Lucía

Pesó 8.5 libras, midió al nacer 51 centímetros. Nació llena de cabello, nada raro si recuerdo que su padre no necesita almohada para dormir. El pasado jueves 17 mi hermano José Ramón (mejor conocido en todo el mundo como “Monón”) y su esposa Estivalia, iniciaron su toma de docencia en la materia más larga y gratificante de la vida, la de ser padres.

Lucía llegó, y con ella llegó la primera vez que realmente me siento tío de alguien. Es cierto que tengo muchos sobrinos y muchas sobrinas a todos los cuales quiero muchísimo (sobre todo a Amanda Marie y Karla, que son las que tengo más cercanas), pero resulta que con Lucía el asunto es distinto. Es hija de mi hermano, hija de mi único hermano de padre y madre, y eso me hace sentir especialmente contento.

Otra niña, y sé que mi madre, ahora como bi-abuela, está eufórica, pues ella quedó con las ganas de ser madre de una hija, y ahora es abuela de dos nietas que apuesto peso a cabo’e túbano que le harán pasar muchos gratos momentos.

Vielka y Lucía… hasta suena bonita la dupla para un CD de bachatas… ja!

Comenta, sin vergüenza