tremenda artista, me encantó conocerla y exponerme a su música, pero sinceramente estuvo perdida casi todo el tiempo. El público, sin embargo, la respaldó con tímidos aplausos. Su error, a mi juicio, es que interpretó los temas al revés. Empezó con dos canciones muy lentas (después de que Diómedes y Miriam dejaran la pista encendida). Siguió con una canción con ritmo africano que le dio buenos aplausos. Luego regresó a cantar dos baladas lentas y el público se empezó a impacientar y a bromear. Muchos conversaban sin pudor como si en escena estuviera una simple desconocida. Oh, bueno, es que eso era lo que pasaba. Dudo mucho que siquiera el 5% de los presentes supiera quién era ella. Otro error de los organizadores, pues la pobre artista pareció un relleno simple y llano. No obstante a estos baches, Filipa sí gustó y sí logró sacar aplausos sinceros, sobre todo al final, con su interpretación de Teco-teco, canción que tiene un pegajoso ritmo y una letra muy sencilla. Al cerrar, agradeció a Manuel Tejada, quien hizo un trabajo impecable con la orquestación, y se despidió interpretando lo que considero que debió ser su carta de presentación: Burbujas de Amor, con un pedacito en portugués. Filipa Páis me pareció una artista muy íntima, merecedora de una tarima más cálida y selecta. Enfrentó un público agreste y desconocido, pero dejó una magnífica impresión en mí.

11. Un cuarteto vocal desconocido por mí, creo que se hacen llamar Tesaté, subió a escena e interpretó un par de canciones. Siempre me ha gustado la musicalización sin instrumentos estilo Boyz-II-Men y ellos lograron un buen aplauso cuando sorprendieron vocalizando Las Avispas de Juan Luis Guerra con muy buen tino. Deberíamos escuchar más de ellos.

12. Luego de una espera demasiado larga, tuvimos la oportunidad de disfrutar de un Ivan Lins al cual ya se le reflejan los años aunque sigue siendo el mismo muchacho de siempre. Fue cálido y personal, pero tuvo el mismo problema que Filipa: La barrera del idioma no se rompió, y la gente, más que disfrutar las letras de sus canciones, tarareaba las melodías si las conocía. Su mejor punto fue cuando adaptó una de sus canciones para mencionar diferentes pueblos y méritos de nuestro país coreando “es la patria dominicana” con cada línea. “Samaná, Barahona… Es la Patria Dominicana/ Puerto Plata, San Pedro… Es la Patria Dominicana/ Bachata y merengue… Es la Patria Dominicana” y concluyó con un “Gente alegre, gente con ganas, es la Patria Dominicana”. Supo conectar con nosotros en ese tema.

13. Creo que el Primer Festival Musical Europeo-Latinoamericano, que según Felucho se celebrará cada mes de Febrero, es una iniciativa muy buena. Sin embargo, pienso que debe tener mucho mejor promoción y no caer en el gazapo de traer dos artistas de lengua extranjera, pues eso desconectó a todo el público.

14. ¡¡¡Qué mardito frío hacía anoche, carajo!!!

3 Comments Un Festival de luces y sombras

  1. Marielle

    Y yo no me entere…..:( QUe pique. Eso estuvo falto de promocion porque yo lo supe por el mensaje en el cel que me dejaste. Que pena…..

    Reply
  2. Alexei Tellerias

    Yo me enteré gracias al chin de promoción y gracias a par de “promos” que le dieron en algunas emisoras y en un taller de carnaval al que fui (Eso es materia de un post… lo sé). La vaina es que pude haber ido pero preferí ir al festival internacional de cine santo domingo 2006 (otro evento interesantísimo al cual no le han dado la suficiente promoción).

    Anyway, el grupo que mencionas se llama Test-A-T y es algo así como “testimonio a tres voces”, pero no me termino de acordar. Ellos estuvieron en el Casandra del 2003 o 2004 en medio de un homenaje a Cuco Valoy.

    Reply
  3. Darío Martínez

    Una pena, Doctora… yo juraba que tú ibas a estar allá. Creo que te habría encantado todo.

    Phoenix, pero ellos son un cuarteto de voces, cómo entonces son Testimonio a TRES voces?

    De todas maneras, me agradaron. Son como Vocal Sampling, y eso de Las Avispas me dejó muy sorprendido.

    Reply

Comenta, sin vergüenza