La bandera eterna

27 de Febrero de 1844.
La Trinitaria.
La Puerta de la Misericordia.
Matías Ramón Mella.
Un grito independiente.
Un trabuco que tronó
con eco sempiterno.
Y una bandera heróica,
que nacía a la eternidad.
¡Felicidades, Dominicanos!

Comenta, sin vergüenza